Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 septiembre- 1989 ABC fíTcrarío ABC III T un modelo t e ó r i c o RADUCIDA hace cuando tras la quiebra ya años al frande la Poética estructucés (1978) ve Mijail Bajtin ralista la literatura pareahora la luz en casteTraducción de Helena S. Kriúkova y Vicente Cazcarra. Taurus. Madrid, 1989 ce disolverse entre la llano, en traducción di 519 páginas. 4.000 pesetas trivialización de las infirecta del ruso, la última nitas lecturas de los obra que publicó Mijail textos, el nefasto legaBajtin (1895- 1975) La Antonio García Berrio do barthesiano, que ha envergadura del gran Cátedra. Madrid, 1989. 526 páginas. 3.500 pesetas sido convertido en investigador hace que esta edición no deba pasar inadvertida, al mito axiomático según escribe el propio no sabe dar, en fin, una visión estética fuera menos en su reflejo en las columnas que re- del arte. El contenido es el elemento García Berrio; la deconstrucción de Derrida; el relativismo hermenéutico que, a la cogen la actualidad literaria. Entre los secto- constitutivo indispensable del objeto estético, zaga de Heidegger, ha puesto en solfa la nores interesados, la inadvertencia resulta imposiéndole correlativa la forma artística postución misma del significado literario; la dessible. Surgido a la investigación filológica en la en una clara inversión de las jerarquías del trucción de la literahedad y, por ende, de la lilos años en que el formalismo de los formalismo. De lo que se trata, indica, es de teratura, asimilada a una convención cultural círculos críticos de Moscú y Leningrado codefinible sólo en términos históricos, o, en fin, menzaba a sentir los primeros embates de la la prevalencia del lector sobre el autor, según ortodoxia soviética Bajtin fue la cabeza más los principios de la estética de la recepción. destacada del movimiento posformalista, cuyo objetivo era en síntesis la recuperación de la El primer valor de este libro reside justahistoria para la Poética. mente en su oposición a la disolución de lassustancias estéticas y, en consecuencia, de No recusó Bajtin la condición intrínseca del la literatura, al postular la defensa de los va método formal Pero partió de dos supueslores absolutos del significado estético como tos: el lenguaje poético y sus tipos tienen una propiedades inherentes al texto artístico que existencia concreta en la historia de los sistefundan y, a la vez, consagran los universales mas de significación, y hay que estudiarlos estético- artísticos La exhaustiva informaen sus realizaciones precisas y en relación ción respalda la reflexión y toma de posiciocon esos otros sistemas. Eso significaba nes de alto calado. En el proyecto del autor, -según señaló Julia Kristeva en su prólogo a la obra, según he avanzado, representa la La poética de Dostoievski 1970- el conprimera parte de un plan que incluye otro decebir la ciencia literaria como rama de las sarrollo ulterior, que versará sobre Las forciencias de las ideologías, y exigía también la mas del significado literario. revisión de la historia de los géneros. En seEl texto consta de tres grandes secciones, gundo lugar, si la obra literaria constituye un que se acogen a los amplios pero precisos típroducto histórico, sus referentes son los sistulos de La expresividad literaria La contemas de significación análogos, en conexión vencionalidad artística y La universalidad con los cuales determina y completa su signipoética La sección inicial gira en tomo a la ficado, a la vez que los modifica. En suma, la Mijail Batjin distinción, sustancial, entre la literariedad Poética debía aceptar la relación de la obra estudiar la forma del contenido y el conteentendida como aplicación de determinados con la tradición literaria, con el contexto nido de la forma que nunca ha de confunrecursos y códigos literarios- -esto es, como Teoría y estética de la novela subtituladirse con el material Es particularmente opción cultural convencionalizable -y la da Trabajos de investigación tiene mucho esclarecedor al respecto su rechazo del len poeticidad que es un valor estético imde testamento. Los artículos incluidos en el guaje, en cuanto tal material, como parte del predecible Dicho en otros términos: la literavolumen se escribieron en diversas épocas y objeto estético del arte literario. La ruina de la riedad es el punto de partida en cualquier fueron revisados por Bajtin a lo largo de su poética jakobsoniana ha vuelto especialmente texto de intenciones creadoras; la poeticidad, vida hasta darles la forma con que aparecieincitantes estas consideraciones. es de llegada, pero sólo se da en las auténtiron en 1975, el mismo año de su muerte, cas obras de arte. Y aquí García Berrio efecEl resto de los artículos no poseen menor cuando ya su celebridad era mundial y las túa minuciosas demostraciones sobre la exinterés: La palabra en la novela compendia proscripciones del régimen estalinista, que lo presividad y reivindica la Retórica como los planteamientos bajtinianos sobre el plurillevaron al ostracismo (hasta el punto de verfundamento de una ciencia de la expresivilingüismo y el dialogismo Las formas del se obligado a firmar con pseudónimo sus tradad. tiempo y del cronotopo en la novela el más bajos científicos) eran ya cosa del pasado. extenso, constituye una magistral indagación No es Teoría y estética una obra heterogéLa afirmación de la no convencionalidad sobre el espacio y el tiempo en la novela eunea: manifiesta, por el contrario, una envidiadel valor poético es el núcleo de la siguiente ropea, con especial atención a Rabelais, cuya ble coherencia con los supuestos defendidos sección, especialmente crítica con todas las conexión con Gogol, a través de la cultura por Bajtin durante más de cincuenta años. escuelas que tienden a mutilar o destruir el popular, es el objeto del último artículo, que significado. En este punto, García Berrio leQuizá el artículo más sugestivo por lo que tiene de polémico, dada la fecha en que fue formaba parte originalmente del libro sobre el vanta la bandera en favor de uno de los granautor de Gargantúa Las formas prenovedes hermeneutas del siglo, Eric D. Hirsch, tan escrito (1924) es el titulado El problema del lescas, sobre todo en la Antigüedad, son el desconocido entre nosotros. Son asimismo contenido, el material y la forma en la creapenetrantes las consideraciones sobre la cación literaria Con la solidez que siempre lo eje del trabajo De la prehistoria de la palabra novelesca mientras que en Épica y nopacidad poética de la convencionalidad cultusustentó, el joven Bajtin lanzó, en este texto, vela se procede a una luminosa distinción ral. De la mano de Jung y de Bachelard se una poderosa carga de profundidad contra la de ambos géneros que, aunque concordantes abordan, en la última parte, los universales misma línea de flotación del método forestéticos: las estructuras imaginarias, la ficmal La autonomía del arte, señala, es una con ciertos postulados lukacsianos, los desborda ampliamente. cionalidad, el imaginario cultural la verteilusión. No resulta posible definir lo estético En feliz coincidencia, la versión española bración de la imaginación poética (los mitos y aisladamente, extrayéndolo de la obra, sino de la obra de Bajtin se ha publicado el mismo los símbolos) sin olvidar los géneros. El exen relación con otros dominios, dentro de la año que la primera parte de la Teoría de la tremo rigor, la capacidad analítica y el abruunidad de la cultura humana La estética Literatura del profesor Antonio García Bemador manejo de textos literarios muy divermaterial -así llama a la que nutre el método rrio, cuyo subtítulo es La construcción del sos, confieren a estas páginas, como a toda formal- es incapaz de dar cuenta de la tensignificado poético Más de quinientas págila obra, un enorme atractivo. Las posiciones sión emocional de la obra, de la forma arnas, de amplio formato, integran este texto, de García Berrio son equilibradas y sagaces. tística; confunde el objeto estético y la creaque sitúa a su autor en la primera línea de la Era necesario que contáramos con una Teoción; no distingue entre los principios comreflexión científica sobre el fenómeno literario. ría propia de la Literatura. Ya la tenemos. p o s i t i v o s v e r b a l e s y los p r i n c i p i o s Se necesita mucha confianza en las propias arquitectónicos estéticos, que se hallan a Miguel GARCÍA- POSADA posiciones para ofrecer en estos momentos su vez incardinados histórica y socialmente; Teoría y estética de la novela Teoría de la Literatura