Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 14- 9- 90 MADRID A B C 45 aeropuerto en la base de Torrejón La pista está consid e r a d a como la más larga de Europa y su orientación elimina el peligro dé los vientos del suroeste puerto es, de entre las instalaciones de transporte público, la más cara, complicada y vulnerable de todas. Sobre todo a la hora de establecer su rentabilidad y, lo que es mucho más importante, sus cotas de seguridad. Un aeródromo en el que estas dos premisas no prevalezcan sobre todo lo demás está condenado al peor de los fracasos ALTERNATIVA BARAJAS- TORREJON NUEVOAEROPUERTO INTERNACIONAL AEREA LÍNEAS DE RENFE FUTURO ENLACE METROPOLITANO AUTOVÍA PISTA DE RODADURA OBRA NUEVA Un disparate El comandante Cid considera que Barajas ha llegado ya al límite de su capacidad y que tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento de la Villa y Corte deben saber de una vez por todas que el aeropuerto de Barajas es el mayor disparate que se puede concebir en obras de este tipo. ¡Pero no ahora. ¡Desde el primer día de su construcción, allá por los cincuenta! Aunque Barajas existiese como campo de aviación desde años antes, fue en los cincuenta cuando se desarrolló el proyecto de construcción de la estructura de las pistas y primeros edificios paras sustituir a unos aeródromos (Cuatro Vientos y Getafe) que habían servido como germen de la primera aviación civil. Las historias, anécdotas y saínetes de aquella construcción podrían llenar varios tomos de la biografía chusca de la capital bre de 1984 una catástrofe con el choque de dos aviones nacionales en la confluencia de las dos pistas con el resultado de la muerte de muchas personas. En segundo lugar, las pistas principales- 0 1 (norte) y 33 (noroeste) -confluyen de manera que se interfieren. No ocurre así en pistas paralelas que puede agilizar el tráfico usando una para despegues y la otra para aterrizajes, como es el caso de los aeropuertos de Nueva York, Londres, París y Francfort, por citar algunos Dejarse las ruedas Pero además las pistas no sólo están cruzadas, sino mal orientadas- insistió el piloto- Los aviones, lógicamente, están muy limitados para sus maniobras de despegue y aterrizaje por la dirección e intensidad del viento. De ahí que las pistas se construyan normalmente en la dirección de los vientos más fuertes. Los vientos en la región de Madrid son efectivamente dominantes del norte o noroeste pero la intensidad es baja. Los vientos verdaderamente fuertes y peligrosos para los aviones proceden del oeste y suroeste, que son vientos continentales racheados. Pues bien, la única pista que se orientaba a esos vientos peligrosos hubo que dejar de utilizarla a finales de los sesenta porqué los aviones se dejaban las ruedas en los altos de Para- Defensa dyo no Madrid. Los deseos de pilotos y controladores de convertir las magníficas pistas de la base de Torrejón de Ardoz en el segundo aeropuerto de Madrid se estrellan contra el muro del Ministerio de Defensa y los acuerdos de cooperación militar con los Estados Unidos. La actual base de utilización militar conjunta impide cualquier posibilidad de nuevo uso como la que se pretende pero, además, una vez que se desmantelen las instalaciones norteamericanas, el Ejército del Aire tiene grandes planes para lo que considera un emplazamiento imprescindible. Está previsto t r a s l a d a r allí algunos servicios de máxima importancia para la defensa nacional como es el caso del Mando Aéreo de Combate y otros que se encuentran actualmente en diversos aeródromos, como la maestranza o el escuadrón de transporte de personalidades. El ministro de Defensa, Narciso Serra, anunció ya el año pasado estos proyectos, con ocasión de la renovación del acuerdo con los EE. UU, por lo que no parece que la ¡dea de transformar las base aérea de Torrejón de Ardoz en terminal internacional cuente con con demasiadas posibilidades de, si quiera, ser tenida en cuenta. Un portavoz del Ministerio manifestó a ABC que: creemos que todo está suficientemente claro y que no hay motivos o hechos nuevos que alteren la situación Zona de niebla Desde entonces, Madrid- Barajas sigue en el mismo lugar que entonces con los siguientes errores fundamentales en sú concepción y que se han visto agravados con el paso del tiempo. Santiago Cid señala que el primero de éstos es el emplazamiento junto al río Jarama, que produce unas densísimas nieblas en época invernal. Estas nieblas podían no ser importantes para aquella aviación primera en que se volaba cuando escampaba r Pero hoy día se vuela bajo todas las condiciones, siempre que las ayudas radioeléctricas y la señalización de las pistas sean adecuadas, pero recuérdese que la deficiencia de ésta, y la densidad de aquella provocaron en, diciem- cuellos dada la proximidad de la pista a los montes. Y esto, que es auténtico, es lo que le ocurrió a un avión Comet de la compañía British Airways en 1958. Torrejón sin embargo, tiene una sola pista, la más larga del continente europeo orientada a rumbo 230, es decir, el idóneo La propuesta oficial de construcción de pistas paralelas y de un terminal en medio de ellas no le parece viable al comandante: No sé dónde pueden construir dichas pistas pero, desde luego el valle del Jarama no da más de sí. Por otro lado, alargar las pistas actuales hacia el norte supondría hacer pasar los aviones por el salón de los pisos de Alcobendas y La Moraleja. Eso sí, la brillante idea de aportar el aeródromo de Cuatro Vientos al tráfico civil es verdaderamente oportuna sobre todo considerando que los terrenos de Cuatro Vientos añadidos a los de los cuarteles de Campamento producirían una interesante operación de recalificación cuando dichos terrenos sean cedidos por Defensa. A esto sí se le puede llamar crear tensiones de suelo Cid Mañuz tampoco considera efectiva la opción de un segundo aeropuerto en el sur, ya que, según él adolece de los mismos defectos de falta de estudio. Tan sólo la zona noreste de la provincia de Madrid ofrece áreas adecuadas en todos los sentidos. Desde Fuente del Saz hacia el norte se podría pensar en instalar en el próximo siglo un aeropuerto adecuado. Pero, mientras tanto, en la mejor zona de Madrid existen unas instalaciones de una calidad e idoneidad extremas y que en un breve período de tiempo va a quedar infrautilizadas si parte de sus usuarios acaban por abandonarlas. Me refiero naturalmente a Torrejón y su base conjunta.