Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 1- 3- 89 INTERNACIONAL ABC. póg. 23 Decenas de muertos en Venezuela en la revuelta callejera contra el alza de precios El Gobierno de Carlos Andrés Pérez impone el toque de queda Caracas. Edgardo de Castro de queda, en respuesta a los graves aconteciDespués de reunirse durante dos horas en Conmientos que se registraron en las principales sejo de Ministros, el Gobierno de Carlos Andrés ciudades del país, y cuyo saldo, según anunció Pérez aprobó ayer la suspensión de las garanel presidente venezolano, ascendería a varias tías constitucionales y la imposición del toque docenas de muertos y centenares de heridos. Según declaró Carlos Andrés AR. AXTIC Pérez al término de la reunión que mantuvo a primera hora de la tarde de ayer con el Consejo de Ministros y los principales partidos políticos venezolanos, al número de muertos que produjo la explosión social -y que otras fuentes elevaron a más de cincuenta- habría que añadir otra cifra no menos significativa: la de comercios saqueados, que ascendería a más de trescientos. Las medidas económicas tomadas son y serán de imprescindible necesidad- señaló e l presidente- y darán sus frutos en el lapso de un año. Carlos Andrés Pérez, además, expresó su satisfacción por la concertación lograda entre la Confederación dieron rápidamente al centro de delincuentes y marginados en de Trabajadores de Venezuela y la capital y a ciudades como Ma- las revueltas de la madrugada y el sector privado de empresarios, racaibo, Valencia, Mérida y Bar- la mañana del martes. En Maraal acordar ambas partes un auquisimeto. Hasta entonces, la caibo y Caracas fueron asaltamento de los salarios de todos Policía mantenía mal que bien la dos unos trescientos comercios, los obreros, empleados y ejecutisituación. Pero 13 presencia del en su mayoría almacenes de alimentación, mientras que los vos del sector privado- subida Ejército se hizo necesaria. transportes de mercancías sumucho mayor a la lograda para frían el acoso de pandilleros el sector público. Las protestas tuvieron su oriSaqueos y enfrentamientos esPoco después estallaba la regen en la subida de los precios vuelta en los centros universita- porádicos se sucedieron durante del transporte, aunque, a medida rios, revuelta en la que, según toda la jornada de ayer en las que fueron transcurriendo las hopalabras de Carlos Andrés Pé- principales ciudades, a pesar de ras, degeneraron en una franca rez, parece que actuaron organi- la movilización de la Guardia Narevuelta protagonizada por los zaciones de la izquierda estu- cional y de efectivos del Ejército. sectores marginales del país. Se diantil y enemigos del sistema El Gobierno de Carlos Andrés calcula que sólo en Caracas vive democrático, que tenían preparaPérez puso en estado de alerta alrededor de un millón y medio das varias manifestaciones paraal Ejército y ordenó: la militarizade inmigrantes ilegales- colomlelas y cortes de circulación. El ción de Caracas, Maracaibo, bianos, panameños y bolivianos primer muerto se produjo en e f Barquisimetb, San Felipe y Guaprincipalmente- en condiciones transcurso de una de estas ma- renas, cuyas avenidas principade miseria. nifestaciones, en pleno centro les- que presentaban un aspecLos incidentes se iniciaron e. comercial de Caracas: fue una to desolador, con restos de barrilunes en varias c i u d a d e s estudiante de. Arquitectura de cadas incendiadas y automóviles dormitorio de los alrededores de veinticuatro años. A continua- volcados- iban siendo tomadas Caracas, cuando los usuarios de ción, murió a golpes un policía por unidades blindadas. los autobuses se encontraron de servicio en el Metro. Caracas, al cierre de esta edicon una subida del 100 por 100 En otras ciudades, como Gua- ción, se encontraba paralizada, en el precio del billete, en lugar renas y Los Teques, los inciden- con el comercio cerrado y un de la autorizada por el Gobierno, tes siguieron una progresión si- gran absentismo laboral a causa del 40 por 100. Los empresarios miíar, aunque, al contrario que de la paralización de los transadujeron que con la subida de en Caracas, comenzó a detectar- portes. El Gobierno pidió conlos combustibles- d e l 100 por se desde los primeros momentos fianza a la población para hacer 100- y de los recambios- del la presencia de grupos de en- frente a una crisis económica 70 por 100- no podían cobrar lo capuchados -pandillas de de- que sólo puede remontarse meautorizado por el Gobierno. Tamlincuentes comunes que prolife- diante medidas de ajuste exceppoco quisieron respetar el decreran en el país desde hace varios cionales. to de la media tarifa para los años- con armas de fuego. Precisamente ayer, una deleestudiantes. La oleada de violencia desbor- gación oficial negociaba en WasLos primeros enfrentamientos dó a las Fuerzas de Orden Públi- hington con representantes del se limitaron a cortes de tráfico y co al caer la tarde del lunes. -Fondo Monetario Internacional a incendios de autobuses por Fuentes policiales señalaron 1 a nuevas condiciones para el pago parte de los usuarios de las líactuación de varios millares de de la deuda. neas periféricas, pero se exten- Una reforma necesaria Madrid Carlos Andrés Pérez, tras su indiscutible triu. nfo político en las pasadas elecciones, ha tenido que enfrentarse con una herencia económica nada alagüeña: casi cuarenta mil millones de dólares de deuda, -los desastrosos efectos negativos de la baja del precio del crudo y una indisciplina del mercado financiero que permite la evasión de miles de millones, de dólares cada año a cuentas privadas del extranjero. Con estas fugas, el sistema ve- nía desangrándose, imposibilitando la realización del plan de inversiones hecho por el mismo Pérez en su anterior mandato, durante los años setenta. No obstante as dificultades, el nuevo equipo económico ha querido cumplir con los compromisos externos contraídos por el Estado antes de su mandato y preparó para ello un plan con el FMI que le obligaba a tomar drásticas medidas de política económica interna. Con las recomendaciones del FMI, que se comprometía a una renegociación de la deuda con una suspensión del pago de intereses del 56 por 100 y la concesión de nuevos créditos, Carlos Andrés Pérez presentó hace diez días un impopular plan de austeridad que provocó crispaciones en los sindicatos, que llevaron al paro la semana pasada al sector de la enseñanza y a los empleados judiciales. Él plan incluía la liberación de los precios- con la consiguiente dinámica de ascenso- la elevación del precio oficial de los combustibles, una devaluación del bolívar del 100 por 100 y un alza limitada de los salarios. Tal anuncio no reunía condiciones para sembrar el entusiasmo. La oposición denunció el alto coste social de tales medidas, pero el presidente, defendió su impopularidad explicando a los venezolanos que los errores y las omisiones del pasado y una política económica consistente en tapar huecos con remiendos le había obligado a tomar una decisión que hubiera sido necesario adoptar hacía mucho tiempo. El afán de cumplir con esos compromisos ha sido el que en última instancia ha provocado el estallido de violencia. Pero no hay que olvidar que en el principio de esta crisis hay otros componentes que vienen determinados por la utilización política de grupos marginales y dé estudiantes. Izquierda estudiantil