Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 22- 10- 90 NACIONAL ABC. Pag. 23 Pilotos españoles probaron la Superbomba Aire- Combustible en un país extranjero La devastadora mini H ya es operativa en el Ejército del Aire Barcelona. Fermín Gallego Desarrollada a partir de 1983 totalmente en España, la mini- H -como se refieren a ella en los más altos círculos del Ejército del Aire- ya ha sido incorporada a los arsenales nacionales, después de ser construida en una pequeña seríe. Las pruebas tuvieron lugar con pleno éxito fuera de nuestro país, pero utilizando aviones y tripulaciones españolas. Sus efectos podrían ser decisivos en el resultado de una guerra, según se desprende de un informe estadounidense. La explosión, que sobrepasó las expectativas más optimistas de los técnicos, fue de tal potencia que edificaciones situadas a más de diez kilómetros del punto de impacto se agrietaron EN CIENTOS DE METROS ARRASA TODA LA VEGETACIÓN TRINCHERAS Y EDIFICIOS. BEAC BOMBA EXPLOSIVA AIRE COMBUSTIBLE La Bomba Explosiva AireCombustible (BEAC) pasó ya de la fase de proyecto a la operacional construyéndose en pequeña serie después de los ensayos correspondientes de un modelo reducido, realizadas fuera de España, según fuentes militares que aseguran que esas pruebas fueron un éxito y los efectos logrados sobrepasaron las expectativas más optimistas, ya que la explosión fue tan potente que se agrietaron edificios a más de diez kilómetros del punto cero Para las pruebas se utilizó un modelo reducido de- algunas docenas de kilogramos de peso- -lanzándose por aviones y pilotos españoles, aunque el terreno de ensayo estaba fuera de nuestras fronteras, en un país situado al este y no en un desierto sudamericano como se ha publicado recientemente según estas mismas fuentes. Confusión El motivo por el cual no se hizo uso de ninguno de los polígonos de tiro del Ejército del Aire fue simplemente de seguridad, ya que se temía que los efectos pudieran ser demasiado grandes para pasar desapercibida la prueba real y, en efecto, en ese otro país los efectos se confundieron con algún cataclismo sísmico por las personas que desconocían el asunto Sin. embargo, entre esos efectos y los de las bombas operacionales, que posteriormente fue- ron construidas por Explosivos Alaveses, todavía media una gran diferencia ya que los estándares de éstas suelen pesar desde 225 kilogramos hasta 1.000. Un avión como el EF- 18 puede cargar más de 6.000 kilogramos en total, de bombas de diverso tipo. La prueba más dramática de los efectos de este tipo de armas se vivió, sin pretenderlo, una docena de años atrás en el camping Los Alfaques cuando un camión cisterna repleto precisamente de un derivado del etileno- similar al empleado en las bombas citadas- explotó por accidente, arrasando la zona entera y sin dejar supervivientes, recordaba recientemente un experto. En el caso c i t a d o se asegura, debido a que la explosión fue accidental, el rendimiento explosivo estaba seguramente lejos del óptimo que se puede alcanzar con una bomba, cuya espoleta haga detonar la mezcla con la sincronización suficiente. El escenario para el que la BEAC fue desarrollado es el de un hipotético ataque de represalia en el norte de África, si se produjera una agresión. En tal caso se contempla su uso como elemento de advertencia en una gran similitud de empleo con el de las dos primeras bombas atómicas que en una semana provocaron la rendición del Japón en 1945. Por ello y por el efecto de sobrepresión que produce es por lo que los más altos círculos del Ejército del Aire español se refieren a la bomba BEAC como la mini- H o mini bomba de Hidrógeno. Las noticias que han circulado recientemente acerca de que Irak pudiera haber conseguido hacerse con la tecnología de la potente arma a través de la de- sarrollada en nuestro país, no son ciertas aseguraron las citadas fuentes, ya que el proyecto iraquí se halle relacionado o no con la industria brasileña, como se afirma, es totalmente distinto que el español, que nada tiene que ver con ese país sudamericano y no existen puntos de contacto entre ambos. La española tiene una capacidad destructiva muy superior a todas las existentes Los Estados Unidos fueron el primer país que las hizo estallar en acciones reales en Vietnam, ya que por sus especiales efectos eran capaces de convertir bosque y zonas de tupida vegetación en plataformas de aterrizaje de helicópteros- completamente arrasadas en varios cienr tos de metros cuadrados- algo que ningún otro tipo de arma, incluido el Napalm, era capaz de lograr. Posteriormente, se ha sabido que los llamados en inglés FAE Fuel- Air Explosives han dado lugar a diversos desarrollos, entre ellos los destinados a abrir pasillos seguros en campos de minas, que son detonadas a distancia por la sobrepresión que produce la onda explosiva supersónica. Los Marines estadounidenses emplean ese tipo de explosivos en blindados, en el proyecto CATFAE, desde donde se lanzan mediante catapulta en pequeños recipientes, hacia la zona que se pretende atravesar rápidamente y a salvo de minas enterradas en el suelo. Los presupuestos de Defensa fueron el origen de la filtración del proyecto de bomba BEAC en España, confirmado posteriormente por un documento que circuló entre los grupos parlamentarios. Al parecer, se trata de un desarrollo totalmente nacional, del que inicialmente se responsabilizó a Explosivos Alaveses. Tácticas de combate Un informe técnico producido en 1987 por el grupo de expertos estadounidenses Sepctrum Associates, consultores del Pentágono, mostraba que el empleo de los FAE traspasaba el campo del uso en ingeniería militar para afectar sustancialmente las tácticas de combate en los frentes describiendo cómo municiones de este tipo permitirán reducir fortines ocupados por soldados de Infantería y comparándolos con los proyectiles convencionales de artillería exponía que su eficacia- d e los FAE- es mucho mayor en la mayor parte de su trayectoria mientras que los soldados no sobreviven después de su acción, si no es refugiados en un recinto estanco