Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 12- 10- 89 ESPECTÁCULOS ABC. póg. 89 Delibes: No soyautor teatral, sino un adaptador modesto de alguna novela al teatro Anoche se repuso Cinco horas con Mario interpretada por Lola Herrera Como bien confiesa Miguel Delibes en la introducción de Cinco horas con Mario obra que ha vuelto a Madrid diez años después de su estreno, el punto de vista de buena parte de los espectadores se ha modificado con el paso del Hablamos antes del estreno con el autor de esta obra que ha sido presenciada por numeroso público desde su estreno; para que nos cuente su nuevo punto de vista, desde que escribiera la novela en 1966, y la posición que toma ante esta recuperación, que supone un nuevo es. treno madrileño. -Recuperar no es la palabra exacta. Lograr un local en Madrid, y más dos, para dos obras mías, me parece cosa de prodigio, porque eso está muy difícil. -Primero fueron Cinco horas con Mario después, La hoja roja y luego, Las guerras de nuestros antepasados las novelas que se han llevado a los escenarios. ¿Se siente usted autor teatral, o es autor teatral porque le han obligado las circunstancias? -N i me han obligado ni me considero autor teatral. Yo soy un novelista que ha adaptado con dos amigos distintos dos novelas a la escena y otra yo solo. Pero no me considero autor teatral, sino un adaptador modesto de alguna novela al teatro. ¿Puede significar esto que sus próximos trabajos vayan 1 destinados expresamente para su representación en los escenarios en lugar de como novela? -Yo creo que no. Esta experiencia la he tenido un poco tarde, ya soy bastante mayor, y enfrentarme con la obra de teatro a cuerpo limpio me da un poco de miedo. Me dan miedo esas limitaciones que pone la escena: limitación de tiempo, limitación de espacio... Prefiero escribir con la libertad que me da la novela y hacer la adaptación si procede. ¿Este caso se da también en el cine, medio donde sus novelas han tenido grandes éxitos, como Los santos inocentes El disputado voto del señor Cayo y la próxima adaptación de La sombra del ciprés es alargada -E l cine es otra cosa. El cine es una versión de un director que ve la novela en imágenes. Y ahí, realmente, en algunas de mis películas he tomado parte activa, corrigiendo diálogos o rehaciendo otros que había reescrito ei guionista, realmente es otra cosa, ya que la obra cinematográfica es una obra distinta Madrid. Carlos Galindo tiempo Anoche, Lola Herrera volvió a ser Carmen Sotillo, viuda provinciana, que no se resigna a vivir el momento socio- político que le ha tocado vivir, bajo la dirección de Josefina Molina, en el escenario del teatro Príncipe Gran Vía. que ya estoy acostumbrado a las presentaciones. -Tras el reciente estreno de Las guerras de nuestros antepasados y ahora esta obra, que son relativamente dos monólogos, la temática de estas obras, como tantas otras suyas, ¿están basadas en personajes de Castilla, en personajes reales, que han podido existir, o son narraciones escritas a partir de algunos hechos reales, de anécdotas... -Hay que tener en cuenta que todo lo que he novelado, menos una novela que se titula Diario de un emigrante que la sitúo en Chile, se desarrolla en Castilla; más al norte o más al sur, pero prácticamente todos mis escritos son novelas castellanas. Ahora, los temas no tienen por qué ser castellanos. Los he encarnado en unos tipos que son, sobre Pacífico Pérez, el protagonista de Las guerras de nuestros antepasados muy castellaMiguel Delibes no, pero no tienen por qué ser castellanos para desarrollar estos temas. ¿Piensa que Cinco horas con Mario escrita en 1966, mantiene la frescura como para seguir representándose? -M i opinión, sea favorable o desfavorable, no cuenta; lo que sí me hace pensar que mantiene una lozanía, un interés, es que la gente sigue llenando los teatros. Las circunstancias políticosociales son totalmente diferentes; han cambio. Y el público, también, porque están viviendo muchachas y muchachos que no habían nacido cuando la novela se escribió o tenían ocho años cuando se representó por primera vez. Esta gente, pese a que el momento político y social es distinto, sigue con gran atención el drama. Esto quiere decir que, aparte de este entorno políticosocial, hay un problema humano que engancha lo mismo en el 78 que en el 89. ¿Piensa que las nuevas generaciones pueden sacar algún provecho, alguna lección de la visión de esta obra? -Creo que de alguna manera se pueden sacar esos conocimientos; pero que no se saquen no obstaculiza el entendimiento concreto de la trama. de la literaria. Quiero decir con esto, para aclarar mis defectuosas expresiones, que de una mala novela se puede hacer una excelente película, y de una excelente novela, una mala película; de manera que son cosas distintas. ¿En teatro es igual? -En teatro es distinto. En teatro se puede dar un poco la técnica del bonsai: dejar el árbol entero, pero reducido. ¿Cómo ve a Lola Herrera interpretando su obra después de tanto tiempo como protagonista? -Siento una gran admiración hacia Lola y un agradecimiento como autor. ¿Cómo se siente ante este nuevo encuentro con el público madrileño? -Estaba previsto que esta nueva gira de Cinco horas con Mario hiciera un recorrido por toda España durante el último año para terminar en Madrid en vez de hacerlo al contrario. Creo Scaparro: El gran peligro del poder es la estupidez Madrid. Beatriz Bravo No he pensado realizar una representación original del Vita di Galileo la intención es dar lo esencial de Galileo en la pista de Brecht. Con estas palabras se expresaba ayer Mauricio Scaparro en la primera jornada sobre Arte, ciencia y poder que dentro de las actividades programadas por el Festival de Otoño organiza la Residencia de Estudiantes. Mauricio Scaparro, Faustino Cordón y Adolfo Marsíllach, fueron los encargados de abrir la primera sesión de las Jornadas, que hoy terminan con las ponencias de Jorge Semprún, Mauricio Scaparro y Vicente Larraga. En un principio estaba prevista la intervención de Joaquín Leguina, quien no llegó a presentarse por razones éticas Así se expresó el director del Festival de Otoño, José María González Sinde, quien manifestó que Leguina había declinado aparecer, según transmitió a Sinde, porque podría interpretarse la utilización de un foco cultural como plataforma electoralista Arte, ciencia y poder es el sobretítulo; las interrelaciones entre estas actividades humanas y específicamente el enfrentamiento de las dos primeras con el poder, el tema. Adolfo Marsillach hizo notar el concepto de poder como fuente de inspiración, todas las artes se inspiran en él, pero oponiéndose Galileo ha de pactar con el poder, aunque no sé si será una buena idea El director italiano Mauricio Scaparro se manifestó en el mismo sentido: Hay que superar la situación de enfrentamiento y llegar a una concepción que acerque ambos términos. Ese enfrentamiento- poder ciencia- es el que él pone en escena, y con ella la de Brecht: El vía crucis de Galileo se asemeja al vía crucis de Bertolt Brecht, poeta, cuando se va de Alemania huyendo del nazismo. El poder es un concepto ambiguo, el verdadero peligro del poder es la estupidez. De nuevo, al cine -El director hispano- mexicano Luis Alcoriza se encuentra en España para llevar al cine su novela La sombra del ciprés es alargada que llevará en la versión cinematográfica el título de Cuatro postes ¿Ha intervenido usted en la adaptación del guión? -No... En este guión no he intervenido, porque antes que Alcoriza hubo otro intento, otro guión que se apartaba completamente de mi novela, y yo no quise intervenir; voluntariamente me quedé apartado del proyecto. Ahora veo que lo de Alcoriza, el cambio de nombre, sus proyectos. Él ve el tema como una proyección senequista, que me parece muy correcto, muy inteligente y muy interesante. Habrá que esperar a ver qué le sale.