Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
27 enero 1990 ABC fíTcrafío ABC V Novela- Crítica literaria- La marea islámica Antonio J. Fournier Exadra de Ediciones. Madrid, 1989 311 páginas. 1.800 pesetas AY dos maneras frecuentes de acercamiento al mundo árabe en la novela actual. Unos escritores proceden por asimilación de- una cultura que tantas vinculaciones mantiene con la nuestra. El caso de Juan Goytisolo es, en este sentido, ejemplar. Otros se. acercan al mundo árabe considerado como espacio estratégico, donde el equilibrio político internacional puede romperse a causa de la inestabilidad de unos países y lo político y lo religioso coinciden en los mismos agentes de la Historia. Éstas son narraciones en las cuales la intriga ocupa el centro del relato y su valor máximo se halla más en el interés de la acción y las hipótesis planteadas que en la calidad literaria de sus textos. Entre estos escritores se sitúa Antonio J. Fournier (actual embajador de España en Canadá) que fue secretario de Asuntos Políticos en Rabat y embajador en Túnez (1983- 1987) La marea islámica es una novela de intriga y a la vez un intento de exposición de las tensiones y conflictos actuales en el mundo musulmán. En el contexto del diálogo incipiente entre Washington y la OLP se desenvuelve una compleja red de operaciones llevadas a cabo, de un lado, por los múltiples tentáculos de la CÍA y del Mossaad, y, de otro, por grupos de agitadores al servicio de ideologías islámicas extremistas que proyectan nuevas guerras santas contra la corrupción occidental que ha invadido los países árabes con Gobiernos moderados. En una situación en que la paz entre ¡sraelíes y palestinos empieza a no parecer imposible, la marea islámica amenaza con el fanatismo chií, que tiene ya su expresión política en un país concreto y que, en lucha con otros radicalismos, concibe el propósito común de extenderse como doctrina revolucionaria por el mundo islámico. En este contexto de tensiones políticas y sociales, favorecidas por la ignorancia y la miseria de países subdesarrollados, alimentadas por el sentimiento de humillación y frustración del árabe a lo largo de siglos, de degradación y colonialismo y mantenidas en una situación presente de reyes del petróleo y príncipes de la pobreza, el negrismo ciego capitalizado por el chiísmo iraní es una amenaza para la estabilidad de Oriente Medio. El interés y la amenidad del relato están asegurados. La novela es de lectura fácil por su construcción narrativa, sustentada en la figura de un narrador omnisciente neutral en cuya voz se descubre con frecuencia la visión del autor implícito en múltiples comentarios históricos dedicados a superar tópicos y destruir prejuicios en favor de una mejor comprensión del mundo islámico. La intriga se desarrolla en una temporalización lineal, con elipsis que agilizan el dinamismo del relato, analepsis que recuperan hechos del pasado y aspectos de la prehistoria narrativa de los personajes y con pausas descriptivas y digresivas que recrean cuadros de costumbres y analizan problemas de la cultura islámica. Todo está integrado en una trama de espionaje de largo alcance político, localizada en espacios tan diversos como Bruselas, Madrid, algunas ciudades de Estados Unidos y del norte de África. Ángel BASANTA Palimpsestos La literatura en segundo grado Gérard Genette Traducción de Celia Fernández Prieto Taurus. Madrid, 1989. 519 páginas. 2.900 pesetas sobre la hipertextualidad imitativa: Virgilio imiN el panorama de la crítica universitaria ta a Hornero, y nace la épica latina; el Guzcontemporánea, Gérard Genette es mán de Alfarache imita al Lazarillo de Torsin duda un nombre mayor. Los tres mes y surge la novela picaresca. volúmenes de Figures (1966, 1969 y 1972) representan quizá el logro más maduro de la Establecidos estos supuestos, aborda Ge nouvelle critique por el equilibrio y la sabia nette todo el complejo entramado de la práctioriginalidad con que el autor aborda, en el cas hipertextuales, según un plan muy nítido marco del estructuralismo, problemas capita (ver en particular página 41) que está organiles de la literatura y su especificidad. Palimzado en virtud de las relaciones de transforpsestos pertenece al proyecto de investigamación y de imitación, y según los regímenes ción sobre las diferentes formas de transtex (genéricos) lúdico satírico y serio tualidad que Genette comenzó en 1979, con Dentro de la transformación tendríamos la pasu magistral Introduction á l architexte que rodia (régimen lúdico) el travestimiento (régientre otras aportaciones de relieve, pese a su men satírico) y la transposición (régimen sebrevedad- apenas 90 páginas- situó a una rio) Dentro de la imitación se hallan el pastinueva luz el problema de los géneros literache (régimen lúdico) la imitación satírica y la rios. imitación seria. A partir de este plano, Genette lleva a cabo un examen apasionante de La obra planteaba como asunto medular una buena parte de la literatura occidental. las dependencias -digámoslo a s í- del texto literario, esto es, el conjunto de categoUna conclusión se impone: la literatura se rías generales o trascendentes- géneros, tinutre fundamentalmente de literatura. Cierto, pos de discuso, modos de enunciación, etcélas prácticas de derivación no pertenecen extera- del que depende cada texto particular: clusivamente al arte verbal: son sustanciales la architextualidad, para decirlo con el término también en música y en las artes plásticas del autor. Éste sería el objeto de la poética, -aquí Genette vuelve a abrumarnos con sus en oposición a la crítica, cuya función la conocimientos- Pero ahora de lo que se traconstituiría el estudio de las obras concretas. ta es del estatuto hipertextual de la literatura. En Palimpsestos Genette prefiere hablar, Esa primera conclusión suscita inevitable 1 aunque en sentido más amplio que en Intromente objeciones: ¿puede el hipotexto condiduction de transtextualidad o trascencionar hasta la subordinación al hipertexto? dencia textual del texto. No lo cree Genette: todo hipertexto, explica, admite la lectura autónoma; no por ello deja Cinco son los tipos de relaciones transtexde ser ambiguo, si bien en grados diversos, tuales que cabe señalar, según el autor. Adeporque puede ser leído en sí mismo y en su más de la architextualidad, está la intertexrelación con el hipotexto. El hipertexto, pientualidad entendida en acepción más restricsa, gana con la percepción de ser hipertextiva que Kristeva todo texto es absorción y tual e invita a la lectura palimpsestuosa transformación de otro como la presencia efectiva de un texto en otro: aquí entran la Parte sustancial de la literatura occidental cita, el plagio y la alusión. El tipo siguiente lo es un gigantesco palimpsesto. Ésta fue constituye la relación que el texto propiamenuna de las ¡deas críticas nucleares de Borte dicho mantiene con su paratexto título, ges, gran admiración de Genette, quien ya en subtítulo, epílogos, advertencias, epígrafes, el primer volumen de Figures le dedicó un notas, fajas de cubierta, etcétera. Otro tipo es ensayo excelente La utopía literaria el orla metatextualidad consiste en la relación den de la literatura es intemporal, consideraque se suscita entre un texto y el que nace ba Borges, porque la literatura, toda ella, es para comentarlo: la relación crítica es la me un libro y un lector. Genette se enfrenta tatextualidad por excelencia. Queda, en fin, con el fenómeno en el ámbito estricto de la una última clase, la hipertextualidad Sobre hipertextualidad y utilizando instrumentos de ella versa Palimpsestos rigurosa formalización. El resultado es una obra capital de la crítica europea. Por hipertextualidad entiende Genette toda relación que une un texto B, o hipertexto Genette conoce el origen de esta literatura con un texto anterior A, o hipotexto El hi libresca La hipertextualidad es consecuenpertexto es, pues, un texto en segundo gracia de un proceso de economía en la producdo, que se deriva de otro anterior por transción de las formas. La cantidad de fábulas y formación simple (o transformación o por metáforas que puede crear la mente humana transformación indirecta (o imitación Esresulta inevitablemente limitada; la hipertextos cinco tipos de transtextualidad, aclara Getualidad sirve para relanzarlas a un nuevo nette, no son clases estancas: así, por ejemcircuito de sentido Así, la memoria de la plo, la architextualidad genérica se construye tradición se activa al fecundar el presente y ser, al mismo tiempo, fecundada por éste. Sería trivial detectar en la literatura hipertextual pérdidas de contacto con la verdadera Este libro de Gérard realidad. Baste con el Quijote como botón de muestra. Genette cuestiona el alcance del Genette constituye una de realismo cervantino: Don Quijote no es en las más sustanciales primer término un hidalgo que recorre pueblos, ventas y caminos: Es ante todo un hiaportaciones al análisis de dalgo que quiere vivir como caballero andanla transtextualidad de la te. El hipotexto- las novelas de caballerías- determina sin duda, como precisa el literatura. Se trata de una gran crítico, el estatuto de la obra. H E obra capital de la critica europea Miguel GARCÍA- POSADA