Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 19- 4- 90 MADRID A B C 45 Aseguran que no hay indicios de restos arqueológicos en plaza de Castilla Moría: Es una campaña para retrasar las obras de las torres de KIO Madrid. Gabriel Muñoz El equipo de gobierno municipal piensa que la supuesta existencia de restos arqueológicos en los solares de la plaza de Castilla es fruto de una campaña encaminada a retrasar en lo posible la construcción de las torres de KIO. Según Enrique Villoría, concejal de Obras, no existe ningún indicio de que existan restos arqueológicos. Todo parece indicar que es una maniobra de un colectivo vecinal para ganar tiempo y preparar otras acciones Se toman medidas para evitar vandalismo en árboles nuevos Madrid. Alejandra González- Ruano La concejala de Medio Ambiente, Esperanza Aguirre, reconoce que, a pesar de la gran acogida que ha tenido la campaña Un árbol, una vida se han producido fallos en su realización. Así, han aparecido arboles rotos, arrancados y placas con el nombre de los recién nacidos fuera de su sitio. La campaña fue una iniciativa del alcalde, Agustín Rodríguez Sahagún, aunque la idea procede del partido Radical Italiano y fue propuesta ante el Parlamento Europeo. Madrid ha sido la primera ciudad que ha acogido la idea, seguida por Israel. Uno de los principales problemas de esta campaña, según Esperanza Aguirre, ha sido la deficiente calidad de las placas de cerámica con los nombres de los niños. A partir de ahora, las placas van a ser realizadas en gres para evitar su deterioro. Otro de los problemas ha surgido en el mantenimiento y cuidado de los árboles. Ha corrido por cuenta de empresas mixtas de jardinería pertenecientes a cada distrito donde estén situados sin que existiera una precisión en los detalles de este cuidado. A partir de la observación de los primeros problemas, se ha llegado a un acuerdo por el que ya existe la garantía un año para la conservación y limpieza. El último problema ha sido el cemento con se sujetaban las inscripciones. Tardaba mucho en secar y, por lo tanto, las placas se arrancaban con facilidad. El nuevo cemento que se utilizará ahora fragua muy rápidamente para evitar el robo. Esperanza Aguirre afirma que la acogida de esta campaña entre los madrileños ha sido tan buena que se ha desbordado y que muchas personas han solicitado que se ponga un árbol a niños nacidos el año pasado o niños más mayorcitos a quienes les hace ilusión tener su árbol. Para ellos se está estudiando la posibilidad de que el próximo año paguen ellos mismos su placa en un árbol de Madrid, pero no es posible que se les plante un nuevo ejemplar porque estos están ya cubiertos con el número de niños que nacen en Madrid cada año Según afirma la concejala, todos los años se plantan doce mil arboles de reposición, otros doce mil son nuevos, en calles donde no existían, y ocho mil se enclavan en urbanizaciones o lugares de reciente creación. Esperanza Aguirre manifiesta que es mejor que el árbol al que se le pone la placa esté ya crecidito, puesto que es menor la posibilidad de que se seque o muera y que incluso se contempla la posibilidad de que algunos de los nuevos árboles sean plantados con cepellón y en cubeta porque su aguante es mayor, aunque son algo más caros. D El CDS ha calificado de lamentable la no comparecencia del consejero de economía de la Comunidad, Luis Alejandro Cendrero, ante la Comisión de Hacienda de la Asamblea autonómica. Cendrero debía explicar el endeudamiento público de la Comunidad; pero, el presidente de dicha Comisión, el popular Gabriel Usera, tuvo que levantar la sesión tras recibir la explicación telefónica del consejero de que no le había llegado oficalmente la convocatoria a pesar de que constaba en el Registro General desde el 6 de abril pasado. El portavoz del CDS, Carlos Alonso de Velasco, dijo que el endeudamiento de la Comunidad estuvo en 1989 por encima de los 145.000 millones de pesetas, sin ninguna justificación PUERTA DE EUROPA TORRES KIO I -f f TUNÉTBAJO LA Í W V V 1 PLAZA DE CASTILLA W i N PASEO DE LA CASTELLANA FERNANDO RUBIO La opinión del equipo de gobierno municipal de que todo es una campaña para retrasar el comienzo de las obras se basa en el hecho de que, según el concejal de Obras e Infraestructura, Enrique Villoria, la zona de la plaza de Castilla es una de las más minadas de la ciudad, y en ella nunca ha aprecido vestigio alguna de la existencia de yacimientos arqueológicos. En aquella zona hay tres líneas de Metro, y numerosas conducciones de líneas eléctricas, telefónicas, del Canal de Isabel II... y nunca se ha encontrado La posible existencia de restos arqueológicos ha sido valorada por el concejal como una campaña de una asociación vecinal que quiere retrasar al máximo el comienzo de las obras de las torres de KIO para, mientras tanto, plantear otras acciones No obstante, si hay algún indicio de posibles hallazgos, la encargada del asunto sería la Dirección del Patrimonio de la Comunidad, que debe encargarse de designar un técnico que vigile los posibles restos. De todos modos, el Ayuntamiento no ha recibido ningún tipo de notificación oficial sobre el asunto, por lo cual seguiremos adelante con el proyecto dijo Villoria. Esta situación no supondrá retrasos importantes en la ejecución del proyecto. De hecho, el Ayuntamiento ya ha comenzado a acotar algunas zonas para, en pocos días, empezar a preparar las obras del paso subterráneo, que no obstante, no se pondrán en marcha hasta que no concluyan las de los túneles de Cristo Rey y Cartagena, a principios de verano. El proyecto de urbanización de la plaza de Castilla, conocido como Puerta de Europa, incluye, además del subterráneo que pasará bajo la rotonda del monumento a Calvo Sotelo, dos espectaculares torres inclinadas de 27 plantas cada una (las torres de KIO) otras tres de 12 pisos de altura, un intercambiador de transportes y la peatonalización de las calles de Agustín de Foxá y San Aquilino. Consumo estudia implantar nuevos cierres de seguridad para las bombonas de gas Butano Madrid. Esther Sánchez El Instituto Nacional del Consumo ha organizado una comisión de trabajo, en la que participan las administraciones de consumo de todas las Comunidades Autónomas, para estudiar nuevas normas que obliguen a distribuir las bombonas de Butano con cierres precintados. Éstos tendrán como fin principal mejorar la seguridad y evitar fraudes. La iniciativa partió hace casi dos años de la Asociación de Consumidores y Usuarios de la región de Madrid (ACUREMA) En noviembre de 1988, esta asociación dirigió al Instituto Nacional del Consumo y al director general de Industria una carta solicitando que se reglamentaran medidas para salvaguardar la seguridad de los consumidores, permitiéndoles verificar el contenido de las bombonas de gas Butano. Según María Rodríguez, portavoz de ACUREMA, a pesar de ser un tema fácil de controlar, nunca se había tomado en serio, y ni siquiera ha existido intención de regularlo. Los casos de abuso son más habituales de lo que se podía pensar en un principio, y el mayor problema se plantea a la hora de reclamar El inspector de Industria cuando acude previa denuncia del consumidor tan sólo puede certificar que la bombona no contiene la cantidad de combustible indicada. Con los medios actuales es imposible dar una solución a los conflictos que nos plantean. Con unos gastos mínimos se pueden evitar los fraudes. El precinto es una garantía para el consumidor