Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 17- 12- 89 MADRID ABC. póg. 47 La semana Torrejón. El alcalde de Torejón de Ardoz, José Pina, contrató a dedo los servicios del bufete de abogados de Javier Ledesma y Manuel de la Rocha, diputados del PSOE, pese a que el Municipio contaba ya con seis abogados. Sin embargo, no entregaron la documentación, requerida por el PP, porque no la encontraron Tráfico de influencias. El PP investiga a fondo el posible tráfico de influencias en la concesión y explotación de una gasolinera de Algete, ejercida por el entonces teniente de alcalde Nicolás Piñeiro. José Luis Ortiz acusó a Piñeiro y Lanzaco de unirse contra él para que no se investigue. Carril bus. El Consorcio de Seguimiento del Plan de Accesos a la capital acordó la creación de un carril bus experimental para transportes públicos en la carretera de Extremadura. Por otra parte, los vecinos de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes se manifestaron para pedir mejores transportes y un carril bus en la N- l, entre otras medidas. Renfe. Decenas de usuarios indignados cortaron el tráfico ferroviario en la estación de Aravaca para protestar por la escasez de trenes, todos totalmente repletos. Muchas personas caminaron por las vías hasta la estación de Príncipe Pío, donde presentaron un escrito de protesta. Renfe no supo reaccionar ante la avalancha dé viajeros, que optaron ese día por dejar el automóvil en casa. Tasas. La tasa de 5.000 pesetas que cobra la empresa privada Prycodesa por dar hora a los usuarios de los automóviles que deben pagar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) carece de cobertura legal, según la diputada del PP Carmen Alvarez Arenas. En el resto de Comunidades autónomas, la cantidad cobrada por la inspección es muy inferior. Sahagún. El alcalde de Madrid, Agustín Rodríguez Sahagún, presentó la campaña Un árbol, una vida que sustituye a la fiesta del árbol. Por cada recién nacido, el Ayuntamiento plantará un árbol y entregará a ios padres una maceta con un pequeño madroño. Los padres serán informados del lugar donde se instale del árbol que llevará el nombre de su hijo. Tráfico. El tráfico fue noticia durante toda la semana. Niebla, lluvia, obras, manifestaciones y compras prenavideñas provocaron el colapso circulatorio en la mayoría de tos accesos y en el Centro. Amad a diestro y siniestro, a pierna suelta pidió Mingóte en su pregón de Navidad Aún hay individuos que asesinan en nombre de ideologías absurdas Como un canto al amor y un rechazo total a la violencia puede definirse el pregón de Navidad que pronunció ayer por la tarde Antonio Mingote en la Plaza de la Villa. Con este acto dieron comienzo oficialmente los festejos navideños. En el pregón, que fue seguido por numeroso público presente en la Plaza, entre el que se encontraba un pequeños grupo de vendedores de la plaza de Santa Ana, Antonio Mingóte dijo, entre otras cosas: ¡LLegó la Navidad, muchachos! ¡Aleluya! Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad. Esta frase, lo confieso, no se me ha ocurrido a mí, pero es una buena frase. Tanto, que mi abuelo la decía en latín, que ya es decir. Vivimos buenos tiempos. Por fin, los grandes de la tierra em- piezan a comprender que la paz y el amor entre los hombres es preferible a que gentes indefensas mueran en ciudades bombardeadas y a que los jóvenes se asesinen los unos a los otros en guerras supuestamente gloriosas y absolutamente imbéciles. Miles de años han tardado los grandes mandamases en comprender que la paz en buena y provechosa, porque esos fulanos son lentos de comprensión, aunque no malas personas. En fin, más vale tarde que nunca. Así que hombres y mujeres de buena voluntad, ¡aleluya! Aún quedan individuos que asesinan en nombre de ideologías absurdas e inútiles, pues nada hay más inútil que el odio, que sólo produce la muerte. Pero no dejéis que el odio de los demás suscite vuestro odio. Que esa hierba repugnante y dañina no crezca en vuestro pecho. Y si no podéis amar a los estúpidos y absurdos asesinos, ni tampoco Madrid. Ana Medina Mingóte, acompañado del alcalde, Agustín Rodríguez Sahagún instó a los presentes a plantar en casa un belén y a ver él lado amable de las cosas durante estas fiestas familiares. La lluvia paró en el momento en que comenzó el acto. los otros, respetarnos, ayudarnos, tolerarnos, comprendernos, el mundo será más habitable, los embotellamientos no resultarán tan incordiables, los inspectores de Hacienda parecerán menos rigurosos, nuestros acreedores menos apremiantes y las colas de los ambulatorios más cortas. Id a vuestras casas a plantar un Belén. Si sois amantes de lo exótico, plantad también un árbol de Navidad, aunque os recuerdo que los árboles se plantan en la tierra, no en la salita de estar, y que todos los árboles del mundo son árboles de Navidad, no sólo los que tienen bombillitas en las ramas. Plantad el Belén, que es nuestra tradición y nuestro gozo. Un Belén sencillo, complicado, rústico, elegante, artístico, vulgar, de barro o marfil. Pero no olvidéis el pesebre para que Dios nazca en vuestra casa. Luego cantad un villancico, como este villancico madrileño que acabo de inventar: Desde Salamanca a Arguelles, Lavapiés a Chamberí, el niño Dios, puntualmente, está naciendo en Madrid En este punto el pregonero invitó a cantar al pueblo. Pero mira cómo beben los peces en el río, pero miran como beben por ver a Dios nacido. Beben y beben y vuelven a beber los peces en el río por ver a Dios nacer Antonio Mingóte terminó el pregón de Navidad con gritos de ¡Viva la Navidad! ¡Viva Madrid! y ¡Feliz 1990! que fueron coreados por los asistentes. Varios vendedores ambulantes de la plaza de Santa Ana, ataviados con casco, portaron una pancarta y pronunciaron gritos de Santa Ana, artesana Al término del mismo, alguno de los asistentes al acto increparon a los vendedores que se marcharon de la plaza de la Villa. A continuación, en el Patio de Cristales de la Casa de la Villa, se ofreció a los invitados un cóctel amenizado por los villancicos interpretados por un grupo de niños del colegio de San Ildefonso. En el mismo estuvieron presentes, además del alcalde y el pregonero, el concejal de Cultura, Joaquín Álvarez de Toledo y Luis María Huete. Antonio Mingóte disculparlos, no los odiéis al menos. Sólo compadecedlos. Amad a diestro y siniestro. Amad a pierna suelta, amad sin medida, que no haya límites para el amor. No esperéis al año 92, que es cuando van a pasar todas las cosas importantes según dicen. No esperéis al año que viene, que todavía falta medio mes. No esperéis siquiera a mañana. ¡Amad desde ahora mismo! ¡Practicad la elegancia social de besar al vecino o a la vecina! ¡Dadle un beso a quien tengáis más cerca, si es que se deja, que seguro se dejará porque para eso es Navidad! ¡Besaos! Navidad no es una fiesta folklórica, ni siquiera una fiesta para que prospere el comercio de comestibles y regalos. Es la fiesta del amor. Y si conseguimos, durante una Navidad que dure doce meses, amarnos los unos a TRENES DE CERCANÍAS El ministro de Transportes acaba de dar una muestra de sensibilidad política y capacidad de reacción. En una comparecencia en RNE anunció que va a proceder a potenciar el transporte público de cercanías en Madrid para colaborar a la reducción del caos circulatorio que están produciendo las obras de ampliación en algunos accesos. Denunciada hace sólo unos días por este periódico la insuficiencia de los servicios de Renfe para acoger el ingente número de viajeros que quieren utilizar el tren para evitar el insufrible tráfico madrileño, José Barrionuevo ha decidido utilizar en el transporte de cercanías vagones de rutas internacionales de escaso uso e incluso la compra de material extranjero de segunda mano para afrontar con urgencia el problema. Esta vez a la imprevisión no ha seguido la autoexculpación ni a la evidencia vagas promesas.