Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 marzo- 1989 í BC ABC VI I ON la concesión retratos representan? del premia NaNo tiene la pregunta dal de 1988 a una explícita respuesta Juan Pedro Aparicio, el Juan Pedro Aparicio unívoca en el texto, certamen patrocinado aunque cabe pensar, Premio Nadal 1988. Ediciones Destino. Barcelona, 1989. 261 páginas. 1.300 pesetas por Ediciones Destino quizá, en eLequivoco ha apostadéfpór un nómbrele prestigio en la mas novelas Juan Pedro Aparicio: O- año del restablecimiento de un sistema Üemocrátiactual narrativa espáñota. Un prestigio de co fuera del marco republicanó. íC í todo: del francés y estos Retratos, de ambigú. grupo, sobre, todo. Aparicio (n. 1941) forma Una sórdida historia de corrupciones y caso, el desuso en que ha caído eitérmino le parte de la cuerda leonesa, a la que pertemuertes vertebra la novela de Aparicio. JTam; otorga una función precisa: lá de remitir a un necen, también, como nombres relevantes, bien lo hacía entas estaciones provinciales. mundo ya dauso, como es éste de los retraLuis Mateo Diez y José María Merino, sin olEsa historiaímira tanto al pasado como al tos de la exposición que tiene lugar en La vidar a Antonio Pereira, anterior desde el Charca, casa de comidas y bebidas- de la piupunto de vista cronológico. Los dos primeros dad. el corazón más húmedo de un húmedo y el propio Aparicio han editado los arcorazón según es definida en el texto. tículos publicados por Sabino Ordás en el suTiempo y espacio novelescos jquedan, plemento literario del diario Pueblo entre pues, acotados ya desde el rftismó título en 1977 y 1979, con el título de La cenizas del esta crónica urbana, marcada por el signo de Fénix, un conjunto de textos críticos bastante la impotencia: Retratos de ambigú es la- noaleccionador sobre la peculiar evolución de vela de esta ciudad maldita que, en ¡el texto nuestra cultura en los últimos años del franescribe un personaje, un concejal, aunque quismo y primeros de la democracia. (Hay cambiando en el título el galicismo por la- reedición, en libro, con prólogo de Manuel Anferencia a la casa de comidas- La Chardujar: Breviarios de la calle del Pez. León, ca bien explícita en su simbolismo negati 1985) Además. Mateo Diez y Merino, en vo. El tema de la corrupción fluye paralelo al unión de Agustín Delgado, publicaron en de la frustración política y existencial. En este 1975 un Parnasillp provincial de poetas apósentido, el capitulo final, donde la- historia de crifos, divertida parodia de ciertas formas Chacho se vuelve puro delirio, mítificación. neomodernistas de nuestra lírica reciente compensatoria de un presente estéril, resulta (hay reedición facsímil: Endymyón, Madrid, definitorio de las intenciones del narrador. 1988) que enlazaba con la participación de Maldita soeiálménte, la ciudad no deja por dos de ellos- Delgado y Diez- en la revista ello de ejercer una atracción profunda sobre Claraboya, órgano destacado de la ruptura el. Es ésta una nueva, e inclusiva, ambigüepoética de la segunda mitad de los años sedad, que apoyan las referencias míticas a su senta. De aquella participación quedó testipasador legendario, fabuloso, en un sentido monio en una obra colectiva, cuyo título no presente. La. evocación del. pasado enlaza estricto (ver, por ejemplo, páginas 83- 84 y deja de tener hoy cierto sabor histórico con la mitifícación de la II República Un 136- 137) Tal bivalencia suele definir el tema Equipo Claraboya Teorías y poemas (El tiempo de esperanza en ei que todavía, y so- de la provincia. En Diez, sobre todo en Las Bardó. Barcelona, 1971) bre todo hoy, fios movemos pag. 177) la estaciones... i esta doble percepción es eseneontempláción del presente se traduce en ia cial: en Retratos de ambigú se da la mano Todos los datos permiten hablar de una critica de la reforma política y del concreto con cierto ruralismo, e incluso con alguna evidente conciencia de grupo por parte de es sistema democrático resultante a través del onomástica de clara orientación simbólica: el tos escritores, que se ha traducido incluso en caso de corrupción en el que aparece incurso alcalde Pofvorinos, el licenciado Trapote, el una significativa sincronía en sus últimas el Ayuntamiento de la ciudad, un municipio campanero Campullo... Ciertas resonancias comparecencias en la sociedad literaria espapresumiblemente. de izquierdasrEsta inflexión más peredianas que cervantinas se dejan ñola. En 1985, José María Merino publicaba ideológica es novedosa dentro del discurso sentir en este aspecto: no son quizá benefiLa orilla oscura, que el año siguiente obtenía ideológico de la narrativa española; hasta ciosas para el conjunto. En clave también nael premio de la Critica: en 1986, Luis Mateo ahora escorada del lado resisténciafista turalista se manifiesta el tema d e i á degradaDiez daba a la luz La fuente de la edad, que esto es, antifranquista. La novela gravita, en ción, con la figura d e l tonto del castillo ganaría el premio de la Crítica y el Nacional este aspecto, sobre la rememoración dé Cha- cuya integración en el relato no alcanza siemde Literatura; ahora, a comienzos del 89, cho, mítico delantero del equipo de fútbol lo pre los niveles adecuados. Juan Pedro Aparicio ha conseguido el Nadal, i cal antes de la guerra- ciy. il, y durante ellano sin haber estado presente en el panorama La orientación hacia un imposible mundo combatiente y héroe de, la República, a quien novelístico en 1986 con su obra El año del el municipio pretende rendir, -inútilmente, ho- idílico y el tono realista, el mundo de la ensofrancés, que mereció la acogida favorable de ñación y el de la vulgaridad más inmediata, menaje. la crítica más consciente. No era su primera puntean el texto: la pasión amorosa del insobra narrativa. De 1975 data su volumen de La memoria de Chacho se imbrica, en el pector Vidal por Blanca Mosácula, y la figura relatos El origen del moho; de 1980 y 1982 texto, con la poderosa ascendencia que so- de su madre, la mágica Blanca Pérez los libros de viajes Los caminos del Esla, en bre la ciudad ejerce la familia Mosácula. Un Ansa, son reveladoras sobre el particular- Ya colaboración con José María Merino, y El inspector de Sanidad intentará, sin éxito, en- es más discutible el descenso de la nóvela á Transcantábrico y de 1981 la novela Lo que frentarse a ella y se verá envuelto en un gra- lo excrementicio (el capítulo VIH resulta er es del César. vísimo embrollo judicial. Sobre estos dos pla- este aspecto algo desconcertante) y, lo que nos básicos discurre el relato, en el que van es más objetable, el avutgaramiento de los La red de datos- fechas, libros- que se teniendo entrada gradualmente otros ambien- diálogos, excesivo seguramente en ocasioacaba de mostrar no es azarosa. Desde lue tes y personajes. El título de la novela se co- nes. No escapan siempre de él ciertos persogo. sería improcedente llevarla más allá de rresponde, en el plan argumental, con el d najes, en especial algunas mujeres (María ciertos límites. Lo pertinente; literariamente minio de un personaje en cada uno de sus Dalia y Laura: hembra modélica la primera; hablando, es saber si puede postularse la doce capítulos (que reciben de él- su denomi- amante de Vidal, la segunda) El mismo insexistencia de una poética común a este grunación) aunque en el desarrollo novelístico pector de Sanidad hubiera exigido un tratapo. Al menos cabe comprobar la atracción se relaciona con una exposición de retratos miento más intenso: esa intensidad que se atque sobre ellos, aunque en grado diverso, que se celebra en la ciudad en honor de des- canza en el capitulo que cierra la novela ejerce el tema de la provincia, del microcostacadas figuras de la vida local durante el pe- Chacho y que habría sido de efectos mos urbano- e n él que se reconoce la ciuriodo republicano. La más relevante de ellas, más persuasivos de haber contado con otros dad de León como referente germinal- abordado en términos equivalentes al de los no- el futbolista Cháphd, trabajaba en el ambigú antecedentes. Tal conclusión con él delirante del teatro Principal aclarará el poeta Zaran- estribillo de tosvbprrachos ¡Esté partido lo velistas italianos del neorrealismo: BassanH dona, quien, tras elogiar iá belleza de la pala vamos a ganar! resume ¿ten, según ya PráttQlíni, Pavess, Ese terríá constituye lá sustancia mjsma Qe. Las estaciones provincia- brá ambigú, señalar su origen francés y su dije, el significado global del- relato; v: kM Luisífeéo D (1982) y de La fuefí- significado ambiguo se preguntará: ¿Hay áigó más 1 ámbiguó que lo que estos Í áMMhufeérÍJias dos últk C Retratos de ambigú