Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 5- 12- 90 CULTURA ABC. Pág. 47 El pintor y arquitecto Juan Navarro Baldeweg obtiene el premio Nacional de Artes Plásticas Pinto como arquitecto y me preocupa crear estructuras de estructuras Madrid. Pablo Jiménez El pintor y arquitecto santanderino Juan Navarro Baldeweg obtuvo ayer el premio Nacional de Artes que anualmente concede el Ministerio de Cultura. El Jurado que falló este galardón, cuya Estoy muy contento por el premio- manifestó a ABC el artista, nada más saberse la noticia- y me imagino que, en mi caso, se ha concedido a una labor continuada de muchos años y probada por una insistencia vocacional. Nacido en Santander en 1939, Navarro Baldeweg es un artista que no se confina en una sola disciplina: practica simultáneamente la pintura, la escultura, la arquitectura, el urbanismo y dibuja todo un entramado de sutiles correspondencias. dotación económica asciende a cinco millones de pesetas, estuvo presidido por el director general de Bellas Artes, Jaime Brihuega, y compuesto por Luis Gordillo, Ángel González, Margit Rowell, Ignacio Sola Morales y Vicente Fodolí. para que pueda ver, al mismo tiempo y con la misma intensidad, el objeto y lo que lo rodea. Mirar es una acción muy compleja, y el espectador siempre crea una persepectiva que es falsa y que es la suya, pero que le puede llevar a cierta ensoñación, a cierta placidez, a lo que llamo la pintura como siesta. La situación del mercado del arte y su influencia en los pintores se presta a matices, según Navarro Baldeweg. El mercado añade muchos problemas al arte, aunque también simplifique Juan Navarro Baldeweg muchos otros. El problema es cesita mucho estudio. Cézanne, que, de su mano, siempre vieestudio tras estudio, consigue nen otros elementos que no son una obra que trasciende a la arte. Ahora mismo, como decía propia pintura. Pintar supone una el otro día Tapies, afortunadaexperiencia larga, y a través de mente hay muchas artes en la esa experiencia he venido hapintura y muchas maneras de ciendo, salvadas las distancias, pintar, aunque yo no me atrevealgo parecido: un estudio sobre ría, como él, a fijar categorías. estudios precedentes. Aparte del Hay una pintura mucho más tema, que, como ya he indicado próxima a los ciclos del mercaantes, es el de crear una estruc- do, y otras capaces de imponer tura de estructuras del espacio y al propio mercado un ciclo mude su representación, uno de los cho más amplio. Todo esto en la problemas eternos de la pintura, música está mucho más claro, nunca del todo resuelto, asimis- cuando distinguimos entre una mo busco en mi obra una cierta música de consumo y una músinaturalidad. ca más problemática. En la pinMe gusta mucho la idea- pro- tura no tiene por qué ser distinto. sigue- de espejismo dentro del Aunque la pintura tiene la ventacuadro, cuando todo el aire em- ja de ser mucho más eficaz por pieza a vibrar, cuando consigues su inmediatez y por conseguir que el espectador mire sin mirar, grandes efectos desde cosas peactivando la visión periférica queñas. Tres décadas en la escena artística Más de treinta años lleva presente Navarro Baldeweg en la escena artística. En 1960, cuando todavía era estudiante de arquitectura, celebró su primera individual en la desaparecida librería- galería Fernando Fe de la Puerta del Sol. Cinco años después, Edurne presentaba la siguiente fase de su evolución: unas pinturas y collages encuadrables en un estilo apenas practicado entonces entre nosotros, la abstracción post- painterly Tras una decisiva estancia en el Londres cinético, vino el salto de Navarro Baldeweg a los Estados Unidos, donde trabajó en el Massachussetts Institute of Technology. A partir de 1976, varias exposiciones marcaron su retorno a nuestra escena. Fueron especialmente importantes las que celebró aquel año en la sala Vincon, de Barcelona, y en la galería Buades, de Madrid. Tras una nueva exposición en Buades, celebrada en 1978 y que permitió revisitar sus pinturas y collages de mediados de los sesenta, Navarro Baldeweg regresó al campo de la pintura. Ya a lo largo de la década dé los ochenta, la pintura de Navarro Baldeweg ha ido ganando en complejidad, en poesía. Trabajando siempre a partir de la idea de serie, de variación sobre un reducido número de temas, el pintor ha realizado numerosos cuadros sobre La casa inspirándose en una que habita en verano y que se eleva a orillas del Mediterráneo. Son las que pinta estancias habitadas, ámbitos luminosos y coloreados en los que dispone ventanas, puertas, sombras, esculturas, plantas, animales, figuras infantiles que juegan y su propio autorretrato ante el caballete... También ha pintado casas romanas, academias, Narcisos simétricos, Dánaes, paisajes, tormentas, pequeños teatros, baños turcos, fumadores, lectores de periódicos, esculturas clásicas. Matisse es una referencia clave en esta etapa. En 1986, una retrospectiva en el Museo Español de Arte Contemporáneo, montada por el propio artista, permitió contemplar su pintura de los ochenta en todo su esplendor y apreciar la sutileza del sistema de trabajo que la fundamenta. Su más reciente exposición data de junio pasado, en la que Navarro vuelve al motivo de la casa e introduce nuevos paisajes, con lluvias y luces, y una amplia serie de Árboles algunos de los cuales tejen la trama de unos bosques de estirpe cubista. B Juan Manuel BONET El arte más eficaz Trabajo la pintura como arquitecto, aunque últimamente se están extremando y diferenciando las posiciones explica Navarro Baldeweg, quien en las tres últimas décadas ha mostrado sus obras en unas treinta exposiciones. La actividad artista ca- prosigue- está muy vinculada a lo físico. No sólo por los temas clásicos de la pintura, como son la luz, la representación, el espacio, sino también por su manipulación, por la forma en cómo se manifiesta la mano del artista. En lo físico se hallan los temas de mi pintura, y en sus manifestaciones aparentes se desarrolla mi preocupación por la estructura y por la relación de estructuras. A mí me parece mucho más importante que la mera figuración Para Juan Navarro Baldeweg, la relación entre pintura y arquitectura es muy natural: se trata del mismo trabajo en medios físicos distintos aunque desde una actitud parecida. Las artes se decantan siempre por su eficacia, y la pintura es una de las artes más eficaces por su inmediatez y por su elementalidad. Esa es una de sus maravillas. Por lo demás, mi obra no deja de ser un teatro de objetos físicos que unas veces involucra objetos visuales y otras veces espacios mayores: el paisaje, por ejemplo. Yo lo que hago es manipular este artefacto desde mi preocupación por las dimensiones y por las variables que permiten su percepción ¿Por qué cree que la suya es una de las obras más respetadas por los otros pintores? -Creo que se debe a que a mí me preocupa Ja pintura en sí misma. Aunque pintar sea un acto inmediato, no es fácil, y ne- LOS MIÉRCOLES, ANTOLOGÍA DE COLMISTAS Hoy, Jaime de Armiñán. Cito: Como todos los toreros castellanos, tuvo un estilo recio y seco, aunque ayuno de arte o gracia sevillana, y como era pequeño- recuérdese la trayectoria profesional de Minuto o del gran Chicuelo- realzaba las suertes merced a sus escasos centímetros, en peligroso contraste con la alzada de las reses. No llegó a tomar la alternativa, porque amaneció un funesto 21 de junio de 1882. El último becerro tenía casta y combatía con malísimas intenciones. Pensó entonces que en el ruedo se requería su colaboración y, sólo con ánimo de ayudar a sus compañeros, se lanzó a la arena. Por desgracia, la intervención del espontáneo no cayó bien al Galápagos, que tras un pase de muleta lo atravesó con la espada. Un amigo del herido- e l jefe de areneros Pepe Chinchilla- lo tomó en sus brazos, sin dificultad alguna, porque bien poco pesaba el infeliz, y corrió a la enfermería. Meses después, su cabeza fue disecada y expuesta en el escaparate de una taberna de la calle de Alcalá, próxima a la plaza de toros. El diestro que falleció en tan terribles circunstancias era un perro, pero este detalle no añade nada a su fama. Su nombre fue Perro Paco. Julio CERÓN