Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 3- 9- 90 REGIONES A B C 45 la olla a presión del PSOE valenciano Los socialistas temen que el escándalo les salpique en las municipales Todo lo que tiene lo debe argumentaba por su parte José Antonio López Berruti, máximo responsable comarcal de la estructura del PSOE. En el proceso judicial, el CDS ha insistido en averiguar si Valenzuela estuvo presente durante las sesiones en las que la CAPA dio el visto bueno a los mencionados créditos que se efectuaron en dos fases: en una primera se otorgaron 65 millones, y en otra 35. Francisco Rodríguez Valderrama, presidente de la CAPA, llegó a esgrimir que no se acordaba argumento que no convenció a nadie. El caso Valenzuela ha estado salpicado de ciertas lagunas y contradicciones. El propio querellado, por ejemplo, negó insistentemente el pasado mes de marzo, en un programa de Antena- 3, el que hubiera recibido ni un duro de la CAPÁ. Posteriormente intentó explicar que no ejercía de hecho como presidente de Gráficas Díaz. Pedro Rostoll, cuñado del querellado, señaló que el peso de la empresa recaía sobre él y sin embargo fue incapaz, según la denuncia de los centristas, de recordar el precio de los terrenos, de las naves o de las maquinarias que posee Gráficas Díaz. Francisco Rodríguez Valderrama, conocido como Paco PSOE se ha convertido en uno de los puntos negros de la turbia historia del socialista Valenzuela. Los querellantes insinúan que este último no es más que un hombre de paja, y que ha dado rienda suelta a las desmesuradas pretensiones de Valenzuela. Es más, Izquierda Unida, grupo que presentó la querella poco después que el CDS ha denunciado el presunto funcionamiento irregular de la entidad de ahorro. IU dice tener constancia de que la CAPA no ha cobrado de Gráficas Díaz algunos de los intereses por demora. También dicen tener constancia de trato preferencial con respecto a dos créditos otorgados al PSOE. Queda así también en entredicho la objetividad o legalidad de una entidad pública de ahorro que, en teoría, debiera servir a los intereses de todos, sin distinciones de ningún tipo. Tormenta política Alicante A. Z. La lectura política del caso Valenzuela ha llegado a convertirse en un jeroglífico en el que se han desatado ambiciones encontradas. En ningún momento se ha descartado que el alcalde de Alicante, José Luis Lassaletta, haya podido ser uno de los instigadores para que los turbios negocios del presidente de la Diputación pudiera salir a la luz pública. Valenzuela y Lassaletta son dos rivales históricos dentro del PSOE. El primero, con fama de buen gestor, ha recibido en dos ocasiones la oferta de ser conseller según fuentes consultadas por ABC. Lassaletta, con modales propios de los políticos populistas, ha rechazado siempre la ¡dea de que alguien le pudiera hacer sombra en el feudo de Alicante. El CDS también ha intentado a toda costa sacar tajada del asunto. Cuando se produjo la querella, Gerardo Muñoz era el máximo responsable del partido en la provincia. Sus rivales le echaron en cara que estaba utilizando el caso Valenzuela para cobrar protagonismo en la estructura del CDS en la Comunidad valenciana, justo en víspepor último, iras y pasiones dentro del propio PSOE. Mientras que la Ejecutiva comarcal no ha titubeado ni un instante en manifestar su apoyo incondicional, en Valencia se ha optado por la cautela. Aunque la Ejecutiva federal del PSPV no se ha pronunciado oficialmente, algunos altos cargos de Valencia ya han pedido la cabeza de Valenzuela o, cuando menos, una retirada lo más discreta posible. El presidente de la Diputación había figurado insistentemente como recambio a Lassaletta para encabezar la lista del PSOE en las próximas municipales. A la vista de los acontecimientos, el partido ha barajado rápidamente otros posibles recambios, provenientes del sector intelectual el conseller de Cultura, Antonio Escarré, o el ex director general de Cultura, Emilio Soler. El presidente de las Cortes Valencianas, Antonio García Miralles, principal valedor de la carrera política de Valenzuela, se ha visto entre dos aguas. El sector que lidera el presidente de la Generalidad, confrontado con el de ex conseller de Cultura, Cipriano Ciscar es de la opinión de que Valenzuela debiera dimitir. F. Valenzuela ras de la elección a presidente federal. En efecto, el 1 de abril, poco después de la querella, Muñoz era confirmado en este cargo. A pesar de todo, las riendas del asunto pasaron a Manuel Benabent, quien ha seguido el caso con igual insistencia. El mutismo del Partido Popular, grupo que se reparte el poder en la Diputación junto a los socialistas, tampoco ha pasado desapercibido. Valenzuela siempre ha contado con el consenso de la derecha política, considerado como un gentleman de la vida pública, nunca ha ocultado sus lazos de amistad con industriales solventes y personas vinculadas al mundo de las finanzas. Valenzuela ha desatado, En el PSOE se ha lanzado la consigna de máxima discreción. A nadie se le escapa que cuando Valenzuela comparezca en el banqui- lio de los acusados, en diciembre o enero próximos, las maniobras preelectoralistas estarán ya en su punto álgido. El escándalo que se ha producido en torno a la figura del presi- dente de la Diputación no es sino uno de tantos en los que se han visto implicados destacados socialistas en el último año, a propósito sobre todo de irregularidades urbanísticas. Los querellantes, por su parte, recalcan que tan sólo se está en la punta del iceberg. La palabra la tiene ahora la Audiencia Provincial. NUEVO NUMERO HIDROELÉCTRICA ESPAÑOLA TU ENERGÍA AMIGA Y POSTAL HIDROELÉCTRICA ESPAÑOLA Agencia Telefónica y Postal Claudio Coello, 55- 28001 MADRID 5782200 Este es el nuevo teléfono de servicio a clientes para información, contratación, asesoramiento y reclamaciones. Este número sustituye al 522 08 28. Es una información del Servicio Comercial de Hidroeléctrica Española.