Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
España acaciones El Escorial El llanto de Amalia Rodrigues El Escorial. Antonio Astorga MALIA Rodrigues lloró en la Universidad. La voz de Portugal se rendía así ante la presentación que de ella hizo Santiago Castelo y derramaba con su llanto unas lágrimas que apagaban como un grito quebrado por el fulgor de un suspiro (el fado) la amenaza de lluvia tropical que se cernía la otra noche sobre El Escorial. En el salón Príncipe de Asturias del hotel Felipe II, Amalia vivió su noche más hermosa: era honrada con la A Medalla de Honor y la placa conmemorativa de la Universidad Complutense extendida por su rector magnífico, Gustavo Villapalos, quien, desde la lejanía, añoraba poder admirar a la diosa de la canción portuguesa. Juan Sierra y Gil de la Cuesta, director de las actividades culturales de los Cursos de Verano, leía las palabras del rector y el diploma de concesión de la medalla. Más tarde, el director de los Cursos, José Antonio Escudero, se la imponía, y definía a Ama- Santiago Castelo; una voz que le ha dado vida y razón a un pueblo por toda la faz de la Tierra. Con ella, el fado se hizo universal y se vistió hermosamente de negro. Amalia, subrayó Santiago Castelo, nos ha enseñado a amar desde la hondura secular de que todo es perecedero; nos ha dicho que los Amalia políticos y los regímenes caen, Rodrigues pero el fado permanece y el destirecibe el no de Amalia, como el del fado, es saludo de el destino de Portugal. Santiago El salón Príncipe de Asturias Castelo en hervía de calor y de color humano: presencia de el mundo de la cultura, de la cienJosé Antonio cia, de la psicología, presente esta Escudero, semana en las jornadas académidirector de cas de El Escorial, saludaba cada los Cursos canción de Amalia con una prolonde El Escorial gadísima ovación. Entre los asisy del tentes se encontraban el filósofo secretario José Luis Aranguren, el académigeneral de la co José Luis Pinillos; Odón BeUniversidad, tanzos, director de la Academia Teodoro Norteamericana de la Lengua EsGonzález pañola; el escritor Andrés AmoBallesteros rós; el director del Museo del Pralia como una personalidad señera do, Alfonso Pérez Sánchez; el y representativa de la cultura ibéri- poeta Juan Van Halen; la presica, con una visión amplia y dilata- denta de la Asamblea de Madrid, da que enlaza con el espíritu popu- Rosa Posada; el diplomático Carlar los Femández- Shaw; el cantante Y luego, las palabras del escritor, Carlos Cano; la actriz Ana Marispoeta y académico de la Real de cal y el escritor portugués Mario Extremadura José Miguel Santiago Quartin. Carlos Cano interpretó Castelo, que emocionaron a Ama- junto a Amalia su fado María la lia. Dijo el subdirector de ABC que portuguesa pero con el nombre aquella era la noche de la unión, de María sustituido por el de Amadel engarce de siglos, de la espe- lia. ranza, de la saudade y de la meLa última leyenda de la música lancolía reencontradas. La noche popular en Europa triunfaba una del Portugal unlversalizado, más vez más en España. Coimbra, Viaíntimo, complejo y cosmopolita. na, Lisboa... canciones de amor y A Amalia empezaban a recorrer- de desesperanza, todo su repertola las lágrimas, como la canción de rio de fados universales fue desfiamor que interpretó. Amalia le ha lando por el escenario, en un espuesto voz a Portugal, señalaba pectáculo inolvidable. Música y toros en Bilbao Actuaciones y corridas de toros son algunos de los actos programados para que el público bilbaíno disfrute de las fiestas que durante cestos días se celebran en la capital vizcaína. En la imagen de la izquierda el presidente del BBV, Emilio de Ybarra, sigue atentamente el desarrollo de una corrida de toros en un lugar discreto del tendido, A la derecha, el cantante Raphael responde al multitudinario recibímiento que le dedicaron miles de espectadores en su actuación en La Pérgola del Parque de Bilbao, donde cosechó un grandioso éxito JUEVES 23- 8- 90 A B C 97