Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 19- 1- 89 OPINIÓN A B C 33 ZIGZAG La temible Malta Es natural que Luis Suárez prevenga a sus seleccionados contra lo peligroso de un exceso de confianza. Después del famoso 12- 1, Malta no parece rival de cuidado. No obstante, conviene no exagerar el riesgo. Últimamente hemos echado las campanas al vuelo por victorias contra equipos que nunca figuraron entre los importantes. La verdadera medida de nuestra selección habrá de deducirla de lo que consigamos ante Alemania federal, Inglaterra, Holanda y otros conjuntos de primera fila. Exagerar ahora los méritos futbolísticos de Malta para dar mayor relieve después a nuestro probable triunfo, es una operación que no puede tomarse demasiado en serio. bríamos de dar para seguir el discurso de esta extraña hispanidad que los socialistas practican, tomando como estribo la cartera del contribuyente? Quousque tándem... Seguramente hasta que acabe la pasada; ia pasada por la izquierda. Hasta los guiñéanos le han tomado la medida de nuevos ricos y pardillos a estos socialistas de las dádivas políticas. Escenas políticas EL CÓLICO O, si estos chicos van a cascar de cólico cualquier día. Estos tíos cascan de cólico, de empacho, de indig e s t i ó n o de un ataque de eclampsia. Y es que se ponen morados, se quedan como boas, vamos que se lo tocan con el dedo. Se pegan unas comilonas como para resarcirse de los cien años de honradez, de los cuarenta años de la oprobiosa, de los cinco años de oposición y de los cinco siglos de Descubrimiento. Entre todos esos tragones, destaca brillantemente don Pepote Rodríguez de la Borbolla, que tiene unas tragaderas capaces de acabar con los caladeros en el mar, con la reserva pelo y lana en la tierra, y con los bichos de pluma en el aire. Ese tío, el Pepote, debía de traer hambre atrasada desde el desembarco de Tarik, o sea, que arrastra el apetito desde que le zurraron la badana a don Rodrigo a orillas del Guadalete. Si la Giralda fuese de mazapán, acababa con ella en unas Navidades. La reseña de sus langostinadas llenarían el Archivo de Indias. Bueno, pues don Pepote se ha ido a Cádiz y se ha puesto de erizos de mar que se le salían por las orejas. Estaba don Pepote con una comparsa del carnaval de Cádiz, que ya se sabe son famosos los carnavales en la Tacita de Plata, en la Señorita del Mar, que decía don José María Pemán, por el cachondeíto de sus letrillas y coplas, de sátira y epigrama. Y don Pepote tuvo que soportar una letrilla picante acerca de su afición a convidar a langostinos a costa del Tesoro de la Junta, hala, más langostinos, echa langostinos, que paga el contribuyente, otra de langostinos, y venga a tirar con pólvora del rey. Pero la sátira ni le privó del apetito, sino todo lo contrario, le abrieron las ganas y empezó a trasegar erizos, ¡Dios mío! a este tío le van a salir púas en el obligo, hasta terminar con los disponibles, y eso que la festeta se llamaba precisamente La erizada Aún no se quedó satisfecho el señor presidente de Andalucía, ¡jo! con don Pepote, tiene cuatro estómagos, como los rumiantes, lo llevan a Escocia y N Juan Montalvo Hace cien años moría en París el ecuatoriano Juan Montalvo, uno de los más firmes luchadores del periodismo hispanoamericano, intelectual que, por oficio y por ejercicio de la inteligencia, ahonda la concepción sobre la vida y la conducta humana. Juan Montalvo afilaba su pluma para combatir toda forma de Poder que estuviera en contradicción con el espíritu democrático que le inspiraba. Montalvo vivió bajo las luces de un siglo que dejó una importante huella en el istmo: la época de la emancipación de Iberoamérica. Resulta complicado explicar el Ecuador del XIX sin dos nombres propios, Gabriel García Moreno y de su arduo antagonista, Juan Montalvo, que comentó tras caer asesinado el dictador: Mi pluma lo mató. Escritor académico, penetrado de la intrahistoria de Unamuno, apasionado lector suyo, que llegó a decir de él: En Montalvo todo es maravillosamente intrincado, todo se vuelve un sutil vericueto; pero hay una cosa muy clara que, a la postre, lo salva: su gran indignación ante la cruel opresión de que son víctimas sus compatriotas. Iberoamérica hoy honra la memoria de Montalvo. En Ecuador se creó hace ya bastantes años el premio Juan Montalvo de Periodismo que han ganado muchos de los más prestigiosos periodistas de aquel continente y también algún español. OVIDIO A voleo Disponen de los millones del contribuyente como los padrinos, en los bautizos, de los caramelos. A voleo reparten los caudales del erario público, aplicados a la beneficencia política que ayude a tiranos y dictadorzuelos. De Castro a- Obiang pasando por el nicaragüense Ortega, el Gobierno socialista otorga créditos a fondo perdido, o condona aquellos otros que se dieron primero y se perdieron después. Vista desde otra perspectiva la cuestión, admitiendo que tan generosos libramientos no tienen como destinatarios a los sátrapas respectivos, sino a los subditos que soportan a éstos, resultaría que, traducidos al per cápita los dos mil millones de Guinea Ecuatorial salen bubis y fangs a casi siete mil pesetitas del ala cada uno; siempre desde la cuenta de que sean actualmente unos trescientos mil, entre vivos y no exiliados del restablecido imperio de los Nguema. Si la misma donación se la aplicaran a México, ¿cuánto les ha- acaba con el bacalao, y después de dar cuenta de los erizos, se fue al restaurante que llaman El Faro, o sea, luz y guía para los hambrientos navegantes, y más tarde todavía, le quedó lugar en las tripas para cenar en otro restaurante llamado Viena, que allí cenó con el presidente del Cádiz Club de Fútbol, y allí se co ¿sf mió la despensa y S I. de postre se tomaría, digo yo, los dos goles que le había cascado el Murcia al equipo local. Y, claro, el cólico. O sea, que se le produjo el retortijón, y empezó a zurrarse, a escagurruciarse y a proveerse y se iba por la pata abajo y por el esófago arriba: ¡Ay, don Pepote de mi alma, que se nos va usted de cámaras y se nos va a resolver su excelencia en cazcarrias! Lo qie les hace falta a estos chiccs es un descanso del poder. Decían que podían meter la pc. ta, pero no la mano; bueno, pues meten la pata, las dos manos y la boca, que es que comen con avaricia, tragan cen voracidad y toman con la prisa del que se le acaba el mjndo. Como no los salven la; 3 urnas, cascan de cólico, de plétora o de hartazgo. Con tanto comer, no me extraña que luego quiera aliviar el vientre en el primer lugar que se le ocurra o que tenga a mano. No me extraña que viera a don Carlos Rejón y le dijera aquello de que se hacía lo que se hacía en su fulana de tal señora madre. ¡Terrible amenaza! porque cuando don Popote cierre la boca y abra el alviadero, hay materia como para abonar las marismas, la serranía de Ronda y los olivares plateados de Jaén, las costas de Málaga y los cármenes de Granada. El pobre señor Rejón ya estaría viendo a su señora madre enterrada bajo una mole como la de Sierrn Morena. Así, luego, hacen lo que hacen con la política. Donde van, descargan. Eso fue lunes. El martes ya estaba don Pepote dichosamente a salvo y repuesto. ¡Mala noticia para el Tercer Mundo! La despensa de Occidente quedará vacía. ¡A comerse los codos! Jaime CAMPMANY AlBC EN ALEMANIA NDAU: Zimmerhaeckel, Hans- GuntherBahnhofsplatz 1, Bahnhofsichhandlung. MAINZ: Steiniger, Ewald, Bahnhofsbuchhandiung. UENSTER: Brinkmann Wiest Bahnhofstr. 3, Bahnhofsbuchhandng. MUNICH: Sussmann, Max, Bahnhofsbuchhandiung; Muenchen; tbahnhof, Bahnhofsbuchhandiung. NEUSS: Muthmann, Volker uptbahnhof, Bahnhofsbuchhandiung. NUREMBERG: Buerkner, uenther, Bahnhofsbuchhandiung. OBERHAUSEN- HBF: Wissell, etrich V Hauptbahnhof, Bahnhofsbuchhandiung. OFFENBACH: léinzelmann, Herrnann, Bahnhofsbuchhandiung. SIEGEN: Lemke, tenate, Bahnhofsbuchhandiung. SOLINGEN- OHLIGS: Weine, Hans ¡uénther, Bahnhofsbuchhandiung. STUTTGART: Wittwe GmbH, ionrad, Bahnhofsbuchhandlungen. WIESBADEN: Bauer, Manfred, uchhandlung Flughafen. WÜPPERTAL- ELBERFELD: Sieberg, lans Hauptbahnhof, Bahnhofsbuchhandiung. WUPPERTAL: Cremer, ans- Peter, Bahnhofsbuchhandiung.