Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 28 TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES 7- 12- 88 A Justicia en España es el hermano pobre de entre los poderes del Estado. Durante la transición ha habido una falta de desarrollo legislativo que hubiese posibilitado el establecimiento de un sistema judicial de acuerdo con las previsiones contenidas en el texto constitucional. Todas las reformas llevadas a cabo en este tiempo se han caracterizado por la improvisación; cuando alguna finalidad se ha perseguido en el desarrollo constitucional relativo al Poder Judicial, ésta ha sido partidista, efectuada desde la concepción alternativa de la Constitución, como es- la socialista. L CONQUISTAR LA JUSTICIA, RECONQUISTAR LA CONSTITUCIÓN Actualmente a la Justicia en España se la define como caótica, antidemocrática y absolutamente ineficaz. No pretendo enjuiciar esas calificaciones; pero lo cierto es que la situación es de caos, y es, por tanto, urgente dar soluciones. No es una cuestión que nos compete exclusivamente a los juristas, a los políticos o, en definitiva, a aquellas personas que se encuentran inmersas en el plano técnico de la vida judicial; afecta a todo el pueblo español, puesto que la Justicia es la piedra última de todo el edificio del Estado democrático. El Gobierno acaba de enviar a las Cortes un proyecto de ley orgánica que pretende dar solución inmediata a estos problemas. Se trata de un nuevo parche, de una improvisación que carece de la más mínima seriedad. Esta actitud no es nueva; se ha producido desde 1982 en una y otra ocasión. La explicación es sencilla: al Gobierno no le interesa solucionar el problema de la Justicia, porque, sin duda, le resulta más cómodo actuar sin el control inmediato de los Tribunales exigiendo el cumplimiento de la ley en cada caso. El control sobre la función administrativa ha sido una conquista del Estado de Derecho y base fundamental para la construcción del moderno sistema democrático de división de poderes fundado en el principio de independencia del Poder Judicial. Al socialismo español no le interesa, y por eso no la quiere, la independencia del Poder Judicial; el socialismo está muy cómodamente instalado con la ausencia de un poder judicial ágil y rápido que lleve a cabo un control efectivo de sus actuaciones. Y esto no es un juicio de valor acerca de unas hipotéticas intenciones, sino la constatación clara de cuáles han sido los criterios que han presidido la reforma legislativa que en función del desarrollo constitucional ha realizado el Partido Socialista durante su etapa de Gobierno. Esta reforma se ha inspirado en la interpretación que el socialismo ha hecho de la Constitución en torno al Poder Judicial; interpretación que obedece a una concepción ideológica claramente definida, y que supone una manifestación más del secuestro alternativo de la Constitución realizado por el PSOE. En 1976 Felipe González definía el socialismo, como La profundización del concepto de la democracia Esta idea la hemos ¡do oyendo machaconamente una y otra vez, y su explicación consiste en decir que la mayoría absoluta conseguida por los socialistas en las elecciones debe trasladarse (profundizándose) a todas las esferas del Estado, de la sociedad e inclusive de la vida privada. En separación de poderes, la realiza la Constitución a través del sistema de autogobierno de la Justicia Pero ni los Gobiernos de UCD ni los Gobiernos del Por Alberto RUIZ- GALLARDÓN PSOE han hecho viable este principio de separación, pues ha setorno a la Justicia, el actual consejero del Poder Judicial, Pablo Castellano, explicaba en guido subsistiendo el Ministerio de Justicia 1977 su especial aplicación del principio. De- conjuntamente con el Consejo General del Poder Judicial, de forma que las funciones de cía que la meta del PSOE en torno a la Justiadministración de la Justicia se han solapado cia era: socializar la Justicia, que significa, entre el Gobierno y el Consejo. La auténtica en primer lugar, darle una función de avance independencia del Poder Judicial no puede social, comunitaria... y por lo escandaloso producirse mientras siga subsistiendo en maque para algunos resulte es imprescindible nos del Gobierno la administración de sus que el poder de juzgar revierta, de forma inmedios materiales, e incluso personales. El dubitada, al pueblo, a la comunidad, a través del importante mecanismo de los Tribunales principio de independencia exige la desaparipopulares es decir, bajo la idea aparente de ción del Ministerio de Justicia y la atribución democratizar y profundizar en la democracia, al Consejo General del Poder Judicial de la se esconde el verdadero sentido de la expre- administración autónoma de la Justicia. sión, cuál es: socializar la Justicia. La plasPero la Justicia, si ha de ser independiente, mación de este principio se realizó en la re- también debe evitar las interferencias de la forma de la Ley Orgánica del Poder Judicial a opinión pública. Es una cuestión debatida y través del sistema de nombramiento de los de difícil solución las relaciones de la Justicia miembros del Consejo General. Bajo un apa- y los medios de comunicación. Recientemenrente principio de democratización se llevó a te es práctica común en España criticar las cabo una total implantación del PSOE en el sentencias de los Tribunales como paso obliórgano de gobierno de la Justicia, y a través gado, e incluso en algunos medios el llevar a de ello un total control político. Esta interpre- cabo juicios de valor sobre cuestiones que tación constitucional realizada por el PSOE están pendientes de resolución por los Tribuparte de dos errores fundamentales. nales. En muchos casos se han llegado a montar procesos paralelos, y la práctica de El primero de ellos, considerar que el titular del Poder Judicial es el Consejo General del todos estos excesos solamente conduce al Poder Judicial, y no es así, sino que son los desprestigio de la Justicia y, por tanto, a su mayor defecto, puesto que si algo debe orlar Juzgados y Tribunales, de acuerdo con lo que establece el artículo 117 de la Constitu- al Poder Judicial es, sin duda, el respeto y el prestigio que exige el ejercicio de la autoridad ción. de su función. La Prensa tiene la obligación y El segundo es hacemos creer que el carácel deber de informar, y la libertad de expreter democrático de la Justicia se determina sión es algo inherente por definición al propio por la elección por sufragio, o por la represistema democrático. Ahora bien, esa función sentatividad electoral de los miembros del de informar excluye la función de realizar juiPoder Judicial. La democracia no exige una cios de valor sobre cuestiones que se hallan elección popular de los jueces; el carácter desub judice, cuyo juicio únicamente compete a mocrático de la Justicia viene determinado los Juzgados y Tribunales. Asimismo esa funpor estar ésta subordinada a la Ley y al Deción de informar no puede convertirse en algo recho. No son los mecanismos de elección, tan distinto como la asunción de una función sino su subordinación al Derecho lo que legique compete solamente al Poder Judicial: la tima auténticamente la función judicial. función de juzgar. Bajo la excusa de inopeEl efecto de esta reforma ha sido anular to- rancia de la Justicia, no pueden convertirse talmente la independencia del Consejo Gene- en Poder Judicial quienes no lo son, porque ral del Poder Judicial. no tienen atribuida dicha función ni por la Karl Loewenstein definía la independencia Constitución ni por la leyes. de la función judicial diciendo que el juez, en el cumplimiento de su tarea, tiene que esLa ponencia de Justicia de Alianza Popular tar libre de influencias e intervenciones extra- no trata de construir una solución artificial ñas tanto si provienen del Gobierno, del Par- que acabe milagrosamente con todos los prolamento, del electorado o de la opinión públi- blemas que aquejan a la Justicia española. ca Merced al socialismo el Poder Judicial Nosotros creemos que la Justicia es algo que en España ha dejado de ser un poder inde- compete a todos los ciudadanos. La Justicia, pendiente. No es posible llevar a cabo una como idea institucional consagrada en el fronreforma que trate de acabar con el caos ac- tispicio de nuestra Constitución de 1978, exitual de la Justicia en España si previamente ge para su realización la participación de tono se constituye un sistema judicial que sea dos los interesados y afectados: jueces, fiscafiel desarrollo de las previsiones contenidas les, partes, abogados, funcionarios al servicio en la Constitución Española. Es, por tanto, de la administración dé la Justicia y, en defiuna premisa necesaria para restablecer el go- nitiva, el pueblo español. Cualquier planteabierno del Poder Judicial independiente, re- miento de reforma para solucionar la actual conquistar la Constitución secuestrada por situación de la Justicia en España exige un una interpretación partidaria del socialismo. programa global realizado con la participación Éste es el punto de partida que contempla la de todos, que comience con la recuperación ponencia sobre la Justicia que debe debatirse del tiempo perdido, ya que se trata de una taen el próximo congreso de Alianza Popular. rea urgente, tarea para la que es necesario, La independencia respecto del Gobierno como primer punto, reconquistar la Constitucomo del Parlamento y de los demás poderes ción secuestrada por el socialismo. Sólo así del Estado, que hace viable el principio de podremos conquistar la Justicia en España.