Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 25- 11- 89 ESPECTÁCULOS ABC. pág. 87 Programa En lucha contra la droga y en homenaje a Joaquín Rodrigo Solistas, Víctor Martín y su Orquesta de Cámara dad- obtener medios para la mejor lucha conLa Organización Médico- Colegial, que preside el tra la droga y rendir homenaje a Joaquín Rodridoctor Berguer, ha podido celebrar en el Audigo en tos cincuenta años del estreno de su torio Nacional, con el patrocinio de Laboratorios Concierto de Aran juez -hace más alegre el Beecham, siempre fieles a la memoria de quien informe sobre la magnífica respuesta lograda. les da nombre, un concierto cuya doble finaliEn efecto, se llenó el Auditorio dos... e ainda mais permítase Nacional con abundancia de fila expresión galaica. guras ilustres de la Medicina, reJoaquín Rodrigo después. La presentación de la Organización tierna melodía de la Canzonetde Médicos de Europa y asistenta poéticamente dicha por Marcia del ministro del ramo y del intín y dulcemente mecida por la signe compositor, a quien, a cuerda; el refinamiento, el enpunto de iniciarse la parte del canto de los armónicos, las partiprograma rendida por completo a cipaciones solistas ponderadas su obra, entregó el doctor Beren la Zarabanda lejana y el guer, entre ovaciones de un pú Villancico obras si nacidas inblico que le obligó a saludar desdependientes, ideales para forde su localidad, una placa conmar un todo; por fin, una vez Joaquín Rodrigo memorativa con la inscripción: más, el Concierto de Aranjuez excelentes solos de corno inglés Cincuenta aniversario del Concuyo nombre exime de adjetivay el muy castizo fraseo del viocierto de Aranjuez como homeciones, con José Luis Rodrigo de lonchelo. naje de los médicos españoles a voz y mecanismo, línea y ejecu ¡Y Rodrigo... concluiríamos. la egregia figura ctel maestro Roción más cuidados que la un Porque al terminar su Arandrigo punto débil cantidad sonora, juez el entusiasmo colectivo se Si la recaudación, vista la briaunque siempre protagonista de orientó hacia la localidad desde llantísima concurrencia, debió relieve. El violín dejó paso a la la que el querido maestro corresresponder a esos propósitos de batuta en Víctor Martín. Lo mepondió una y otra vez, destinatacrear cursos formativos concertajor, directorialmente, los pianísirio de esos homenajes ganados dos con la Fundación de Ayuda mos logrados del conjunto en con la obra más popular en mecontra la Drogadicción destinadistintos momentos. Por lo que dio siglo de música española. dos a educadores y padres de atañe a la orquesta, su orquesta, Por algo... familia, en lucha para vencer la con la dotación precisa para la terrible y amenazante plaga, en obra, tendríamos que citar los Antonio FERNÁNDEZ- CID lo artístico el programa logró un nivel justificativo, asimismo, del más caluroso aplauso. La Orquesta de Cámara Española, de la que es concertino director Víctor Martín- y ninguno de cuyos miembros debiera colaBarcelona. Joan Matabosch che raíz de la presentación de borar por principio con entidades El Pessebre en Toulouse, el El Pessebre de Pau Casimilares- actuó con sus dispotexto de Joan Alavedra se inclina sáis, accedió al escenario del Lisitivos aumentados y con reperdeliberadamente por la poesía ceo por primera vez de la mano torio sustancioso. popular más simple y directa y, de Montserrat Caballé, junto al En la primera parte, la obertupor su parte, Pau Casáis nunca coro y orquesta del propio teatro ra de Los esclavos felices del escondió sus escasas simpatías dirigido por José Collado, en el hacia la música del siglo XX, juvenil, malogrado y por tantos contexto de los actos conmemocomo se desprende, por ejemmotivos admirable Juan Crisóstorativos del Milenario de Cataluplo, de sus declaraciones, precimo de Arriaga, en versión plausiña. Asistieron el presidente de la samente a ABC, el 6 de octubre ble, incluso por la gran limpieza Generalidadt, Jordi Pujol, y el de 1968, cuando asegura que con la que llegó a nosotros el presidente de la empresa Seat, el estilo y las características de pasaje siempre difícil de los violique patrocinaba el evento, Juan los compositores modernos tienes primeros. Sirvió prólogo Antonio Díaz Álvarez. nen muy poca relación con la amable al delicioso Concierto grandeza de las sublimes tradien do mayor para flautín y orEntre las demás personalidaciones musicales, y no llegan a questa de cuerda, de Antonio Vides presentes destacaron los producir aquella emoción o senconsejeros de Cultura y Justicia, valdi, una muestra más de la inssibilidad Así, pues, sería una Joan Guitart y Agustí Bassols; el piración y la adecuación a los redundancia insistir en los frágipresidente del Parlament, Joavehículos disponibles que siemles vínculos estéticos de la partiquím Xicoy, la directiva de Seat pre acreditaba el preto rosso tura de Casáis con la música de al completo y Maciá Alavedra, José Oliver, como solista, lució su tiempo, máximo cuando el consejero de Industria e hijo del la mayor virtud, la más rara en propio compositor ha tomado autor del Poema del Pesseun flautín: la redondez y ausen plena conciencia del problema, bre del que partió Casáis para cia de incisividad en un sonido como también hay que sentar componer este mensaje de paz nunca hiriente y chillón, peligro que, ante todo, El Pessebre en formato de oratorio, junto a la que acecha en ese instrumento. ha sido un grandioso alegato a viuda del poeta catalán y biógraLa Introducción y rondó en la favor de la causa de la paz para fo del Mestre, la primera intérmayor para violín y orquesta, toda una generación, causa que prete de la obra cuando estaba de Franz Schubert, obra tan beconserva casi su pleno sentido recién ultimada, según relata su lla como poco frecuente, tuvo en en nuestros días y en cuyo conesposo, Joan Alavedra, en la Víctor Martín el concertista con texto hay que considerar la recuedición del poema para la Bibliodulzura y calidad, pureza de timperación de la partitura como abteca Selecta. Como escribía Mibre y línea, merecedor, como solutamente atinada. chel Roquebert en La DepeOliver, de los aplausos recibi- ballet Fuego Bruselas. Efe El diario belga Le Soir destacaba ayer la actuación del bailarín español Antonio Gades, que representó en Bruselas el miércoles y el jueves su obra Fuego con música de El amor brujo de Manuel de Falla. El diario asegura que con Fuego Antonio Gades alcanza las raíces profundas del flamenco Con la obra de Manuel de Falla, jalonada de músicas p o p u l a r e s como los tanguillos, villancicos y sevillanas, e interpretada por voces graves y sombrías, Antonio Gades y su ballet crean un ceremonial lleno de pasión... Es sin duda un espectáculo de contenidos grandiosamente orgullosos, serenamente trágicos, fuertemente viriles y apasionados asegura el comentarista del periódico, quien escribe que Gades impone a sus colaboradores una disciplina de hierro Dentro de todo el espectáculo, hay que destacar el gusto de Gades por la danza en grupo, a la que sabe dotar de una rara intensidad, pese al escenario austero en el que se mueve concluye el crítico. Montserrat Caballé entronizó en el escenario del liceo El Pessebre de Pau Casáis Los primeros años de la carrera internacional de Montserrat Caballé estuvieron muy vinculados a la figura de Pau Casáis y El Pessebre hasta el punto de que la soprano estrenó la obra en Europa- e s Asis- y llegó a cantar al mismo tiempo los dos papeles femeninos de la obra, confiados a una soprano y a una contralto, al indisponerse Rosario Gómez poco antes de una de las audiciones de Touiouse a las que nos hemos referido. En el Liceo reencontramos a una gran Caballé capaz de auténticos prodigios- e n La mare de Deu con una apariencia de simplicidad todavía más cautivadora. Acompañaron a la ilustre soprano el tenor Dalmau González, el barítono Enric Serra, el bajo Alfonso Echevarría y la contralto Montserrat Aparici, que, según parece, tiene la intención de retirarse de los escenarios con este par de sesiones dedicadas a El Pessebre El coro del Liceo cumplió a plena satisfacción, sobre todo su sección masculina, como la orquesta, dirigida por el valenciano José Collado, que entre los corteses aplausos finales levantó la partitura en señal de homenaje al mito de Pau Casáis.