Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 17- 5- 90 NACIONAL ABC. Pág. 23 Felipe González rectifica sobre su anuncio de retirada: Seguiré hasta que me echen Revela que el vicepresidente ha vuelto a pedirle, sin éxito, la dimisión Felipe González se negó á aceptar, al menos una vez más, la dimisión que le presentó Alfonso Guerra, tras estallar el escándalo de la utilización del despacho de la Delegación del Ejecutivo en Andalucía por parte de su hermano Vestido aún con esmoquin tras asistir a la cena oficiaí que le ofreció su colega canadiense, Brian Mulroney, el presidente del Gobierno se sometió durante dos horas, sin micrófonos ni cámaras delante, a las preguntas de los periodistas españoles, centradas en la situación, que atraviesa el país y, especialmente, sobre la corrupción política, a raíz de los casos Juan Guerra y Naseiro, un debate que, según González, es legítimo, pero que no debería taponar el debate de la integración europea. A pesar de la situación, González piensa que una ronda de contactos con los líderes de la oposición para tratar la situación correría el riesgo de ser interpretada malévolamente como un intento de encubrir algo. En cualquier caso estima que los responsables políticos deben hacer un esfuerzo de saneamiento y tratar de que ese esfuerzo sea percibido por los ciudadanos. El presidente se mostró cauto a la hora de enjuiciar actuaciones en relación con los citados casos, y pidió, tras preguntársele por Alfonso Guerra y José María Aznar, que no se debe poner en tela de juicio la honradez de las personas sin pruebas. Lo que sí aceptó es que haya quien piense que la responsabilidad política es suficiente para presentar la dimisión Fueron unas palabras que siguieron a la- revelación de que Alfonso Guerra le planteó su dimisión no solamente una vez aunque no hubo forma de que el presidente del Gobierno dijera cuándo se produjo esa nueva o esas nuevas peticiones de pretensiones de abandonar el cargo. Pero González no está dispuesto a prescindir de Alfonso Guerra, con quien reconoció que a lo largo de veinticinco años ha tenido diferencias de criterio, y a veces en cuestiones importantes, pero nunca desavenencias. El tándem, pues, parece consolidado, según González, porque él mismo está arrepentido de haber manifestado su deseo de no volver a presentarse a unas elecciones generales. En Ottawa reconoció que fue un error hacer esa afirmación en vísperas de un proceso electoral, porque eso desató pasiones fuera y dentro del partido, y tuvo Toronto. Luis Ayllón, enviado especial Juan. La revelación fue hecha en Ottawa por el propio Felipe González en una conversación informal con los periodistas, en la que también se mostró arrepentido de haber expresado su deseo de no concurrir a más elecciones generales. dijo que éste debería comenzar con un proceso de reciclaje, pero reconoció que es difícil decir a los militantes que estudien cómo se reciclan cuando siguen ganando las elecciones. Por último, al ser preguntado sobre si el Gobierno español concederá la extradición del presunto miembro del GAL George Mendaille, solicitada por Francia, respondió: Seguramente. La tercera jornada de la visita de Felipe González a Canadá tuvo un marcado carácter económico, porque no en vano se celebró en una de las ciudades más industrializadas del país: Toronto. En ella el presidente del Gobierno fue invitado a clausurar un seminario sobre inversiones en España, al que también asistieron los miembros de la delegación empresarial española que han visitado Canadá de forma paralela a la estancia de Felipe González. El presidente de la CEOE, José María Cuevas, destacó que la actividad inversora en España ha registrado un cambio espectacular en los últimos años y se ha orientado, además, hacia la mejora tecnológica. Guerra afirma que no tiene pruebas para que dimita Aznar Madrid El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, manifestó ayer por la tarde en los pasillos del Congreso de los Diputados, en conversación con un grupo de periodistas, que él no tiene fundamentos para solicitar la dimisión de Aznar. El texto de laconversación, según Ep, fue el siguiente: Pregunta: El presidente del Gobierno ha dicho que usted presentó de nuevo su dimisión como vicepresidente. ¿Qué le movió a ello y cuál es su estado de ánimo actual? Respuesta: ¿Mi estado de ánimo? ¿Pero esto es un cursillo de cristiandad? ¿Está usted interesado? Si tiene esa especialidad podemos hacer una sesión psiquiátrica cuando quiera. Yo estoy muy bien. Ya dije que ese tipo de cosas no son para explicar, y hoy reitero lo mismo. P. ¿Se presentará en las listas del PSOE en las próximas elecciones generales? R. ¿Me habla a mí? Tiene usted un avance intelectual impresionante. Yo no había pensado en nada de eso. Está tan lejos. P. ¿Puede reiterarle usted otra vez la dimisión al presidente? R. No sé. Eso es cosa mía. P. La dimisión de Aznar, por el caso Naseiro ¿piensa que podría ser un error? R. No le he entendido. Eso se lo tiene que preguntar a él. Quien solicite que dimita una persona será porque tiene fundamentos o pruebas de algo, y yo no las tengo. que recibir muchos reproches. Según el presidente del Gobierno, ha aprendido que eso sólo se debe decir cuando se tiene un pie puesto en la tumba Y está dispuesto a seguir el tiempo necesario o hasta que me echen dijo distendidamente. En cuanto al futuro del Partido Socialista y del Gobierno, Felipe González hizo una serie de reflexiones para dejar sentado que ese Congreso no será un elemento determinante de posibles cambios de Gobierno. Aseguró que la dirección del partido siempre ha sido muy respetuosa con su autonomía para formar el Gabinete, y nunca ha hecho presión a favor de una u otra persona para que fueran nombradas ministros, del mismo modo que él no ha hecho nunca, según resaltó, ninguna reserva de puestos en la Ejecutiva. El este sentido subrayó que Manuel Chaves es un buen candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, como también lo hubiera sido José Rodríguez de la Borbolla pero puntualizó que Chaves no es su candidato, sino el candidato del PSOE. Volviendo al futuro del partido, Nuevas propuestas de González sobre la financiación política Toronto. L. A. Felipe González aportó durante su reunión con los periodistas algunas ideas en torno a lo que puede ser la reforma de la ley de Financiación de los Partidos Políticos y el control de los gastos electorales, en la línea de hacer un esfuerzo de saneamiento que sea percibido por los ciudadanos. Rechazó una solución a la francesa que supondría la concesión de una amnistía para las irregularidades de los partidos, y pTecisó que hay que distinguir entce los problemas de financiación de las formaciones políticas y el uso de cargo público para el enriquecimiento personal. Las ideas de González pueden resumirse así: Control de gastos electorales. Es preciso que se respeten los techos de gastos previstos y que actúe la Junta Electoral d u r a n t e la campaña y después el Tribunal de Cuentas, al que es preciso dotar de una capacidad e instrumentos adecuados. Donaciones. Hay que superar la idea de donaciones anónimas y sustituirla por Ja de que se conozca la cara de quién está detrás de esas donaciones. No es partidario de que esas donaciones tengan una desgravación fiscal. Normas para empresas. Hay que adoptar unas normas más rigurosas para las empresas que contratan con la Administración, de forma que en caso de que estén implicadas en actuaciones irregulares no sólo sean sancionadas económicamente, sino excluidas por un tiempo o de forma definitiva de las contrataciones. El presidente del Gobierno expresó su convencimiento de que el PSOE no se ha beneficiado de comisiones. Primeras citaciones por presunta financiación ilegal en el PSOE Sevilla. A. S. Francisco Medina Vadillo comparecerá la próxima semana ante el Juzgado sevillano que instruye el caso Juan Guerra para declarar acerca de una entrevista publicada en el semanario Interviú En sus declaraciones confesaba que había participado junto a Antonio Guerra en la financiación del PSOE a través de comisiones obtenidas en la mediación de concesiones de terrenos del Ejército a las empresas Cimsa y Cagesa, ambas propiedad de Manuel Macías. Francisco Medina relató incluso su visita a la Moncloa, donde Antonio Guerra presuntamente informó al vicepresidente del Gobierno sobre esta operación.