Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 23- 2- 90 ESPECTÁCULOS Crítica de teatro A B C 99 El Kant- Hoffmann de Sastre, trabajo interesante tasista, que contó esos últimos días de Kant, ha sido desplazado. Sastre atribuye ese relato al romántico alemán de finales del XVIII y principios del XIX, paisano de Kant, Ernesto Teodoro Amadeo Hoffmann, las iniciales de cuyos nombres, uno falso, son gratos al escritor. Este Hoffmann alcanzó una gran reputación en su tiempo como cuentista y, sobre Con un título de los que se llevaban en los todo, como escritor erótico. Hubo florecimienaños sesenta, Alfonso Sastre solicita de nue- to de la literatura erótica en Alemania, en vo la aprobación de un público que ha camFrancia, en aquellos años. Las más de las biado mucho en estos treinta años: Los últiobras de Hoffmann desaparecieron. El ejecumos días de Emmanuel Kant contados por tor testamentario de Hoffmann, consejero HiErnesto Teodoro Amadeo Hoffmann Kant- tzig, las hizo quemar. Eso no lo cuenta SasHoffmann apócope que nos trae el recuerdo tre. Se salvó sólo Schwester Mónika Sor de otro, Marat- Sade en el que también Mónica en el que la protagonista cuenta tuvo mucho que ver el ya veterano autor de los excesos libidinosos de su madre, Luisa Escuadra hacia la muerte von Willau, y los suyos propios. Hoffmann es Kant- Hoffmann no puede subir entero al utilizado, mínimamente, como presentador de palco escénico. En rigor es mucho más que los episodios. Pero introduce así un elemento una pieza teatral, una pieza literaria. Está fantástico que se completa con la presencia más acá de aquellas comedias o dramas con de Olimpia- Hannah, mitad robot o muñeca largos prólogos exegéticos y polémicos de mecánica, mitad joven seductora. Bernard Shaw, y cercano al procedimiento de Elementos de fino matiz literario. Reconsciertas novelas de Nabokov en las que el notrucción artificiosa de una atmósfera eróticavelista mixtifica, fantasea, simula y discute su fantástica en la que el viejo Kant habita sin propia construcción, con lo que pone en solfa percibirla. Los otros personajes viven en el lo que en ella se cuenta o se propone. Haentorno del filósofo. Son, como el espectador, bría, pues, que desplegar el estudio crítico en meros testigos de la degradación física y dos planos: el de la inmediata ostensión teamental de un genio. Nos plantan ante el dratral que es el suceso escénico en sí mismo, y matismo absoluto de la muerte. Esa noción el del conjunto titerano de estilo, realidad, de lo irreal de la vida y de lo absoluto de la 9 c fantasía, aüfbSiSe 3 síbíi- S é és úh hecho litemuerte es lo que muestra Sastre, a pesar de rario más complejo y lejano, por cierto, al es- los pequeños excesos ostensivos de Josefina cenario. Molina, que cursiliza un poco una salida de No puede el crítico jugar aquí esas dos baHannah y Peter, el médico ruso, sacándolos zas. Deberá, por tanto, plantear la primera y de escena en tiempo de vals, que crispa los esbozar la segunda. Lo que nos da Sastre, diálogos iniciales innecesariamente en busca desde la interpretación de mise en scene de un clima que por si solo produce el autor y de Josefina Molina, es, por decirlo gráficaque consiste en cierto esteticismo del escemente, un pastel de liebre sin liebre. Me ex- nario que desvirtúa el deseo de sordidez, de plico. Kant no está en el escenario. Está un realismo miserabilista de Alfonso Sastre. ser agonizante, cercano a la locura senil, que Esas notas adversas, necesarias, no devase queja de que ha perdido la cabeza. El Kant de La crítica de la razón pura no está ahí. Ha muerto. Ha desaparecido. Los que están son sus acompañantes, sus domésticos, sus visitantes. Lo que vemos, pues, es la reacción de otros seres ante la desapariMadrid. C. G. ción, anticipada, del genio. Thomas de QuinLa revista, la gran revista, a base de hucey, aquel romántico inglés, opiómano y fanmor, bellas mujeres y bailes, vuelve a estar presente en las carteleras madrileñas de la mano, cómo no, de uno de los geniales personajes de la revista como es Juanito Navarro, que se ha hecho siempre acompañar de las primeras supervedettes de nuestro paCENTRO CULTURAL DE LA VILLA norama artístico. Diraetor. Asistió C g i t t i Esta noche se presenta oficialmente en el SALA I Calderón, donde ayer realizó, al frente de su compañía, un ensayo general con público; llegará esta noche a dicho escenario para hacer las delicias de los espectadores con su ya reSábado 24 a las 11,45 h. conocidísimo personaje de El Cirilo TamBANDA DE LA bién estará presente Simón Cabido dando SOCIEDAD MUSICAL DE ALZIRA vida a Doña Croqueta personajes ambos Domingo 25 a las 11,45 h. que han paseado durante años por toda EsBANDA paña. SINFÓNICA MUNICIPAL DE MADRID Y para que, además del humor, las escultuButaca: 300 ptas. rales figuras de las vedettes estén presentes, Mayores de 65 años: 50 descuenta Juanito Navarro se hace acompañar por las bellezas de Rossina Vallone, Piti Sancho y Liana Maurich, además de las componentes del ballet. Es decir, ha llegado la auténtica reAyuntamiento de Madrid vista a la española; Título: Los últimos días de Emmanuel Kant contados por Ernesto Teodoro Amadeo Hoffmann Autor: Alfonso Sastre. Dirección: Josefina Molina. Escenografía: José Duarte. Música: Mariano Díaz. Coreografía: Arnold Taraborrelli. Intérpretes: Balbino Lacosta, José Pedro Camón, Lola Herrera, Fermi Reixach, Francisco Merino, Sara F. Ashton, Helio Pedregal, Nacho de Diego, Alfonso Laguna, José Emilio Cuesta. Centro Dramático Nacional. Teatro María Guerrero. Lola Herrera y Helio Pedregal lúan al buen trabajo de la dirección. Como espectáculo visual, la semiología, olvidando algún exceso, aporta grotesco al drama conceptual. El cuadro del sueño carnavalesco está muy bien logrado y se mantiene un cierto realismo idealizado en el que no se percibe lo que de inteligentemente ficticio, fantástico, irónico, ha puesto el autor en su texto. Carrión no es sólo magnífico y muy personal actor. Dispone de una hermosa voz. La sacrifica. Acierta en los tinos agudos, casi inconscientes. Compone bien el angustioso pesonaje ausente de sí mismo. No puede quedar mejor corporeizado el gran ausente de la obra. Lola Herrera está hierática, inconmovible en un personaje muy artificial. Reixach añade crispación al religioso luterano que compone la rigidez y la pasión contenida al costado espectador del drama. Bien manejados los personajes secundarios salvo un exceso en el Lampe de Francisco Merino. El C. D. N. ha hecho una bonita, precisa, complementaria edición de la obra y los apotegmas estructurales del autor. En su conjunto, el trabajo es meritorio, interesante y merece un justo aplauso. Lorenzo LÓPEZ SANCHO Sábado, 12,30 noche United International Píctures Comunica: A todos los oyentes de ONDA MADRID Juanito Navarro vuelve a Madrid con una nueva revista invitados al pre- estreno, que la proyección de la película tendrá lugar MAÑANA SÁBADO a las 12,30 noche, siendo validas las mismas invitaciones I CICLO DE GRANDES BANDAS DE MÚSICA TEATRO MARQUINA ¡O MESES DE EXTRAORDINARIO ÉXITO! La mejor obra de María Manuela Reina r- Época Se apodera del público de Madrid ABC Una excelente comedia