Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC 81 VIERNES 9- 2- 90 Tentro W. ty y Ellos son los protagonistas de El rayo Una obra que cabalga entre la comedia rural y su caricatura. Una pieza de enredo que si se detuviera menos en la descripción de caracteres podría ser un peculiar y curioso vodevil La escena al día Teatro en comunidad Carlos Galindo El teatro no se mueve solamente en las grandes ciudades; incluso hay algunas compañías que están rodando por las diversas Comunidades, llevando el teatro a pequeños núcleos urbanos donde la actividad teatral no llegaría a no ser por la iniciativa oficial. Otro caso diferente es el de los teatros de las ciudades más importantes, como es el caso del Arriaga de Bilbao, donde esta noche se presenta La loca de Chaillot bajo la dirección de José Luis Alonso, con una compañía encabezada, como en su estreno en Madrid, por Amparo Rivelles, donde permanecerá hasta el próximo día 18. También, por las dimensiones del montaje, la Carmen Carmen de Antonio Gala, ya casi más de Concha Velasco, viajará a partir de la próxima semana por diversas ciudades españolas. Pero vamos a dedicarnos hoy, en el caso concreto del Real Coliseo de Carlos III de San Lorenzo dé El Escorial, donde la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid ha programado diversas obras a lo largo de los fines de semana de los meses de febrero, marzo y abril. Ateniéndonos a las primeras obras programadas, nos encontramos con La empresa no perdona un momento de locura de Rodolfo Santana, que obtuvo buenas críticas en su estreno en el teatro Alfil, y que se ofrecerá mañana sábado y el domingo. Para los dfas 17 y 18, está prevista la presentación de Julia Martínez, en la obra de Sebastián Junyent Gracias, abuela en la que también intervienen Emma Suárez y Carmen Rossi, bajo la dirección de Eduardo Fuentes. Ya para los días 23, 24 y 25, Joaquín Vida llevará hasta el coliseo del Real Sitio El león en invierno de James Goldman, protagonizada por Agustín González y María Asquerino. El rayo unMuñoz Seca trepidante En el intenso programa cíe movilización, recuperación podría, decirse, de autores precipitadamente eliminados de las carteleras teatrales, emprendido por Antonio Guirau desde que asumió la dirección del Centro Cultural dé la Villa, le toca la semana que viene reaparecer a aquel rayo del teatro cómico anterior a la guerra civil que fue don Pedro Muñoz Seca. Precisamente El rayo es el título de la comedia de este autor que ha montado José Osuna. No conocía el crítico esta pieza y creía que no la recordaba. No le faltaba motivo para estar desmemoriado. El rayo data de 1917, año de aquella gran huelga general que en cierto modo inauguraba un nuevo período de movimientos sociales. Muñoz Seca, esa vez en colaboración con Juan López Núñez, en sustitución del inseparable Pérez y Fernández, tenía entonces treinta y seis años y andaba cerca de la plenitud de su fecundidad extraordinaria, de su facilidad para el retruécano y la caricatura y su facilidad para construir estructuras teatrales tan eficaces como despreocupadas de cánones, de exigencias normativas. El juego dispone varios planos de realidad. Hay un cortijo que los servidores han abandonado ante el escándalo de la conducta de Juan Manuel, el señorito, que ha llegado en compañía de una bella joven con la que dice haberse casado, lo que no le priva de intentar donjuanescos avances con el personal femenino de su contorno. Una compañía de actores, maltrechos, hambrientos, derrotados por el rayo que ha caído sobre su vehículo matando, los caballos y arruinando sus decorados, textos y vestidos, sustituirá provisionalmente a los fugitivos trabajadores. Ante la inminente llegada del padre de Juan Manuel y su familia, la ficción se ramifica en toda suerte de combinaciones. Lorenzo, uno del grupo, encontrará á Laura, su amor, hermana del señorito. Gabriela, mujer de éste, al considerarse engañada, seducirá a Don Simón. Lucila se enamorará en la facundia de Zoilo y en el tremebundo enredo llevará la batuta Asdrúbal Campuzano, director de la compañía, verdadero figurón de un teatro ya viejo pero eficaz, papel en el que López Somoza obtenía los mejores de- sus personales papeles cómicos. Hoy, todas estas situaciones corresponden a una sociedad inexistente y a Osuna le habrá costado un despliegue de malicia para vitalizar un fósil llenó de gracia, chistoso más que crítico, cuyos personajes son marionetas cargadas, eso sí, de dinamismo. Las situaciones cómicas, se producen eñ una cascada de causas y efectos que acredita dos cosas: la habilidad de Muñoz Seca y su falta de prejuicios sociales. Esa preocupación, no visible en El rayo será la causa de su absurdo asesinato en Madrid durante la guerra civil. Entre Los extremeños se tocan genial juego del teatro dentro del teatro, zarzuela sin música divertidísima, la gran parodia de teatro histórico que es La venganza de don Mendo juegos como La caraba Usted es Ortiz donde se burla alegremente del surrealismo y otras vanguardias, Muñoz Seca se habrá comprometido con otras piezas satíricas j e la revolución no supo perdc; arlé. Osuna ha movilizado a Julia Trujillo, actriz muy eficaz en el teatro cómico, a Rafael Castejón, que es estupendo actor del género, a María Paz Pondal, necesitada de riendas que encaucen su personalidad, y a Barbero, maestro de una comicidad clásica. Lorenzo LÓPEZ SANCHO El rayo de Muñoz Seca. Centro Cultural de la Villa, Estreno día 14. Martes, jueves y domingo a las 19,30; miércoles, viernes y sábado a las 19 y 22,30 Guía Las guerras de nuestros antepasados, obra de Miguel Delibes, con una magistral interpretación de José Sacristán. Bellas Artes. La casa de los siete balcones, drama rural de Alejandro Casona, en el que destaca la admirable interpretación de Mari Carrillo. Fígaro. El león en invierno, un drama histórico elegantemente realizado, con la interpretación de María Asquerino y Agustín González. Infanta Isabel. La cinta dorada, de María Manuela Reina, una de las comedias más interesantes que se han puesto en los últimos años. Marquina. Nueva Antología de la Zarzuela, espectáculo creado por José Tamayo, que ha vuelto a Madrid con carácter de estreno, en breve temporada. Nuevo Apolo.