Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AU A B C JUEVES- 19- 4- 90 Barrios Chamartín Chamberí Dos cruces de Hispanoamérica hacen peligrar el tráfico rodado en la zona Alberto Alcocer y Andrés Belaúnde, puntos críticos Madrid. Elisa Pavón En el barrio de Hispanoamérica existen varios cruces peligrosos para el tráfico rodado al carecer de una señalización adecuada. La confluencia de las calles Víctor Andrés Belaúnde y Alberto Alcocer constituye uno de los puntos más conflictivos, debido a que no tienen semáforos ni sánales que prohiban bloquear el cruce. Cuando la calle Alberto Alcocer está saturada, los vehículos quedan atravesados y obstruyen la salida de la calle Belaúnde. Los vecinos también apoyan la gestión de Ángel Matanzo Madrid. Esther Sánchez Los vecinos de Chamberí, según su presidenta, Emma Ferrer, apoyan la gestión del concejal del vecino distrito de Centro, Ángel Matanzo. La labor de Matanzo ha sido calificada de contraria a la movida madrileña por la denominada Coordinadora de Artistas y Artesanos. Sin embargo, los vecinos no sólo de Centro sino también de Chamberí aseguran que hay que apoyar a un concejal que quiere llegar a un Madrid de ia cultura como debe ser. Cerrar locales que no cumplen las normas y hacer cumplir la ley no es ir contra la cultura, sino defenderla y no dejarla restringida a una sola parcela. Hacen falta muchos concejales así. En Centro, todos los vecinos saben que su concejal se llama Matanzo, porque es una persona que está junto a ellos y actúa directamente No se puede asociar cultura con barbarie, y Madrid se ha convertido, al amparo de la consigna de la movida madrileña, en una selva. Se podía haber hecho muy bien, pero no se nos ha escuchado a todos, sólo a unos pocos asegura la presidenta de la asociación de vecinos Arguelles, Emma Ferrer. Esta portavoz apoya las iniciativas de tipo cultural siempre que no se conviertan en un coto restringido para el rock, la vanguardia y la nocturnidad. Los madrileños necesitamos concejales como Ángel Matanzo, que nos lleven con dignidad al Madrid de la cultura del año 92 Emma Ferrer añade: No creo que la opinión de la mayoría sea la que pretenden meternos al promocionar incluso a unos señores que organizan conciertos que tan sólo llevan a la infracultura que está en la calle. Reclaman cultura como si no existieran sitios donde encontrar manifestaciones culturales. Tan sólo hay que ir a los museos, a los auditorios, a los teatros para comprobar que se programan actos de todo tipo y para todos los gustos. Cada manifestación cultural tiene su sitio apropiado, que no es la calle, donde la cultura se confunde con la bebida, el escándalo y lasuciedad. La presidenta de la asociación Arguelles defiende la movida madrileña, pero opina que se planteó mal, porque se ha hecho arrasando. En su día fue un proyecto bonito de un alcalde utópico que gritaba al loro Pero el loro se ha convertido en una pantera de Bengala que ha arrasado el Retiro y el Parque del Oeste. Se ha promocionado mal y tan sólo ha sido para unos pocos, como si nadie se hubiera querido ocupar de lo que pensaban los demás. Cuando vimos hablando en la Televisión a ese grupo de artistas nos preguntamos por qué no se pedía opinión a otros colectivos que también tenemos voz y voto y algo que decir a favor de la cultura Emma Ferrer asegura que la cu tura también es educar, promocionando otras cosas además del rock. Es como si nuestros jóvenes sólo pudieran oír este tipo de música cuando en el extranjero lo mismo asisten a un concierto de música clásica que a los de los grupos modernos. En Chamberí, los vecinos estamos encantados con la línea actual del Centro Cultural Galileo. CRUCES PELIGROSOS SIN SEÑALIZAR t- -SENTIDO DE LA CIRCULACIÓN DE LAS CALLES- -GIROS QUE REALIZAN LOS CONDUCTORES TM 1 ¡I ¡I! IH: S DE LUJAN c DE HONDURAS. La calle Víctor Andrés Belaúnde no tiene grandes problemas de circulación, excepto los atascos que se producen cuando la calle Alberto Alcocer se encuentra saturada de vehículos. Al no existir una señalización adecuada, los coches quedan atravesados y obstruyen la salida de los vehículos procedentes de la calle Víctor Andrés Belaúnde. La gran dificultad para los conductores estriba en el giro a la izquierda en la calle Alberto Alcocer, puesto que al realizar esta maniobra es necesario atravesar tres carriles en dirección a la plaza de la República Dominicana. En esta zona son muy frecuentes los accidentes, producidos por diferentes causas. Por un lado, la poca visibilidad de que dispopnen los vehículos que salen de Belaúnde, ya que es un tramo totalmente perpendicular a la calle Alberto Alcocer. Por otro lado, una vez que el conductor ha atravesado estos carrilles, los automovilistas deben esperar en el centro de la calzada una oportunidad para poder incorporarse a los carriles con dirección a Cuzco. La calle Alberto Alcocer se encuentra habitualmente muy saturada de vehículos, debido a la existencia de varios locales comerciales con gran afluencia de público. Una vez más, el problema radica en que las personas que acuden a éstos centros comerciales, al no disponer de un lugar donde estacionar sus vehículos, dejan los coches en doble fila, bloqueando la salida de los vehículos correctamente aparcados y colapsando un carril completo de la calle. Otro lugar muy utilizado para estacionar los automóviles es una mediana que divide en dos sentido la calle y que, al ser muy baja y ancha, los automóviles acceden a ella con gran facilidad. También hay que destacar que en el tramo de la calle Alberto Alcocer, comprendido entre el Paseo de la Habana y Príncipe de Vergara, desembocan las calles de Bolivia y Víctor Belaúhde. En este caso, el problema reside en que ninguna de las dos posibilita la salida de los coches hacia la derecha, lo que permitiría descongestionar la zona. Otro de los puntos conflictivos de éste barrio es el cruce entre las calles Colombia y Víctor de la Serna, ya que ambas se encuentran igualmente sin señalizar. La calle Colombia tiene grandes problemas de tráfico, puesto que sólo existe un carril para cada sentido- de la circulación. Además, una vez atravesado el cruce, la calle carece de salida. Por otro lado, por la calle Víctor de la Serna se circula a gran velocidad ya que no tienen semáforos y siempre va muy congestionada de coches. En cambio, la circulación en la calle Colombia es muy pcoco fluida. El motivo es que el giro que los vehículos se ven obligados a realizar al llegar al cruce, pues solo atraviesan la calle los residentes y las personas que trabajan en las oficinas del final de la calle Colombia. La maniobra para realizar este giro a la izquierda sé facilitaría mucho si se instalaran unos semáforos que regulasen el tráfico en la zona y que dieran paso alternativo. Hace unos meses, quedó definitivamente arreglado otro de los cruces preligrosos de la zona. Esaba situado en la confluencia de el Paseo de la H a b a n a con Alfonso X I I I