Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 A B C CULTURA MARTES 4- 12- 90 Breves Premios: Rey Juan Carlos I El español José Antonio Mesa Tore, con su obra El amigo imaginario presentada bajo el seudónimo Jorge No sea ha obtenido el VIII premio internacional de poesía Rey Juan Carlos I, que organiza el Ayuntamiento de Málaga. FIES José Manuel Pérez Prendes, catedrático de Historia del Derecho Español y de Historia del Derecho Indiano de la Universidad Complutense, ha recibido el premio FIES sobre La Corona, institución básica en la proyección universal de España Esta distinción está convocada por la Fundación Institucional Española. Sésamo El XXV Premio Sésamo de Novela se falla hoy en Madrid entre sesenta y cuatro obras. Entre las ocho novelas finalistas en la actual edición de este premio, dotado con 400.000 pesetas, destacan Amores Trata Rodrigo de José María Cereceda, El ataúd blanco de Ernesto Baraibar, y La carrera, de Teresa Armijo. Ana María Matute Pilar Castro- Villalba, con su relato La dolida ha sido la ganadora del III Premio Ana María Matute de Narrativa de Mujeres, convocado por Ediciones Torremozas. El accésit correspondió a La casa de la Rotea de María Tecla Pórtela. Uniao Latina El premio de Pintura Portuguesa Uniao Latina, dotado con un millón de escudos, ha recaído en el pintor Pedro Calapez, uno de los nombres más significativos del arte joven de Portugal. Ciudad de Badajoz Román García, con la obra Paisaje Interior ganó la XIV edición del Premio de Poesía Ciudad de Badajoz dotado con 500.000 pesetas, según informa nuestra corresponsal Gloria Villares. Prudenci Bertrana El valenciano José Lozano, con la obra Ofidi ha sido galardonado con el premio Prudenci Bertrana de novela en lengua catalana, dotado con dos millones de pesetas. Nuevo libro de Eco. Un ensayo de el escritor italiano Umberto Eco I limiti dell interpretazione en el que analiza la relación entre el lector y el texto leído, aparecerá la próxima semana en Italia. Subvenciones a la traducción. La Generalidad promocionará la literatura catalana traducida al castellano, por lo que ha decidido subvencionar a las empresas editoriales que realicen traducciones a la lengua castellana de obras en catalán. Los sutiles velos del mundo de Vuillard se levantan por primera vez en Barcelona Ciento veinte piezas componen la exposición del pintor francés Barcelona Elena Hevia Sensible creador de ambientes sutiles, el pintor Edouard Vuillard es una figura clave para comprender la Francia de finales del siglo XIX, no ya desde la mundanidad de sus impresionantes salones burgueses, sino desde el delicado trasfondo de sus interiores cotidianos. Tras su redescubrimiento francés el pasado otoño en la ciudad de Lyon, una exposición dedicada a su obra se inauguró ayer en la Caixa de Pensions de Barcelona. La principales instituciones museísticas parisinas, como el Museo D Orsay, el Louvre, el Petit Palais, el Museo de Arte Moderno y la Biblioteca Nacional, además de dieciséis museos franceses, cuatro suizos, cinco alemanes y cuatro galerías norteamericanas- sin contar las innumerables colecciones particulares que han cedido sus obras- son los centros de donde proceden las ciento veinte piezas, entre telas, dibujos, grabados y documentos gráficos que componen la exposición Vuillard que ayer abrió sus puertas en el Centro Cultural de la Fundación Caixa de Pensions. Para Guy Cogeval, conservador del museo del Louvre y, junto a Anne Dumas, uno de los comisarios de la exposición, todas las muestras sirven para redescubrir autores, pero en este caso el redescubrimiento resulta mucho más sorpresivo porque arroja una nueva luz sobre Vuillard, considerado aún por sus mayores conocedores como un excelente retratista de la sociedad acomodada de finales del XIX. Es ése precisamente su drama, a pesar de ser un pintor de la burguesía, no fue comprendido por su contemporáneos Nacido en 1868 en Cuiseaux, Borgoña, Vuillard, al igual que sus dos grandes amigos, los pintores Paul Bonnard y Ker- Xavier Roussel, se integró en su juventud en el grupo Nabi (los profetas) y pronto hizo gala de una observación cuidada y precisa, instigadora de una vocación introspectiva que se iría profundizando con los años hasta convertirse en un pintor reservado, equilibrado y discreto, en el retratista sensible pero sin genio tal como lo definió Picasso, uno de sus máximos retractores. Históricamente, siempre se ha representado a Vuillard como un nabi arrepentido, un traidor a la causa del arte moderno, al que ignorará desde 1900- época en la que empieza a alejarse del arte de vanguardia- hasta su muerte. Precisamente por ello- destaca Anne Dumas- siempre se habla de Vuillard como si su obra hubiera sido realizada por dos pintores, bien diferenciados: el de las pequeñas obras nabi, influidas directamente por Gauguin, y el académico. Es precisamente la primera etapa más ignorada la que pretende rescatar la exposición de la Caixa, primera oportunidad barcelonesa de descubrir la obra de este pintor. Mucha gente se sorprenderá cuando descubra las pinturas de juventud de Vuillard, quien supo aprovechar a fondo la lección de Gauguin, sin que su elaboración pueda considerarse copia en ningún momento. Patriarca burgués también resultará bastante sorprendente el trabajo de Vuillard para la escena. El patriarca burgués fue un gran apasionado del teatro para el que realizó gran número de escenografías perdidas en su mayor parte en la actualidad. Pocos conocen la labor de Vuillard en el Teátre de l Oeuvre- comenta Cogeval- verdadera palestra de arte simbolista. Muchas de sus escenas cotidianas encierran tensiones internas que pueden relacionarse con los dramas de Maetterlinck, la evanescente omnipresencias de la muerte. Además como decorador inventó el plano inclinado, un hallazgo que más tarde sería esencial en el concepto de la representación expresionista Para Guy Cogeval, el simbolismo de Vuillard busca el misterio de la luz del día a partir de los gestos más cotidianos. Los suyo es una pintura postimpresionista y por lo tanto busca el significado apoyándose en todo momento en la literatura Cogeval traza una sutil vinculación entre el pintor y la poesía de Mallarmé: Ambos optan por lo inaccesible, por la dificultad críptica y la destrucción del lenguaje; lo que en pintura prodría traducirse como eliminación de la materia pictórica. Nadie como Vuillard ha sabido mostrar mejor la presencia corporal con menos base matérica. En este sentido, Mallarmé y Vuillard se unen en la misma concepción nihilista del arte REGALOS CON MUCHO ARTE. Cuando se acaban las fiestas, los libros permanecen. Hay algo personal en los regalos de Navidad. Clásicos, biografías, novela, arte, cuentos, aventuras. ESPASA CALPE tiene el libro que quiere ieer. Espasa Calpe LEER ES VIVIR,