Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ABC INTERNACIONAL -Extremo Oriente- JUEVES 24- 5- 90 Corea delSur espera que Japón le pida perdón por la invasión de 1910 Comprometido viaje de Roh Tae Woo a Tokio, hoy Tokio. Felipe Carbajo La cuestión candente que ocupa desde hace días ios medios de comunicación nipones está centrada en el okotoba (honorables palabras) que el emperador Akihito pronunciará hoy, jueves, en la recepción al presidente de Corea del Sur, Roh Tae Woo, primera que realiza el actual dirigente surcoreano al Japón. La controversia está en el espinoso asunto de las casi cuatro décadas de invasión nipona en aquella península. En un rueda de Prensa celebrada la semana pasada en Seúl, Roh dijo que las expresiones de pesar del anterior emperador Showa (Hirohito) con ocasión de la visita a Tokio del entones presidente surcoreano Chun Doo Hwan, en 1984, habían creado sospechas en el pueblo coreano sobre la sinceridad del Japón, ya que aquellas palabras no manifestaron una actitud real de pedir perdón a nadie ni señalaban siquiera quién había sido el culpable de la invasión. El emperador Showa dijo: Es en gran manera lamentable que haya existido un pasado tan desafortunado entre Japón y Corea en un cierto período de la presente centuria La declaración del mandatario surcoreano a la Prensa, poco antes de salir rumbo a Tokio, se ha interpretado aquí como una instancia a que el actual emperador sea más explícito en sus declaraciones de mañana que lo que fue su padre hace seis años. En resumen, Corea del Sur lo que espera es que Japón le pida perdón por la invasión que empezó en 1910. Con su viaje de hoy al Japón, el presidente de Corea del Sur, Roh Tae Woo, plantea un difícil problema a la diplomacia nipona. Seúl exige que Tokio pida disculpas por la invasión de principios de siglo. Las palabras del emperador son esperadas con vivo interés En estas comprometidas circunstancias, el Gobierno japonés intenta dictar escrupulosamente cada palabra y observaciones del emperador. La Constitución le atribuye un papel simbólico sin contenido político y cualquiera de sus actos públicos debe ser realizado bajo el consentimiento del gabinete. Con todo, la Prensa de ayer anunciaba que las palabras de Akihito irán más allá de las de su padre, aunque no especificaba hasta dónde llegarán. El primer ministro Kaifu se ha manifestado claramente en la Dieta (Parlamento) diciendo que él pedirá sinceras disculpas. Mientras tanto, ayer, un surcoreano de unos cuarenta años intentó suicidarse ritualmente empleando un cuchillo a la manera de harakiri o seppuku frente a la Embajada del Japón en Seúl, después de lanzar una serie de gritos contra el emperador. FUNDADA EN 1845 ANSORENA SUBASTAS DE ARTE PINTURA ANTIGUA Y DE LOS SIGLOS XIX y XX Hov Jueves 24 de Mavo a las 20 horas en nuestra sala Política de gestos No es una humillación eso que piden los surcoreanos a los japoneses, es sólo un acto de justicia histórica que ambos pueblos reconocen, pero que falta que se plasme en un documento oficial. El gesto sería puramente simbólico. Corea no gana ni pierde nada material tanto si Akihito pide perdón públicamente como si vuelve a la ambigüedad que en este asunto manejó su padre. Tiene, sin embargo, un interés añadido al producirse justo cuando Corea del Sur afianza su despegue internacional como país en rápido desarrollo, uno de los cuatro dragones más pujantes del Pacífico. Son muy pocos los países de la región extremooriental que todavía temen al coloso nipón, y Corea del Sur, evidentemente, no es uno de ellos. El diálogo, ahora, no puede plantearse más que de tú a tú. Japón ha reconocido que obró incorrectamente al invadir China a principios de siglo y, luego, durante la segunda guerra mundial. Incluso ha llegado a modificar los capítulos de los libros de texto escolares en los que se hablaba de este tema. Sería un agravio comparativo no admitir que con Corea se trata del mismo asunto. Cuando casi toda la política internacional parece moverse sólo en torno al pragmatismo económico, al prosaico dinero, no está de más una reivindicación del honor como ésta de los coreanos. Los románticos de la política internacional aún no lo tienen todo perdido. Fernando PASTRANO MATEO CEREZO Descanso en la Huida a Egipto Oleo sobre lienzo. 142 x 205 cms. Estimación: 3.800.000- 4.800.000 pts. Importantes obras de: Antonio M. a Esquivel, Carlos de Haes, Alfonso Grosso, Gustavo de Maeztu, Joaquín Sorolla, Enrique Ochoa, Roberto Domingo, Luis Morales, Domingo Martínez, Luis Mosquera, Alfredo Opisso, Domingo Viladomat, Juan José Rochelt, y una colección de pintura contemporánea gallega. Admitimos y valoramos pintura, joyas y obras de arte para nuestras subastas mensuales. ALCALÁ, 52 28014 MADRID ESPAÑA 91. 532 85 15.16 Fax 522 01 58