Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 A B C DEPORTES JUEVES 19- 1- 89 Drazen Petrovic deja a la afición Drazen Petrovic llegó a Madrid el 7 de octubre y debutó en la Liga española ocho días después. Acaba de cumplirse, por tanto, su cuarto mes en la competición española. Tiempo que le ha bastado- además de para hacer que el Real Madrid ganara la Copa del Rey- para ser el hombre más importante de su equipo y, por añadidura, del baloncesto español. Ya ha manifestado que le encantaría El 27 de octubre de 1986, Drazen Petrovic fichó por el Real Madrid. Fue una jugada personal de Ramón Mendoza, que se adelantó en el contraataque al Barcelona y se llevó al niño terrible del baloncesto europeo y al jugador más odiado por la afición blanca por las constantes provocaciones- acompañadas, para mayor escarnio, de importantes victorias- del entonces escolta de la Cibona de Zagreb. Sin embargo, Petrovic siempre tuvo claro que acabaría siendo admirado por los que le consideraban poco menos que un ser endemoniado. En aquella época, sus enfrentaser el máximo encestador de la Liga. Marcha por buen camino. Por el momento, es el quemas puntos ha marcado en la A- 1, con una media de más de 29 puntos por partido. Y, además, es líder en la clasificación de tiros libres y de asistencias y quinto en la de triples. Al margen de esto, en su club es el tercer máximo reboteador, por delante de Antonio Martín, Cargol y el propio Romay. tro minutos geniales le sirvieron para maravillar a la hinchada madridista, aunque no para vencer al Estudiantes. Y cuatro meses han resultado suficientes para demostrar su enorme categoría y plantarse con posibilidades de conquistar hasta cuatro de las clasificaciones estadísticas deta Liga española: es el mejor especialista en asistencias, con más de mientos con Juan Manuel López Iturriaga resultaron siempre polémicos y su venida a Madrid provocaría de forma directa, al final de la temporada pasada, la marcha del alero blanco al Caja Bilbao. Casi dos años después, el 7 de octubre de 1988, se integraría a la disciplina madridista. Desde entonces han pasado poco más de cuatro meses. Y en tan breve período de tiempo sé fia metido a la afición en el bolsillo; se erige como el hombre imprescindible del Real Madrid y sus estadísticas en la Liga le sitúan como el extranjero más valioso. En el cuadro blanco ha asentado su estilo y, sin perder su habitual genialidad, ha aprendido a repartir más el juego- sobre todo hacia Fernando Martín- y a esforzarse en defensa. Drazen, el día de su llegada, en el mismo aeropuerto dijo dos frases que le marcan: Soy consciente de que vengo al mejor equipo del mundo... Mi mayor ilusión sería ganarle la Liga al Barcelona. Efectivamente, Petrovic es un hombre muy inteligente que sabe cómo conquistar a la gente, y es, además, un ganador nato. No le gusta perder ni al parchís. Cuatro minutos le bastaron para seducir a la afición blanca. El 8 de octubre debutaba con el Madrid, contra el Estudiantes, en la final del Torneo de la Comunidad. En poco menos de una semana Petrovic realizó un viaje digno de la Odisea: Seúl- Zagreb- Madrid. El jugador se presentaba ante sus nuevos seguidores con el peso de una final olímpica (con Yugoslavia logró plata) el sueño cambiado y habiendo entrenado una sola vez con sus compañeros. Por lógica, su actuación estuvo lejos de lo esperado, pero cua- Tiros libres Nombre Equipo Int. Con. 1 2 3 4 5 6 7 8 q 10 PETROViC R. Smith M. Smith M. Sánchez Grbovic Hall Germán Hartshorne McPherson Stewart R. Madrid Mayoral Mayoral 123 139 127 DC Y Puleva Magia C. Cananas Puleva Taugrés G. Canarias 122 112 134 101 98 112 99 108 103 99 97 89 88 79 77 75 75 87,80 74,10 77,95 79,51 79,41 65,67 79,80 76,24 76,53 66,96 Mil Asastemas taire PETROVIC Laso Diez Wood Ramiro RuizPaz Llórente Creus Marrero Creus II Equipo H. opatt TM. Media w V 3 4 5 6 7 8 9 R. Madrid Taugrés C. Canarias CAÍ C. Ronda I- i f BV B R. Madrid Cacaolat BV B TK D 16 16 16 12 16 16 16 16 16 16 67 63 54 52 50 47 45 42 34 32 4,19 3,94 3,38 4,33 3,13 2,94 2,81 2,63 2,13 2,00 cuatro por encuentro. Es, también, el más certero lanzador de tiros libres, con casi un 90 por 100 de efectividad. Marcha en segundo lugar de la tabla de anotadores con 467 puntos y una media de más de 29 por partido. Por último, va el quintó en lanzamientos triples, en los que su compatriota Grbovic se muestra intratable, más que por su acierto en los lanzamientos por la profusión con que practica esta jugada. En este período de tiempo se han producido bastantes momentos de gran interés. Petrovic realiza un resumen demasiado rápido: El Open McDonald y la conquista de la Copa del Rey han sido los dos mejores momentos que he vivido. Aparte del continuo cariño que me transmiten los seguidores del Real Madrid. Se deja en el tintero: su primer enfrentamiento con Iturriaga; los disgustos con los hermanos Martín; su, primera travesura, que le costó una multa de 250.000 pesetas, y la mejora de su contrato, después dét intento de Portland de ficharlo. Repasemos su andadura cronológicamente; El mes de octubre, precisamente el dé su acoplamiento, resultó, con diferencia el más movido. En esta faceta también demos- tró su clase y, pese al ajetreo, consiguió jugar a un alto nivel. Debuta, como queda dicho, el día 8, Cuatro días después, en el Memorial Héctor Quiroga, se verá por primera vez las caras con el Barcelona y sus 23 puntos serán decisivos para lograr la victoria. El 15 debuta en la Liga, en Tenerife, contra el Cajacanarias. El 21 empieza el McDonald. Logrará 34 puntos frente a Scavolini y 22 contra los Celtios. El 28 conseguirá la que todavía es su plusmarca anotadora, 42 puntos, contra el Caja Bilbao. En este partido mantuvo y ganó un duelo encestador con Iturriaga (24 puntos) y cuajó uno de sus mejores partidos de la temporada. El 4 de noviembre sufrió su primera derrota liguera, en Valladóíid, y, al ser eliminado por la quinta personal, no pudo evitar cometer la que ha sido su primera y única, hasta el momento, acción polémica: se llevó un dedo a la sien mientras miraba a los arbitros. La travesura íe supuso 100.000 pesetas de multa del Real Madrid y 150.000 de Comité de Competición... La relación