Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t Requena Nozal Galería Ansorena C Alcalá, 54 Enero De 180.000 a 1.500.000 T IENE razón Jesús Saiz Luca de Tena cuando asocia las motivaciones viajeras de Requena Nozal con las de los pintores románticos, sus peregrinaciones de ver y sentir por el Tíbet, la India, Turquía, Grecia: Allí, en los antípodas de la tarjeta postal- dice Jesús Saiz- sin la menor concesión al exotismo, por el contrario, conviviendo con almas y paisajes, Requena Nozal testimonia con su pintura lo que ve y lo que siente. Ver y sentir, ahí es nada. Ve y traduce a pintura el sentimiento que le deparan las cosas, a disciplinada pintura de técnica laboriosa y pulcra (encáustica) a más libre manera también (óleo) Cada motivo revela su origen, pero todos ellos acaban identificándose unitariamente en la manera y claro está que en el concepto, con lo que las cosas, al personalizarse, se hacen originales, de Requena Nozal ya. Sólo de él, pues las asume en una expresión individualiza- f V -I- s El sitar da. Dibujo y color equilibran sutilmente estas composiciones infrecuentes, felizmente forasteras a las aburridas imágenes del consumno diariO i A. M. C. Lechuza en su nido de Rafael Botí Macarena G. de Vega Estudio Peironcely Don Ramón de la Cruz, 17 E felicísimo descubrimiento debo calificar este encuentro con la obra de Macarena González de Vega (Madrid, 1965) que me devuelve un arte joven informado de cualidades que, mayoritariamente, había perdido: buen gusto, imaginación, oficio. Buen gusto que, en este caso, es una extraña elegancia proyectada con una pulcritud que evoca la ascética de Juan Gris en unos collages llenos de equilibrio y vivacidad. El papel aportando otro modo, otro concepto, otro protagonismo y manera de entender la pintura dice Carlos Sánchez. Ni la frialdad de Gerardo Rueda ni el fantasma surreal de Marx Ernst. Y ello es posible por la sensibilidad inteligente de la pintora (que amplía sus estudios de Bellas Artes con experiencias de taller en Madrid, Barcelona o Londres) su curiosidad por los maestros de ayer y de hoy (artículos sobre ArEnero De 40.000 a 70.000 Arte animalista de San Antón Galería Infantas C Infantas, 19 AMBIÉN el arte moderno puede proporcionarnos datos acerca del distanciamiento del hombre de los demás testigos de la Creación, de los animales en este caso, consagrados ya en la aurora paleolítica de Altamira y, como en una premonición de despedida, simbolizados en el perro que se hunde en el cuadro de Goya para partirnos el corazón. Los que un día señorearon la Hasta el 27 de enero Con lo que la exposición, que suscita este comentario adquiere el valor de la reconquista de un género, puesto bajo la protección del madrileño San Antón de la calle de Hortaleza, cuyas vueltas forman parte de la tradición más entrañable de la Villa. La Academia Libre de Artes y Letras de San Antón salva de nuevo en su arca a los fratelli que el arte de gran mercado olvida. Es ésta una exposi- ción literalmente deliciosa, en la que, alrededor del bello motivo animalista, unos setenta pintores y pintoras hacen convergir muchas de las orientaciones estéticas actuales. Profeticemos la difícil salvación de un arte sin animales. Le ocurrirá lo que a los dinosaurios, que ¿por qué sería? no embarcaron con Noé, el patriarca del más querido salvamento de náufragos. Estos animales que hoy reencontramos en la galería Infantas acompañan dulcemente- o tentadoramente- la triste soledad contemporánea de San Antón. A. M. CAWIPOY ABC 123 D T Collage cimboldo, Kokotschka, Tapies, Bar- celó) Ante esta obra de laboriosa juventud en libertad hemos de poner nuestros mejores augurios. A. M. C. Leyenda Dorada y la pintura ¡solemne can meninesco, galgos crepusculares de Romer de Torres, mefitsofélica cabra de Picasso! hoy están exactamente ausentes, como en el alma d la sociedad consumista. El caballo, en todo caso (Degas, Toulouse- Lautrec, Dufy) y algún león estupefacto (Rousseau) sobreviven. Pocos más. Entre nosotros, últimamente, han pintado animales Benjamín Palencia, Grandío, los compositores de las crueles monterías. Y está el supremo zoológico del escultor Mateo Hernández, los toros de Cristino Mallo y Venancio Blanco, los simios de Otero Besteiro, el sensibilímo bestiario de José Luis Medina... C JUEVES 18- 1- 90