Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
116 ABC ESPECTÁCULOS DOMINGO 11- 3- 90 Trueba: Aunque con estos premios me siento querido, la verdad es que yo me estimulo solo La noche del cine español resultó más breve y ágil que nunca Una joven actriz, aspirante a Joan Coilins a la española, aseguraba pocos momentos antes de comenzar, anoche, la entrega de los Goya del cine español: Sería capaz de reconocer todos los vestidos que hay prestados y añadía: Yo misma voy disfrazada de embajadora. El vestido me lo ha dejado la madre de una amiga. La cuarta noche del cine español, nueva edición de los prePor su parte, Amparo Soler Leal, contenta con su reciente homenaje dedicado por los premios Onda Madrid, lucía una fenomenal afonía precisamente de esa noche, según ella de la emoción que aquello le produjo. A su lado, Vicente Aranda, que no estaba nada afónico, declaraba: Este año me encuentro mucho más tranquilo, porque sólo tengo que hacer entrega de un premio. Simón Andréu, uno de nuestros actores que más trabajo alterna dentro y fuera de nuestras fronteras, está rodando una serie coproducida- por Euskal Telebista y prepara una comedia policiaca vía televisión para la productora británica Granada. Flavia Zarzo, que iba de Marylin y estaba muy nerviosa, comentó que prepara una función con Juan José Alonso Millán y la compañía de Pepe Rubio titulada El guardapolvo También tengo una serie de TV para rodar en Río de Janeiro, y me gustaría hacer las dos cosas, veremos si puedo. La más seriecita de entre todos los actores y actrices que rumoreaban entre bambalinas era Esperanza Campuzano, quien rueda en Granada Réquiem por Granada que concluirá en el mes de agosto. La Campuzano, a Madrid. José Arenas míos Goya de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España, lució como pocas veces, más breve y ágil que nunca, aunque sin despreciar por ello las formas, la gracia y, sobre todo, la elegancia de los protagonistas de la noche, los actores y actrices, los directores, productores y técnicos que inundaron con sus galas el Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid. este tipo de actos, es en los que yo me encuentro mejor. Cuando ruedo una película, estoy mucho más nerviosa. Cerca de ella, Fernando Rey- l a experiencia- decía todo lo contrarió. Ana empezará a rodar dentro de breves días una película con Fernando Colomo titulada Las chicas de hoy en día Hago de una actriz enloquecida. La película es una sátira de la Prensa del corazón. También la joven Isabel Serrano, contenta con sus seis meses de directo en El día por delante televisivo, comentaba que sueña con empezar la segunda parte de Brigada Central que dirigirá Pedro Masó en el otoño próximo: Y Jesús Puente comentaba- nada más entregar el premio a la mejor dirección debutante a la joven vasca Ana Diez, por Ander eta Yul -esa tan vasca forma de dar las gracias que vimos, más seca que un Martini con orujo. Francisco Valladares, que fue el encargado de recoger el premio de María Asquerino por El mar y el tiempo de Fernán- Gómez, cuando regresó detrás del telón, poniendo cara de victoria, comentó en voz alta: AJ fin... me han premiado. Luego miró alrededor y dijo: Sin bromas, la verdad es que ha sido como si me lo hubieran dado a mí. Carmen Maura no sabía que Pedro le traía un trozo del muro de Berlín, porque hasta ese momento, cada uno había estado más bien por su lado. Fernando Trueba, tras saber que su película había recibido seis premios, comentó con su lucidez siempre desarmante: Espero que estos premios sirvan para que vaya más público a verla. La gente me pregunta si éste es un camino por el que hay que seguir, pero en el cine no hay ningún camino, se lo tiene que buscar uno mismo. Por tanto, nadie tiene que ir detrás de lo que yo he hecho como si fuera la línea a seguir. Ahora lo que me apetece, por encima de todo, es hacer algo de mucha risa. Y algo de risa está preparando ya, y también de autor extranjero: Donald Wesley, que llevará por título probable: Un gemelo singular En este sentido, Fernando Trueba, quien aseguró sin broma sentirse envejecido, señaló que lo que más le gusta en el mundo es la comedia, porque me encanta reír y ver reír a la gente para culminar diciendo: El éxito de una película lo decide el público, porque no existen claves. Por su lado, Jorge Sanz, con su flamante premio al mejor actor, se encontraba tranquilo y explicaba que, además de no pesar casi nada- como le habían asegurado- había sido aquélla la alegría más grande de su vida: Me ha sorprendido mucho, pues es impresionante recibir un premió cuando se está en una lista junto a nombres como Juan Diego, Fernando Fernán- Gómez, Alfredo Landa... Es el premio más importante de España y qué duda cabe que un gran estímulo para mí. Fernando Trueba pesar de ser la más joven del grupo, se encargó de explicar a Patxi Andión lo que les tocaba hacer esa noche en el. escenario. Maribel Verdú, por su parte, estaba encantada con su peinado lleno de trencitas, y decía a todo el que la quería escuchar que lo habían conseguido en sólo treinta y cinco minutos: ¿A que parece como de dos horas? Ana Obregón era la más tranquila y contaba a los cuatro vientos: Es curioso, pero, en Recuerdo de la EOC Un merecido homenaje Tienen para muchos las siglas EOC resonancias entrañables para algunos, acaso, poco menos que legendarios. A otros, a los más jóvenes, probablemente no les digan gran cosa. Precisemos, pues, que son las de la Escuela Oficial de Cinematografía, nombre que, justo al giro de la década de los cincuenta hacia los sesenta, tomó el centro de enseñanzza, de muy peculiaridades características, que en 1947, a la sombra de la Escuela de Ingenieros Industriales, allá por los llamados Altos del Hipódromo madrileños, había fundado Victoriano López García, bajo la advocación de Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas. Así se llamaba cuando de sus aulas, en las que había más ilusión que medios, salieron gente como Berlanga y Saura- Bárdem no llegaría a diplomarse- y cuando las instalaciones pasaron, primero, a los Estudios Cinearte, luego a un lujoso caserón hoy desaparecido perteneciente al Ministerio de Información y Turismo, del que dependía, para pasar, ya en edificio propio, compartido con la sede de la Filmoteca, en la Dehesa de la Villa, irían formándose en ellas buena paiie de los mejores realizadores y directores de fotografía de la que hoy podríamos calificar de generación intermedia, siendo menos frecuentes los saltos a la profesión de alumnos de otras especialidades. Vivió la Escuela sus años de esplendor entre 1960 y 1970, y, en especial, en los que estuvo dependiendo de Fraga Iribarne, a través de la presencia al frente de la Dirección General de García Escudero. Contó entonces con medios abundantes para a realización de os ejercicios de prácticas, y sus dependencias fueron punto de reunión de una juventud inquieta e inconformista a la que, justo es decirlo, se permitió expresarse con un margen de libertad para entonces insólito, hasta que, a partir de 1968, la tolerancia fuera dejando paso a la represión y la mala administración acabara por llevar al cierre del centro. Del que salió, prácticamente, el llarhdo nuevo cine español que desde el Ministerio se protegió generosamente, dando preferencia a las películas de gente salida de la EOC. De la que, por supuesto, podría hablarse mucho más, y no siempre, necesariamente, para bien. Pero a la que es hermoso que la Academia rinda homenaje, y que lo haga centrándolo en la persona de su inventor aunque tampoco estaría de más que se dedicara un recuerdo a José Sáenz de Heredia, que en su paso por la dirección del centro logró que se hablara de él en la calle, que lo aceptara la profesión, que lo que en él se hacía pudiera, en suma, servir de carta de presentación a quienes por sus aulas habían pasado. César SANTOS FONTENLA