Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 A BC DEPORTES JUEVES 13- 12- 90 4- 1: Pisotón intencionado del Re Primer título de la temporada para el Real Madrid. Primer título de Alfredo Di Stéfano como entrenador del equipo blanco. Pisotón intencionado del Real Madrid al orgullo del Barcelona. Sin embargo, por feliz paradoja, tal pisotón no fue un acto violento ni una agresión La única violencia (psicológica) la ejerció él altivo entrenador del Barcelona, El Real Madrid, pese a las apariencias de mejoría, se nos antojaba enfermo. Y resulta que lo que estaba incubando era una glucemia (presencia de azuzar en la sangre) de tipo balompédico. Dulce y sanguíneo, simultáneamente, fue este Real Madrid: glotón e impulsivo, alternativamente tentado por el arrojo y la gollería. Goicoechea le recetó al convaleciente un poco de ricino, y este aceite purgante desencadenó un formidable proceso de purificación en el doliente equipo blanco, que, incorporado un minuto después con el 1- 1, ofreció a continuación, para celebrar su restablecimiento, un festín rematado con postre de almíbar, servido por el fino restaurador Aragón, a quien, sin duda, hay que incluir desde hoy en la nueva cocina blanca Aragón no estaba jugando este partido con especial brillantez, aunque poco antes de su gol le había hecho a Hugo Sánchez, para el 3- 1, un antológico donativo. En determinados trances, Aragón no. parecía imbuido del espíritu de sutileza y torbellino que su equipo impuso al Barcelona. Pero, a despecho de Johan Cruyff, contra su propio equipo; y la única agresividad (malsana) fue obra de Amor, jugador que suele revolverse a menudo contra su apellido con una viciosa alevosía- impropia de su juventud- aplicada a las piernas de los rivales. Partido fetén del Madrid y gol de Aragón, en larga parábola deslumbrante, que hizo rebosar la Supercopa. desde Zaragoza a Huesca pasando por Teruel; la singular lucidez en la concepción de todas las opciones para el idóneo desarrollo del juego; la complacencia en el amago útil; el poder ambidextro para los trepidantes disparos o los pases precisos; y, sobre todo, la debida altanería, esa innata predisposición a domar el balón y otear sus posibles trayectorias con la cabeza erguida y el ojo avizor. Hay en los movimientos y cadencias de Aragón una estela de los que tenía hace unos años Martín Vázquez. Le faltan todavía unas dosis de rapidez, agresividad, determinación y madurez física. Pero este gol puede valer para acelerar la conquista de esos dones incompletos. En el lugar desde donde chutó- cruce de todas las calles del campo- a Santiago Aragón habría que dedicarle una glorieta. El Barcelona fue mejor que el Real Madrid en los primeros veinte minutos. El gol de Goicoechea- engaño azulgrana y desatención de Buyo- fue lógico premio. Pero inmediatamente después el Barcelona pagó por primera vez sus desajustes defensivos y se produjo, como AWK 3 CW Ficha técnica Real Madrid: Buyo, Chendo, Sanchis, Hierro, Solana, Míchel, Maqueda, Aragón, Villarroya, Butragueño (Aldana, m. 76) y Hugo Sánchez (Losada, m. 76) Barcelona: Zubizarreta, Alex, Serna, Herrera; Goicoechea, Eusebio, Soler, Amor, Julio Salinas, Beguiristáin (Carreras, m. 46) y Laudrup (López Recarte, m 72) Arbitro: Urío Velázquez. Debió expulsar a Alex (m. 15) en vez de enseñarle tarjeta amarilla, por agarrón persistente y derribo a Butragueño cuando éste corría sin otro obstáculo hacia Zubizarreta. Debió expulsar- tuvo tres ocasiones para ello- a Amor por doble amonestación. Tarjeta amarilla a Alex, Hierro, Herrera, Amor y Solana. Goles: 0- 1, m. 21: Goicoechea, en libre directo. 1- 1, m. 22: Butragueño, tras un rebote. 2: 1, m. 45: Butragueño, de cabeza, en jugada SancnísMíchel. 3- 1, m. 56: Hugo Sánchez, a pase de Aragón. 4- 1, m. 70: Aragón, desde el círculo central, sorprende a Zubizarreta. esas desconexiones, latía en todas sus acciones, en todos sus gestos, el germen de una clarividencia excepcional: el balón siempre amparado entre los pies; ese efecto aragonés capaz de enviar una pelota un eco fulgurante del 0- 1, el 1- 1. Desde entonces, el Real Madrid hizo un fútbol pleno de personalidad, precisión y belleza que arrolló al Barcelona. Durante todo el partido, los factores primordiales del mando blanco fueron éstos: unos mareajes implacables (Solana a Julio Salinas, Chendo a Laudrup y Carreras, Sanchis a Beguiristáin y Laudrup, con relevos perfectos en los momentos pertinentes; una presión constante, con derroche agónico de Villarroya y Maqueda, en el centro del campo, para romper en su origen el despliegue azulgrana; una alegría supre- Vest Aragón: No me creo este gol y no se Junto al círculo central un chaval gira, mira, lanza con su técnica innata... el balón vuela fino, lo suficiente para superar la altura de Zubizarreta y penetrar por la escuadra derecha del portal del guardameta azulgrana. Es un gol dé bandera, que pasará a la historia. Míchel corre a por su autor y lo levanta como si de Manolete se tratara. Este Manolete es malagueño, nació el 3 de abril de 1968 (22 años) está soltero, mide 1,78, pesa 72 kilos de oro puro futbolístico, es hijo del ex futbolista malacitano Santiago Aragón y se llama Santiago Aragón Martínez, una estrella prometida del fútbol que por fin ha roto el cascarón. Santi Aragón reconoce que la llegada de Alfredo Di Stéfano ha sido para él la llegada a la tierra prometida: El místér está demostrando que confía mucho en los jóvenes y la verdad es que estoy jugando más de lo que esperaba para ser mi primera temporada en el Real Madrid El golazo que le ha marcado a Zubizarreta desde cuarenta metros va a ser su pasaporte para entrar en la constelación de las estrellas. Cuando ha constatado que el tanto no era un sueño, ha clavado sus botas en el suelo y ha levantado los brazos como Pirri realizaba hace cuatro lustros. Su postura se ha visto destrozada por un tren arrollador en forma de Míchel: Míchel me ha levantado en volandas. Después ha llegado el resto de mis compañeros. La alegría era inmensa Una alegría que acabó en una pina de jugadores aplastados unos encima de otros. Santi Aragón no ha asimilado todavía el tanto: No me creo este gol, como no me creo todavía esta victoria, esta goleada Hablamos de lo primero que ha sentido cuando ha visto que su soñado disparo se hacía gol en la realidad: No he pensado en nada. Tengo que decir que sigo teniendo las mismas cosas en la cabeza, que no se me han subido los pájaros a ella Es un disparo soñado porque Míchel, su mejor apoyo en el equipo, ha descubierto el secreto: Santi se entrena mucho realizando tiros como el del golazo que ha marcado Aragón no quiere centrar la es- Butragueño anotó de un espléndido cabezazo el segundo gol del equipo blanco ante la presencia de Zubizarreta y Herrera