Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Hemos visto: Hoy veremos Corriendo bajo la lluvia Hermida se desplaza a la tarde con A mi manera Madrid. C. A. Con el nuevo espacio A mi manera Jesús Hermida vuelve a la programación de TVE después de haber cerrado la página de Por la mañana Hermida, al que acompaña buena parte de su anterior equipo, estará rodeado por Las chicas de oro que retornan a la pequeña pantalla, esta vez en horario de sobremesa. Hoy, a las tres y media de la Gala. La música será servida por tarde, por TVE 1, comienza una José Manuel Soto, autor también nueva etapa en la programación de la sintonía de cabecera del de sobremesa. Atrás quedaron programa. El resto de los contelas mil y una formas de entender nidos se irán afianzando a medi La tarde Con o sin reminis- da que el programa se vaya escencias de Sinatra, el nuevo es- tructurando. pacio, A mi manera contará En el capítulo de los concurcon entrevistas, reportajes de ac- sos, la mirada está puesta en tualidad, concursos, actuaciones El festival en el que participamusicales y nuevos episodios de rán personas desconocidas para la serie norteamericana de hu- el público que tendrán ocasión mor Las chicas de oro de mostrar sus habilidades en Una de las partes principales cuestiones no habituales. del programa será la tertulia, Dentro del programa, que se cada día la formaran diferentes prolongará hasta las seis de la personajes, en la que se tratarán tarde se cobijará la tradicional de manera distendida las notiserie de sobremesa. En esta pricias y acontecimientos de la jor- mera etapa serán Las chicas nada. Jesús Hermida estará pre- de oro una de las telecomedias sente en ella; pero no intervende mayor éxito internacional, las drá, sobre su actitud ha dicho: encargadas de cubrir la vacante Es como si yo dejo mi casa a de Spenser. Hermida incorporará mis amigos y ellos hacen lo que posteriormente Cheers y muy quieren En este primer prograprobablemente se adentrará en ma la tertulia estará integrada las intrigas de Falcon Crest por Lalo Azcona, Camilo José series que atraen a la audiencia Cela, Amparo Rivelles y Antonio como si fueran un imán. Gene Kelly y Said Aouita, dos estilos de mover las piernas Si se cumple la máxima teatral de que a un mal ensayo general sucede un magnífico estreno, tenemos asegurado el éxito de los Juegos Olímpicos; de Barcelona. Televisión Española quería que la Copa del Mundo de Atletismo- -con la que se han abierto las puertas del Estadio de Montjuich- sirviera como prueba para el evidente reto que supondrá la retransmisión de la Olimpiada. Y la verdad es que jamás se podrá aplicar mejor el dicho de que ha sido una competición pasada por agua, y que el gozo de los responsables deportivos del Ente se ha quedado en el pozo. En cualquier caso, el espectáculo atlético incluido dentro de la sínaratoniana jornada deportiva de ayer que ofreció 1 a Segunda Cadena era digno de verse, con la húmeda cortina que planteaba a María Escario y sus invitados (entre ellos, el mítico atleta cubano Alberto Juantorena) que producía verdadera sensación de frío; lo mismo que el inundado tartán, que a poco que uno se distrayera le parecía más una laguna, preparada para competición náutica, que tierra firme. De todos modos, si Stanley Donen se hubiera dado el domingo una vuelta por Barcelona, seguro que se hubiera planteado el hacer una nueva versión del Cantando bajo la lluvia en la que Said Aoulta, por poner un ejemplo, hubiera podido sustituir a Gene Kelly, y en lugar de entonar su sordo l m singing in the rain encaramado a una farola, lo podía haber hecho, para encontrarse más en su ambiente, subido sobre el podio. Y ya puestos a pasar Ja programación por agua, hasta la magnífica serie de Antonio Mercero Turno de oficio se puso a tono con un capítulo titulado Juguetes bajo la lluvia Lo mismito que los atletas que estaban en Barcelona. Lo cierto que personajes como Cosme, el Chepa o doña Marina y las peripecias que les envuelven (narradas e interpretadas con una maestría inhabit u a l en estos pagos) devuelven a más de uno de los múltiples impenitentes telespectadores domingueros la paz y el alivio, después de todo un día viendo atleta tras atleta, deportista tras deportista, galán tras galán, y supermán tras superratón, capaces todos ellos de sembrar la desesperación en algún que otro españolito de a píe, exhibidor satisfechísimo de una prominente curva de la felicidad, siempre y cuando no haya elementos de comparación; lo que Televisión Española parece empeñarse en ponernos delante domingo tras domingo. Julio BRAVO El amor es una mujer gorda Director: Alejandro Agresti. 1987. Setenta y nueve minutos. A las once menos veinticinco en TVE- 2. Drama. Niños como éstos en Estrenos TV D i r e c t o r Georg S t a n f o r d Brown. Noventa y tres minutos. A las dos de la madrugada en TVE- 1. Drama. Nada tiene el título de la película que ver con lo que en ella sucede, puesto que se centra en la desaparición de la compañera sentimental de un periodista, que de obesa no tiene nada, y en la lucha que, paralelamente a su búsqueda, lleva a término el citado personaje contra los miembros de un equipo de filmación americano que está realizando un reportaje pasablemente manipulador sobre la miseria. Película polémica, pasablemente agresiva y, en cualquier caso, muy personal, la que ahora se nos ofrece en el ámbito del ciclo dedicado al cine argentino; aun estando, como está, llena de contradicciones estilísticas, puede llegar a ser apasionante, pero también a irritar profundamente, cosa que ya le ocurrió al anterior título de Agresti, El hombre que ganó la razón Se trata, en cualquier caso, de un cine nada convencional. Volvemos con este telefilme al estilo de los que insistentemente se programaban cuando Estrenos TV se emitía a primera hora de la tarde de los domingos, en los que abundaban los planteamientos ternuristas. En este caso es la historia de Emily Perk Kingsley, madre de un niño aquejado del síndrome de Dawn la que, convertida en guión por ella misma, sirve de base a la película dirigida por el realizador de color Georg Stanford Brown, que, para encarnar a la madre que, tras muchas dudas, decide llevarse a su hijo a casa y no confiarlo a un centro de educación especial ha elegido a su propia esposa, la televisiva- Cagney Lacey Tyne Daly, que hace una excelente labor en su encarnación del torturado personaje central, al que dan la réplica distintos niños, C. S. F. A B C 109 LUNES 11- 9- 89