Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 1989 LA DECLARACIÓN DE LA RENTA, APLAZADA ABC, Diario de Economía CON SOLCHAGA, CERVANTES NO HUBIERA PODIDO PUBLICAR U SEGUNDA PARTE DEL QUIJOTE El ministro de Econoñfíia y Hacienda, Carlos Solchaga, ha decidido que ios escritores de más de sesenta y cinco años que perciban una pensión de jubilación no continúen escribiendo. Esto es lo que se desprende de las nada veladas amenazas lanzadas contra ellos por Hacienda, que Jes pone en el dilema de la bolsa o la pluma, pues les exige dejar dé publicar si quieren seguir conservando ios derechos de jubilación. Entre los escritores afectados por la decisión de Solchaga se encuentran nombres como Dámaso Alonso, Manuel Alvar, Camilo José Cela, Miguel Delibes, Emilio García Gómü; Ricardo Gallón, Pedro Laín, Fernando Lázaro Carreter, Juan Perucho, Luis Rosales, José Luis Sampedro y Gonzalo Torrente Ballester. En medios literarios crece la indignación ante la decisión de Solchaga, sobre todo si se tiene en cuenta que los sesenta y cinco años es edad ideal para la creación literaria y la investigación. La voracidad fiscal alcanza, en casos como éste, el esperpento. Con Solchaga, por ejemplo, Cervantes no hubiera podido publicar la segunda parte del Quijote, que apareció en 1615, cuando su autor contaba sesenta y ocho años de edad. A este asunto dedicamos hoy un editorial en la sección de Opinión e información en páginas centrales