Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. Lamazares: Sin título A. Lamazares: Técnica mixta sobre madera Fieles a su propia sangre O si se quiere, fieles a sí mismos. ¿Pero a qué parte de sí mismos? A la totalidad de su estar; para entendernos, y como vamos tratando de arte, fieles a aquella imagen exterior y también interior, y en todos los casos necesaria, en la que ellos mismos, los artistas, se reconocen; y al reconocerse en ella, encuentran la vía, a través de cuantos medios técnicos y sensibles tienen a su disposición, a través, incluso, de imágenes intermedias, para expresar el impacto que, tanto desde el mundo exterior como desde el interior, les conmueve; y, pasando a otro plano, al plano de los dioses, el impacto que estos mismos dioses, dioses del instante, de la luz, de la forma, de la materia, del color, desata en esa imagen, como he dicho necesaria, fabricada desde y por su necesidad ineludible de buscar y hacer imágenes, de reconocerse en ellas, de hacerse uno con ellas. Éste es el caso de Antón Lamazares, pintor, y de Elliot Erwitt, fotógrafo. El trabajo pictórico de Antón Lamazares quiere abarcar la pintura, la propia pintura en su totalidad. Todo en su trabajo, soporte, bastidor, materia empleada, marco, busca la integración. El delante y el atrás de la obra, lo que se ve y lo que habitualmente no se ve- l a espalda del cuadro- mantienen ía misma ambición de ser vistos. El año pasado, en su exposición en la misma galería, y yo creo que desde mucho más atrás de su obra, ya mostraba su actitud totalizadora. Y la mostraba con la misma ironía, con el mismo sentido del humor que ahora ostenta en esta serie de paneles reformados- poco a poco su entidad industrial se va modificando, poco a poco los va integrando Antón Lamazares en su existir- reformados, digo, con signos, escrituras e inclusiones de objetos simbolizadores que acentúan sus características puramente sustentadoras, vistiéndolas de otra JUEVES 16- 11- 89 E. Erwitt: Jackie Kennedy Basta, para advertirlo con plenitud, mirar y ver los cartones, aislados o en políptico, que acompañan en los paneles, y que muestra para darse gusto a sí mismo y a alguno más. Los trazos mantienen su viveza sobre el cartón, airean un gesto, personalizan un e s p a c i o se apoyan entre sí, nos miran. ¡Qué mirada la de Elliot Erwitt! Penetrante, asociadora de fenómenos que se dan en el mismo instante, y que la rapidez de su ojocámara apresa. Luego, tras la visión, vienen el proceso técnicofotográfico y el mental, que se suceden en la cámara oscura de la mente y del laboratorio. Y con el positivo delante, el reencuentro con la realidad, real y diferente a un tiempo; una realidad plena de sentido del humor, que capta lo semejante, el diálogo entre lo semejante; que refleja lo dramático o lo sencillamente poético. E. Erwitt: Fotografía manera por la que abandonan lo común para convertirse en obra de Antón Lamazares. Sí, de Antón Lamazares, el que nació en 1954 en Maceira, Pontevedra. Sí, el que puede tener modos povera y maneras informalistas el que parece perderse en el minimal o el expresionismo y, al final, siempre se encuentra. Elliot Erwitt Canal de Isabel II Santa Engracia, 125 Hasta el 30 de noviembre Elliot Erwitt, parisiense de 1928, hijo de emigrantes rusos que recalan en Hollywood. Amigo de Edward Steichen, Robert Capa; presidente de la agencia Magnum en 1966. Artista fotográfico en el MOMA, Smithsonian, Institute of Arts, en la Kunsthaus de Zurich. Reportajes, cine, publicidad, ensayos; fotografía libre, como éstas que ahora, y en Madrid, patrocina la Consejería de Cultura de la Comunidad. de anciano y perro ¿Fiel a su propia sangre? InduYo sé, porque lo he oído de viva dablemente. Ante el llanto de Jacvoz, que hay sectores de la crítica kie Kennedy, la imagen de Marilyn, que quieren aplicarle un correctivo, el encuentro Nixon- Kruchev; tamsazonando sus argumentos con ló- bién en el diálogo anciano- perro, gica y ponderación. Tarea inútil. Y en el niño de color que se suicida no es que no atienda a razones ni con una pistola de juguete mientras a razonamientos Antón Lamazares, sonríe, la palmera con brazos, las es, sencillamente, que es fiel a su hamacas que se esponjan después propia sangre, a su propio instinto de haberlas abandonado sus ocude pintor, que se fía de ambos. pantes. Objetivo, emulsión, disparo, son términos que desaparecen en el arte de la imagen, obtenida con la Antón Lamazares necesidad y por la necesidad huMiguel Marcos. Villalar, 4 Hasta el 20 de diciembre mana más pura. De 600.000 a 4.000.000 de pesetas Adolfo CASTAÑO A B C 149