Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 7- 7- 90 ESPECTÁCULOS ABC. Pág. 91 Shakespeare llega a Almagro Tríptico delos Pizarro un con la adaptación de Macbeth poema épico de Tirso de Molina Nuevo montaje del Teatrejove valenciano Madrid. S. E. La plaza de Santo Domingo es otro espacio de la ciudad manchega habilitado para las representaciones teatrales de su festival, que esta noche será ocupado por la compañía Teatrejove con su montaje de Macbeth coproduccido por la Fundación Shakespeare de Valencia y el Centro Dramático de dicha Comunidad autónoma. El Macbeth creado por la que le muestran los medios para Fundación Shakespeare de Vaalimentar la ambición humana. lencia, para su grupo teatral TeaRelacionado con la ruina trágica trejove, dirigido por Edward Wilde Macbeth, aparece también la son y con escenografía de Brian ruptura de la unidad divina y de Lee (ambos del National Youth la armonía del individuo con la Theatre of Grain Britain) es un sociedad. montaje que significa una apuesLa falsa apariencia es parte inta de futuro. Por lo visto en el tegrante de la obra. Las brujas lo teatro Rialto de Valencia, donde anuncian cuando dicen lo bello se estrenó recientemente, la es feo, y feo lo que es bello y puesta en escena es encomiable las primeras palabras de Macy de excelente factura. beth actúan como eco: Jamás Macbeth es probablemente he visto un día tan hermoso y las tragedia más eficaz de Shacruel uniendo de esta manera kespeare. Carece de un argusu destino con el mal que repremento secundario definido y sentan las brujas. avanza hacia su inevitable conclusión con un estilo poético y La poca experiencia de que una imaginería realmente sorpueden adolecer los actores que prendentes. El tema es simple: componen Teatrejove para interlas brujas anuncian un ataque de pretar esta obra está suplida por las fuerzas del mal- fuerzas que la voluntad de trabajo de los misemplean el engaño y los equívomos. El público de Almagro tiene cos- contra Macbeth, al tiempo hoy la palabra. Anoche se presentó en el Festival de Almagro Madrid. S. E. Anoche llegó el segundo montaje de la XIII edición del Festival de Teatro Clásico de Almagro para cubrir el escenario del Claustro de los Dominicos, otro de los lugares complementarios del Corral de Comedias. Se trata de Tríptico de los Pizarro poema épico de Tirso de Molina, en versión libre de González Vergel. Tríptico de los Pizarro es una síntesis de los logros estilizados y convencionales del gran teatro clásico oriental- sus batallas, sus paradas, la gestualidad de las caraterizaciones- y los avances dramatúrgicos del teatro occidental del siglo XX: el valor narrativo de los hechos, la objetivación, la confrontación. Para el profesor de la Escuela de Arte Dramático, Antonio Morales, Tríptico de los Pizarro es un ventanal abierto al tiempo de la historia, pero no en el sentido de ser una lección con planteamiento y conclusión, sino como una perplejidad, porque la historia en él es vida palpitante, reluciente más allá de nuestro destino, capaz de modificaciones. Si quisiéramos. Para dar vida a los personajes de este poema, Alberto Gonzá- Manuel Galiana lez Vergel cuenta con Manuel Galiana, Gemma Cuervo, María Kosty, Enrique Ciurana y Juan José Artero, entre otros actores. Manuela Vargas, Fedra con su forma salvaje de bailar Masiva afluencia en la apertura delFestival de Mérida ta con la escenografía de Manuel Marín y música del guitarrista flamenco Enrique Morenté. La bailaora sevillana definió a Fedra como una mujer fuerte y débil a la vez y martirizada por el amor hacia su hijastro Hipólito, e impregnó al personaje de su forma salvaje de bailar como ella la define, expresión de la continua lucha entre la vida y la muerte que subsiste en el mito clásico. Miguel Narros intenta conjugar en su obra, que fue presenciada en su estreno el pasado jueves por unas tres mil quinientas personas, los textos de dos autores clásicos y uno barroco con un toque de contemporaneidad y con las raíces del puro flamenco, dentro de un espacio que, según señaló, es mágico y maravilloso, aunque ha presentado complicaciones El montaje del espectáculo cuenta con varios paneles que separan el escenario y con algunas esculturas griegas, mientras el vestuario de los doce bailarines que interviene es básicamente moderno, elaborado en cuero, a excepción del atuendo clásico de la protagonista. La noche toledana un Lope revisado y disfrutado El montaje de Aguilar abrió el certamen manchego Almagro. Emilio Arjona Con Lope y su Noche toledana echó a andar el jueves el XIII Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, montaje de Juan Pedro de Aguilar que obtuvo de inicio a fin el favor del público entre el que se contaba Adolfo Marsillach, director del INAEM. Juan Pedro de Aguilar ha elegido La noche toledana por ser una comedia fresca, lozana y actual Y es cierto, la comedia, en la que prima un lenguaje desenfadado y fesco, es de gran actualidad. El presente montaje ha intentado hacer de la vieja comedia- pertenece a la primera producción lopiana- una función vodevilesca, circunstancia que ya se apunta en el original, pues la pieza encaja de lleno en la llamada comedia de enredo, precedente de esa forma francesa de enredar u. n texto. Pero sin ninguna sutileza en la versión, muy descargada, como reconoce Aguilar, se ha querido acentuar esa cualidad vodevilesca, sazonándola con el subrayado de determinadas críticas, satirizando conceptos que ya Lope hiciera no sólo en esta comedia, sino en otras de las suyas con buena suerte por cierto. La institución militar digna del espeto de nuestros autores clásicos casi siempre, aquí, tal vez por adecuación a los tiempos, el personaje que, en la comedia, representa a esta institución utiliza su arrogancia en la picardía amorosa y en alguna que otra ocasión se satiriza o se deja caer al personaje demasiado en la caricatura. Quizá la aportación más valiosa de Aguilar a esta comedia que ya lo tenía todo sea el ritmo. Se le ha impuesto un tempo casi cinematográfico, lo que la hace, además de más asequible a la comprensión del público de hoy, más dicharachera y más desenfadada, y precisamente de esto se hace depender el éxito evidente que la función tiene. Cuando de teatro clásico se trata, quizá lo que el observador lleva en más en cuidado es que el verso no se malogre. Pues bien, aquí no se ha ido al traste. La trepidación le hace favor al público, porque éste lo recibe más ligero, menos ampuloso y más cercano. Manuela Vargas Mérida. Efe El Anfiteatro Romano de Mérida sirvió de escenario para la puesta en marcha de las representaciones artísticas de su XXXVI Festival Internacional de Teatro Clásico con la escenificación de Fedra basada en textos de Eurípides, Séneca y Racine, que han sido adaptados y dirigidos por Miguel Narros y la interpretación de la bailaora sevillana Manuela Vargas, que cuen-