Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 A B C CULTURA MARTES 7- 11- 89 Con Concha de Marco desaparece un fuerte temperamento poético Concha de Marco murió hace unos días. Mas en realidad había muerto- ¿para qué vamos a engañarnos? -hacía varios años. Desde la desaparición de su marido y compañero, el ensayista y crítico Juan Antonio Gaya Ñuño, no hizo sino vivir una acezante noche oscura Una larga noche de invierno -para decirlo con un título suyo, sobrecogedor y apropiado- que pasó con la única voluntad de rehabilitar a Penélope, tejiendo su mortaja, cosedora hacendosa y ligera sobre las agujas tensas de su lenguaje según escribió en aquel libro enérgico y vital, Congreso en Maldoror en 1970, que hubiera bastado para abrirle una ventana en la poesía hispánica. Su sitio en la lírica femenina estaba junto (y a la par) a Carmen Conde o Ángela Figuera, María Elvira Lacaci o Acacia Uceta. Brillará su personalidad más clara cuando los laboratorios críticos abandonen la rutina. Concha de Marco era una mujer llena de tiempo, llena de mundo. Y como el tiempo y el mundo, se sabía finita, mensurable, relativa. La teoría de sus libros no es otra cosa que un carné de identidad bien explícito: Hora, 05 Diario de la mañana Acta de identificación Congreso en Maldoror Tarot Las hilanderas Una noche de invierno Nacida en Soria- e l 23 de mayo de 1916- Concha escapa al cliché de la poetisa de bodoque y bastidor. La alta Castilla numantina y el viento del alto páramo la templaron en una dura guerra civil y en una incivil dura posguerra. Su sólida armadura humana, alimentada en ese clima áspero y enjuto, supo rescatar en él las virtudes mejores de diamantina resistencia. Su poesía creció, sin embargo, aquí y allá, entre las costuras de sus prosaicos trabajos tanto para dar fe de su existencia- como para aflorar un testimonio. Amiga de la noche- Lautréamont y el invierno son su más fieles fantasmas- también era amiga del día. Sueño y vida, imaginación y realidad, ella sabía cantar las noches de Soria contadas por el reloj de la Audiencia y el viento preso por los soportales del Collado, en el mismo fervor que los bosques de Viena y las tabernas de Grincing... De las visiones, a veces goyescas, de Concha de Marco, flota un temporalismo acusador, un sentimiento activo, que subraya el realismo de un lenguaje valiente. De las evocaciones, a veces agonistas y unamunianas, el arriCr redime s u s rigores. Porque tú me quisiste no soy caí y emento, fósforo y veg e t a l flor de magnolia, SfS. 2 d e c i prés... Porque tú me quisiste, día tras día, padezco por vivir mi vida en pena. Y es que la existencia de Concha de Marco, poetisa terrena y expulsada del paraíso, alcanzó la natural felicidad camusiana que sólo templa un ánimo tan fuerte como el suyo. Florencio MARTÍNEZ RUIZ La batalla de la información vuelve a colocar a la Unesco en situación límite La libertad informativa enfrenta a Occidente con el bloque soviético París. J. P. Q. La conferencia general de la Unesco vuelve a convertirse en campo de batalla entre partidarios y adversarios del Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación (NOMIC) que enfrenta a defensores y enemigos de la libertad de circulación de la información, mientras el secretario general, Federico Mayor Zaragoza, intenta evitar la catástrofe defendiendo unos principios que los Estados usan como armas políticas arrojadizas. El mes de julio pasado el comité ejecutivo de la Unesco enmendó peligrosamente el capítulo Comunicación del proyecto de plan 1991- 1995 presentado por Mayor Zaragoza. Allí donde el secretario general de la Unesco defendía los principios capitales en materia de libertad de información, el comité ejecutivo los sustituyó, siempre, por alambicadas fórmulas como la de equilibrio en difusión de noticias y la educación de los medios de comunicación Sustituida la libertad por la educación controlada férreamente por las burocracias de Estado, el capítulo Comunicación del nuevo Plan de la Unesco corría y corre el riesgo de desembocar en la defensa pura y simple del control político de los medios de comunicación, defendido, como principio, por la URSS y numerosos países del Tercer Mundo. Abierta, días pasados, la conferencia general de la Unesco con el problema, capital, de sus recursos presupuestarios y el estancamiento de sus proyectos de reforma, el problema de la Comunicación quedó, provisionalmente en un relativo segundo plano, hasta que ese capítulo ha entrado a ser discutido en una nueva comisión, desenterrando enfrentamientos y guerras de palabras. En tanto que presidenta en funciones de la CEE, y espoleada por la mayoría de los miembros del grupo occidental, Francia ha entrado en picado en ia polémica, denunciando las tentaciones soviéticas y tercermundistas, defendiendo el más estricto derecho y principio de libertad de información. Se trata de un debate histórico e inflamable, desde hace más de una década, desde que la burocracia de la Unesco, apoyándose en personalidades tercermundistas y occidentales de la más diversa obediencia ideológica, decidió lanzar el controvertido proyecto del Nuevo Orden Mundial de la Información (NOMI) Desde su concepción original, el NOMI ha funcionado como bomba de relojería política. La URSS y el Tercer Mundo lo utilizan para avanzar sus reivindicaciones que consisten, sustancialmente, en reservar al Estado un control estricto y político de los medios de comunicación, recurriendo a eufemismos como la educación de los medios escritos y audiovisuales. En el centro, administrativo, cuando menos, de tal polémica, Federico Mayor Zaragoza ha intentado e intenta desactivar esa batalla política, diplomática y cultural, apelando a los grandes principios ligados a la fundación de la Unesco. M Bow: El NOMIC no censura a los periodistas Sevilla. A. S. El ex director general de la Unesco Amadou Mahtar M Bow inauguró ayer la nueva Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Sevilla con una conferencia en la que criticó la distancia que existe hoy en día entre superinformados y desinformados Y aún precisó: No es verdad que el Nuevo Orden Mundial censure a los periodistas M Bow aseguró que ciertas autoridades no dudan en manipular los medios de comunicación a causa de sus necesidades de política interior o exterior para convencer a la opinión pública de acciones que ni el derecho ni la moral podrían admitir El ex director general de la UNESCO subrayó que la información y la comunicación tienen una importancia creciente y han adquirido S. 1 3 Gunos países un peso económico tal que tienden a süpiapíar como elemento principar de la formación del prodüc: nacional a las industrias pesadas y de manufacturación Frente a esta situación, M Bow destacó la importancia de la libertad de información y la independencia de los profesionales. Sin embargo, Amadou Mahtar M Bow, en tono enérgico, negó que el Nuevo Orden Mundial censure a los periodistas: Estamos aún muy lejos de cuanto se ha dicho y escrito acerca del Nuevo Orden Mundial (NOMIC) -señaló más adelante- Se ha pretendido que su objetivo era suprimir la libertad de información imponiendo la censura a los periodistas. No es verdad. Quienes han mantenido una campaña de Prensa, de una virulencia sin precedentes, basándose en estas tesis, una de dos, o bien no han leído ningún documento relativo al NOMIC, o bien actúan deliberadaménís para contradecir una visión de la información mundial báSaáS SP ja libertad, la responsabilidad y la reciprocidad. MOTORS Ventas, servicio especializado; y ahora también nueva boutique con toda clase de accesorios Range Rover. I GENERAL DÍAZ PORLIER, 57- 28006 Madrid. Tel. 402 86 84 JOSÉ ORTEGA Y GASSET, 26.28006 Madrid. Tel. 276 0136