Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. Pag. 48 APV. KOg. 40 SOCIEDAD d jyjlHjUIYU SÁBADO 15- 9- 90 Un ingeniero catalán inventa una palmera de poliuretano capaz de provocar lluvias Recoge la humedad nocturna, agua que cede de día a la atmósfera Barcelona. José Clemente Una palmera artificial de poliuretano, ideada por un ingeniero español, intentará cambiar la faz del desierto libio. El gobierno de Gadafi planea plantar cuarenta mil de estas palmeras en Sebha, al sur de Trípoli. El porcentaje de humedad. pasará del cero actual al 60 por 100 en pocas semanas, lo que facilitará la entrada de nubes desde el mar asegura Antonio Ibáñez de Alba. Tal pretensión despierta escepticismo en otros científicos. Él catalán Antonio Ibáñez de Alba, ingeniero industrial, mantiene que su palmera de poliuretano actúa exactamente como un árbol natural, ya que reproduce en un 90 por 100 las fases de evaporización y absorción del agua de la misma manera que lo haría un árbol en el mejor de los suelos, además de ser mucho más resistente a los incendios forestales Eligió como prototipo la palmera por imitar a la Naturaleza, puesto que lo pensó para vivir en un clima desértico y estos árboles son los más resistentes a ias tormentas de arena; se doblan con facilidad y evitan ser quebrados por el viento Libia será el primer país en el que se llevará a cabo una plantación masiva: unas cuarenta mil palmeras surgirán de repente en Sebha, al sur de Trípoli, como parte de un plan que incluye un gran canal para traer a esta zona agua desde el Nilo, una obra cuyo coste se estima próximo a los mil millones de dólares. Esta plantación producirá evaporaciones constantes desde la salida del sol hasta la caída de la noche- afirma Ibáñez de Alba- Eso ya lo he experimentado. El porcentaje de humedad pasará del cero actual al 60 por 100 en pocas semanas, lo que facilitará la entrada de nubes desde el mar al desaparecer la barrera térmica que las impide llegar hasta esas latitudes. La obtención del agua para alimentar la planta, que a su vez debe generarla, no presenta mayor problema. Para provocar la lluvia en el desierto, Ibáñez de Alba aprovechará los cambios térmicos que se registran en estas zonas: En el Sahara se producen cambios de temperatura que oscilan entre los 70 grados diurnos y los 10 grados bajo cero de la noche. Esta condensación da lugar a rocío y escarcha, incluso nieve en algunas ocasiones. Pero esa humedad se desaprovecha: millones de metros cúbicos de agua se pierden cada día en la arena de los 40 millones de kilómetros cuadrados de desierto En busca de esa humedad se internarán las raíces de la palmera. La afirman al suelo tres tubos- guía, taladrados por centenares de agujeros por los que asoma el poliuretano- l a fibra viva de la planta- inyectado a presión para que se expanda en la arena y absorba el agua disponible, que queda acumulada en la parte inferior del tronco. Éste, por medio de una serie de celdas capilares similares a las de los árboles naturales, deja salir la humedad que precisa el ambiente y no más, evitando el derroche del agua almacenada en la base. Por su parte, las hojas, constituidas por espumas fenólicas dispuestas de igual manera que en las palmeras, son capaces de captar el rocío, la nieve y el agua de lluvia, trasladando toda esta humedad al interior del tronco. Las ramas tienen diferentes densidades para que la conducción del líquido se efectúe de forma gradual, manteniendo una humedad constante. Muchos de sus colegas se muestran escépticos ante su invento. La bióloga Pilar Andrés, de la Universidad de Barcelona, experta en regeneración de suelos, opina que un proyecto de ese calibre y con ese tipo de árbol no puede funcionar. Ni siquiera la evaporización producida por una gran extensión acuática en el desierto es capaz por sí misma de generar lluvias, y menos de transformar una zona árida en zona de cultivo. Otra cosa sería que un prototipo semejante se emplease como medida de choque en zonas que están o comienzan a estar afectadas por el fenómeno de la erosión Plan de Renfe para adecuar sus instalaciones a minusválidos Madrid. S. S. E. En abril de Í 989 fue firmado un convenio entre el Real Patronato de Prevención y Atención a Personas con Minusvalía y Renfe, que se comprometió a elaborar una Norma Básica sobre el acondicionamiento del transporte ferroviario a las personas con movilidad reducida. El documento, al que ha tenido acceso ABC, afecta a las obras de nueva planta, así como de reforma, reestructuración o remodelación de las infraestructuras e instalaciones fijas de la red, al material móvil nuevo o que se repare, y a los medios auxiliares que sean precisos. El proyecto recoge aspectos de indudable interés que pasaremos a resumir a continuación. Así, por ejemplo, en los andenes no cubiertos el pavimento será antideslizante, y en los cubiertos, no deslizante. Los pasos entre los mismos se resolverán con puentes o subterráneos y se evitarán los obstáculos aislados. En los vestíbulos, si el suelo fuese de moqueta, habrá de ser de pelo muy corto para no obstaculizar el movimiento de sillas de ruedas, y se controlarán los ruidos de máquinas y vibraciones. Se colocarán placas informativas en lugares clave con caracteres en altorrelieve y Braille. Todas las puertas de cristal llevarán adosadas franjas de colores vivos. Los aseos dispondrán de elementos sanitarios adecuados para minusválidos. En las estaciones donde no se instale ascensor, los desniveles entre plantas de uso público habrán de resolverse con rampas o plataformas montaescaleras. En el documento quedan especificados los tamaños de las rampas y ascensores, así como las velocidades de las escaleras mecánicas y tapices rodantes, intensidad de iluminación y megafonía, etcétera. Dentro de los coches, los com- partimentos para viajeros serán mixtos o específicamente acondicionados para estas personas, con asientos plegables o desmontables, y los aseos estarán también preparados para cubrir sus necesidades. La CODA propone que las encinas de Madrid se protejan por ley Los niños ciegos del hospital de Jaén, integrados en la Once Jaén. Ep La mayoría de los niños prematuros que quedaron ciegos tras su paso por las incubadoras del hospital Ciudad de Jaén han quedado integrados en la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) según ha asegurado el delegado de la institución en esta ciudad, Diego Benítez. Los pequeños están recibiendo un tratamiento de estimulación precoz y es muy probable que se cree próximamente una asociación de padres de niños invidentes para atender a éstos y otros niños con problemas similares. El caso de los bebés ciegos se conoció el pasado año, a causa de la denuncia presentada por sus padres ante el Juzgado. Éstos entienden que existió negligencia médica en el tratamiento que recibieron los pequeños en las incubadoras del hospital. Hace unos meses, la titular del Juzgado número dos de Jaén decidió archivar el caso a instancias del ministerio fiscal, que afirmó no haber encontrado responsabilidad penal alguna en el equipo médico que atendió a los niños. Posteriormente, el caso fue reabierto tras la petición formulada en este sentido por el abogado de los padres, Antonio Aguilar. Madrid. Margarita Díaz La Coordinadora de Defensa Ambiental (CODA) por medio del grupo Aedenat, presentó ayer en rueda de prensa una proposición de ley para defender las zonas de dehesa, bosque y matorral mediterráneo de la Comunidad de Madrid que quedan fuera de los espacios naturales que cuentan ya con algún tipo de protección. El texto ha sido remitido a los grupos políticos de la Asamblea regional, a fin de que a través de ellos llegue aPdebate parlamentario y a hacerse realidad. La ley respeta el planeamiento vigente del suelo; lo que quiere evitar es la posibilidad de futuras recalificaciones. En Madrid hay 30.000 hectáreas de encinar en manos de particulares, cuya conservación hay que garantizar señaló Santiago Martín Barajas, vicepresidente de la CODA. Ese suelo no urbanizable especialmente protegido estaría rodeado de áreas periféricas de seguridad, para mayor garantía. El texto contempla también la protección individual de árboles aislados y establece el plazo de un año para elaborar un catálogo de zonas de protección más estricta por albergar especies amenazadas de fauna. SE NECESITA Sobre 3.000 m 2, en zonas muy comerciales como Gran Vía, Orense, Raimundo Fernández Villaverde, etc. LOCAL EN TRASPASO- VENTA 0 ALQUILER VACIO O EN ACTIVIDAD Escribir al Apdo. de Correos 4049. 28080 Madrid