Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-Hemos visto- Hoy veremos Antena 3 TVTVE h El profesional De Georges Lantner. 1981. Noventa y seis minutos. 21,30. Comedia. Aquí un amigo De Billy Wilder. 1981. Noventa y dos minutos. 22,35. TVE. Comedia. María Antonia Iglesias Manipulación Televisión Española dedicó lo mejor de su Telediario a replicar la nota del obispo leída en las iglesias. Naturalmente, nadie pudo puntualizar la réplica oficial. Como en tiempos de Franco. TVE al servicio del Gobierno. Una manipulación escandalosa, cuya responsabilidad recae en María Antonia iglesias y Jorge García Candau. Paul Belmondo ha ido convirtiéndose, con el paso del tiempo, y desde que se confirmó como el intérprete más taquillera del cine francés, en una especie de payaso acrobático, cuyas películas, de las que suele ser productor, se limitan a servir de pretexto para que haga gala de su agilidad y de su condición de duro además de la de galán irresistible, pese a su edad. No es ésta mejor ni peor que otras de las que ha protagonizado en la última década, aunque su guión, del veterano Michel Audiard, está, quizá, un tanto más elaborado que el de la mayoría de ellas. Reservada, en cualquier caso, a los incondicionales del veterano galán, que, para desquitarse, protagoniza en la actualidad, en el escenario, Cyrano de Bergerac Para la que sería su última película, ya que, habida cuenta de su edad- -nació en 1906- las compañías de seguros se negaban a suscribir pólizas a su nombre, Biliy Wilder eligió- o se vio obligado a elegir- la remodelación al gusto americano de una película francesa de gran éxito en Estados Unidos, entre nosotros titulada El embrollón que ocho años antes realizara Edouard Molinaro a partir de una obra teatral de Francis Veber, con Lino Ventura y Jacques Brel en los papeles que en su versión, pasablemente fiel a la original, aunque sensiblemente más acida, interpretaran Walter Matthau y Jack Lemmon, su par de actores preferidos. El filme no cuenta entre los mejores suyos, pero es, con todo, además de siniestramente divertido, brillante y digno de su firma. Junto a la extraña pareja protagonista, como siempre admirable, figura en el reparto un delirante Klaus Kinsky y en un papel indigno de su talento la sistemáticamente subempleada Paula Prentiss. Tele 5 Las estrellas están verdes De Pedro Lazaga. 1973. Cien minutos. 15,30. Comedia. Julio Lois El Gobierno tiene a sus curas y los instrumentaliza cuando quiere replicar a los obispos. A Julio Lois le encanta que le manejen para estos menesteres. Ayer se prestó, junto con algunos de sus feligreses debidamente adiestrados, a hacer el juego al Gobie rno. Dijo, además, que él no había leído la nota en su iglesia. No dijo que la casi t o t a l i d a d de los sacerdotes sí lo hicieron y, además, no se prestaron a que el Gobierno les manipulara contra los obispos. Una vez más, Alfredo Landa encarna, a las órdenes del siempre profesional Pedro Lazaga, al español reprimido y, en consecuencia, obsesionado por el sexo. En este caso, a un periodista abulense que intentará ligar con una superstar con la que siempre ha soñado, de paso por su ciudad. Lo demás puede imaginarse. Como puede también suponerse que nada, por así decirlo, irreparable acaecerá, pese a las situaciones límite en que la pareja llegará a encon: trarse. El incidente del Cañón Negro De Huanq Jianxin. 1986. Noventa y cinco minutos. 1,00. TVE- 1. Comedia. Telemadrid Amor sobre ruedas De Ramón Torrado. Ochenta y siete minutos. 16,20 h. Comedia. Luis Carandell (A 3) Tom Cruise (Tele 5) La cenicienta El salón de los Pasos Perdidos del Palacio del Senado, entre las paredes de! convento que fundara doña María de Aragón, puso ayer marco a uno de los escasos espacios televisivos que realmente enriquecen al espectador. LUNES 26- 3- 90 Antesala Como anticipo de lo que será la gran ceremonia de La Academia, Tele 5 adelantó, en un oportuno programa, las candidaturas al. Osear. Tom Cruise, optimista, vio brillar la estatuilla en la antesala de la noche mágica. CHÁFETE Constituyeron, en los años de posguerra, Carmen Morell y Pepe Blanco una popularísima pareja folclórica de inmenso éxito en los escenarios, pero que, salvo error, sólo en esta ocasión accedió a la pantalla, aunque muchos años después a Blanco le veríamos como artista invitado en Bodas de sangre donde interpretaba la inolvidable Sombrero junto a Cocidito madrileño la más célebre de sus canciones. Aunque autorizada, no sin polémica, para el mercado interior, la película no lo fue para la exportación, habida cuenta de que, dentro de lo que es posible en el país, constituye una sátira en algún modo esperpéntica de la burocracia todopoderosa y, en particular, del permanente estado de sospecha en el que viven los ciudadanos chinos, centrándose en el pintoresco caso de un hombre que, al ser interceptado un telegrama que los dirigentes del Partido Comunista consideran expresión de un peligroso mensaje cifrado, es despedido de su puesto de intérprete en una empresa germano- china en la que trabaja como intérprete y consejero técnico, lo que dará lugar a los más disparatados aconteceres. Puede que el peculiar humor negro de la película no resulte eficaz para un público occidental, pero el filme es, en cualquier caso, tan estimulante como, cuando menos, curioso. C. S. F. A B C I4l