Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 enero- 1989 Revistas Revista de Occidente Número 92 Enero, 1989 El apasionante asunto de la publicidad, como invasora de los mitos modernos de comunicación, comparece con todo su protagonismo en el número noventa y dos de Revista de Occidente. El abanico de artículos trata la texpresión de la publicidad como absorción de tas fórmulas culturales originales en textos firmados por Jean Baudrillard, Michel Maffesoli, Elalio Ferrer, Primitivo Flores, Cristina PeñaMarín, Jesús Ibáñez, Lourdes Ortiz y Fermín Bouza bajo los títulos Publicidad absoluta, publicidad cero ¡Exhíbete, objeto! La corona de hiedra El estribillo de los fantasmas Publicidad: la tercera palabra de Dios De la materia del sueño y Quién fascina a quien En el capítulo de ensayo, escriben Ramón Ramos sobre José K. o el mundo como azar dichoso José Enrique Rodríguéz- lbáñez, De la nueva izquierda a la izquierda indefinida y Eliseó Ve rón, Semiótica y teoría de la democracia ABC ÍÍTcrafío- En otro idioma- ABC XV Ce queje crois Léopold Sedar Senghor Editorial Grasset. París, 1988. 234 páginas. 75 francos Poeta, ensayista, hombre de Estado, após- moral depositario, en definitiva, de las últitol; de la negritud, Léopold Sedar Senghor se mas palabras que no han sido corrompidas abandona en su último ensayó a una confe- por las llamas de ia ignorancia industrializada sión crítica en forma dé reflexión sobre el por los medios de comunicación... destino de la civilización mestiza, multilingüe Por su parte, don Ramón soñaba con rey- mtiltirracial donde floreció su propio destino construir, a través del Cid, un personaje mítiy su obra política, literaria y ciudadana. Ce co y realista que devolviese al hombre espaque je crois pertenece ál género que los ale- ñol un destino perdido y descarriado en la rrianes definen corno crítica de la cultura aventura trágica de la historia moderna. Meuna reflexión que parte del análisis de los nos apocalíptico que Heidégger, pero no metextos para desembocar en la crítica de la nos humanista que Ménéndez Pida! Senghor cultura y la historia, en una reflexión sobre el sienta las bases dé lo que será uri día, quizá, destino de los pueblos: el primer proyecto dé integración de lá negriLos límites de tal género no siempre están tud y las culturas africanas en una civilización bien definidos, privilegiándose la sociología, universal, a través de su diálogo privilegiado la historia o la crítica literaria en muy distinta con las lenguas francesa- é inglesa. Cómo mecida. En este casó, abusando de modo Heidégger, Senghor parte del análisis y la revenial de tales fronteras mal definidas, nada flexión sobre las palabras de la tribu, los poeme cuesta emparentar la obra de Senghor mas míticos donde cada pueblo echa sus raícon dos proyectos mayores y paralelos: los ces en la tierra virgen de la lengua, fecundanensayos de Héidegger sobre los grandes do un proyecto mitológico. la construcción de El Paseante Himnos de Holderlin (El Rhin y La Germanla) una arquitectura de sueños y fábulas, histoNúmero 11 y la obra de Ramón Menéndéz Pidar sobre la rias y catástrofes, que deberán iluminar un 1.000 pesetas España del Cid: A través de Holderlin, Hei- destino. Como Ménéndez Pidal, Senghor parte degger busca las raíces de la identidad na- del análisis de una realidad histórica (incluso cional del pueblo alemán, rastreando las hue- prehistórica, en su caso) para mejor explicar El Paseante, dirigido por Jacobo Stuart y llas de un destino universal perdido en el ar- las iluminaciones de la lengua, los misterios de en esta ocasión asesorado por Antonio Mauchipiélago griego. A través de la España del la tragedia histórica, tramando y tejiendo Ja inra, dedica su última entrega a lemas brasile Ci Menéndéz Pidal busca los orígenes de la certidumbre del futuro. ños. Se abre con el trabajo del escritor bahíaidentidad española, en el marco de los orígeno Joao Ubaldo Ribeira sobre El continente Allí donde Heidégger utiliza los recursos inquieto y sigue luego un desfite gráfico y li- nes de la civilización europea. propios de la lingüística y: lá historia dé la lenterario de firmas importantes como Joao CaEl proyecto de Senghor és muy semejante: gua griega y alemana, Senghor recurre a la bral de Meló Neto con los poemas de El pe- buscar las raíces de la negritud y la francofo- gramática comparada: el diálogo y él comerrro sin plumas las fotografías de Mario Gra- nía para integrar tales aventuras del alma hu- cio de los mitos revela parentescos insospevo Neto sobre Bahía Negra el trabajo de mana en el destino mucho más vasto de una chados y misteriosas relaciones familiares Olga Borelli sobre Clarice Lispector, el texto civilización universal, que el hombre de esta- (una entre mil: el recuerdo del parentesco, de. Un soplo de vida de la citada narradora do sabe trágica y lejana, pero que el poeta tantas veces evocado, entre la lengua vasca brasileña el ensayo Indios que vi de Darcy desea soñar, abandonándose al juego de las y la lengua georgiana, subrayado recienteRibero, con magníficas fotografías de Mau- fábulas y las profecías. Mi evocación y re- mente por un profesor de la Tbilisi soviética) reen Bisilliat, y Antes el mundo no existía cuerdo de Heidégger y Meñéndez Pidal no es Allí donde Ménéndez Pidal se sirve de la hisde Umusin Panlon y Tolaman Kanhira. De la gratuita y está íntimamente ligada al proyecto toria y la sociología, Senghor recurre a la preprosa irónica y coloquial de Rubén Fonseca de Senghor: a través de los grandes himnos historia y la biología contemporánea: el orise transcribe Mirada de Holderlin, el filósofo alemán ha rastreado gen y mestizaje de los pueblos africanos es los orígenes del descarrio original de la ci- un misterio que no deja de confundirse, con vilización occidental, deseando encontrar en frecuencia, con los orígenes mismos de los la palabra del poeta la palabra y la restaura- primeros hombres... Narria ción de un proyecto moral que pudiera salvarComo hombre de estado, Senghor no desNúmero 45- 46 nos de la catástrofe universal. En escorzo, la conoce el misterio de la iñcertidumbre y la Enero- abril, 1989 obra ensayística de Ernst Jünger (tan próxi- tragedia histórica. Como poeta, Senghor dema a Heidégger) nos recuerda el poder infer- sea soñar con un futuro mítico y radiante. El La revista de estudios, de artes y costumnal de la técnica y la misión del anarca (el político debe componer con la reaiidad, para bres populares, editada por el Museo de Ar- personaje mítico de una de las parábolas dei intentar sortearla, en busca de un desfino qué tes y Tradiciones Populares dé la UAM y que novelista) como bibliotecario y conciencia sé labra con mano de hierro. El poeta se endirige Guadalupe González- Hontoria y Allentrega con fruición al mundo de las fábulas, desalazar, llega al número 45- 46 con un los misterios, la tierra prometida dé las hadas apretado sumario dedicado a Navarra. Entre y los hombrecillos de sombra y misterio que los temas abordados figuran La madera en ALQUILE CON TIEMPO SU poblaban los primitivos bosques del sueño y la arquitectura de la Montaña navarra y la fábula. Allí donde la palabra política aconAPARTVMENTOL Las cuevas habitadas de la Ribera firma: seja prudencia y la más zorra astucia, la paConsulte las páginas dos por la directora de la revista. Juan Cruz labra poética se entrega al desenfreno de la de Anuncios por Labeaga El culto a la Virgen de Rocamador profecía. La muerte llega para siempre, pero palabras de A en Sangüesa y José M. Jimeno Jurio Rinosotros no la tememos dicen dos. jóvenes tos de primavera y verano y Mikel Arambupersonajes de John Huston, que hubieran poru Bailes navarros analizan varias cosdido protagonizar una aventura en un bosque tumbres, así como María Martínez Irujo y Jomítico y salvaje poblado por los fantasmas de seba A. Ozkoidi Instrumentos musicales Léopold Sedar Senghor. vascos en Navarra Juan Pedro Aramendía FolcJore en Sangüesa Juan Pedro QUIÑONERO