Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 A B C REPORTAJE DOMINGO 20- 11- 88 El último estirón de la Torre Picasso El rascacielos más alto de España (150 metros) será inaugurado en enero próximo En el Manhattan madrileño el mayor de los colosos ha pegado su último estirón. Sobre la Plaza de Picasso ya se levantan 150 metros de hormigón ligero, aluminio y cristal distribuidos en 43 plantas destinadas a uso de oficinas más cinco sótanos y un helipuerto sobre la cubierta. Su monumentaüdad, su privilegiada situación A los pies de este enorme prisma blanco el vértigo se invierte. No hay más que echar un vistazo hacia arriba: no es miedo a la altura, es miedo a la pequenez. Su autor, el japonés Minoru Yamasaki, fallecido en 1986, no fue un genio de primera, pero abordó proyectos muy serios a caballo entre el modernismo purista de Mies Van der Rohe y el posmodernismo de Philip Johnson. Yamasaki, más en la línea de otros arquitectos como Skidmore, Owings y Merrill, había alcanzado un éxito internacional en 1971 con las World Trade Center Twin Towers, las famosas Torres Gemelas de Nueva York. Como el construir un rascacielos es una operación de prestigio para muchas empresas, Explosivos Río Tinto, en su época de esplendor, encargó una torre al arquitecto japonés. El primer proyecto, que data de 1977, tenía la base calada por rendijas verticales, similares a las de las Torres Gemelas neoyorquinas. Tras la muerte de Yamasaki pasan los planos a la empresa Sereland, cuyos arquitectos modifican algunos detalles pero sin variar sustancialmente el proyecto. Finalmente, tras numerosos problemas técnicos, se encarga de la dirección de las obras el arquitecto Genaro Alas. En 1985 los Albertos, a través de Portland Valderrivas, compran una cuota del 80 por 100 de un edificio que ya había asentado sus cimientos en la parcela A 1 del centro comercial de Azca. Situado en el complejo Azca de Madrid, ha costado más de 15.000 millones de pesetas en el complejo Azca, la avanzada tecnología de su sistema eléctrico, de seguridad y de comunicaciones, hacen de esta torre, la más alta de España, un rascacielos atractivo y singular. Un edificio inteligente que ha costado más de quince mil millones de pesetas y cuya inauguración está prevista para enero próximo. tecto Genaro Alas tomó las riendas del proyecto. Según Alas, Yamasaki no se complicaba mucho la vida al proyectar sus edificios, aunque siempre introducía alguna variación original. En este caso el toque de gracia es el arco de luz de 32 metros de diámetro, que en principio apoyaba sobre el nivel de la Plaza Picasso y ahora arranca en el sótano primero, lo que le confiere más grandiosidad En realidad, las modificaciones al proyecto original han sido pocas y casi siempre debidas a los cambios en normativa de seguridad e incendios, amén de la introducción de nuevas tecnologías. Cuando se hizo el proyecto no existía el vidrio estructural- comenta Alas- y los cristales debían llevar carpintería metálica. Ahora esto no sucede. Y con menos ascensores hemos logrado un mejor servicio. De todos modos se ha mantenido la monumentalidad de la fachada, que es la misma que había previsto Yamasaki. El edificio dispone de cinco plantas de sótano, distribuidas del siguiente modo: el sótano quinto está destinado a zona de maquinaria, conductos y cables; los sótanos segundo, tercero y cuarto, a aparcamiento (con una capacidad de 835 plazas) y el sótano primero a zona comercial, gimnasio, squash y cafetería. Sobre la cota de rasante de la Plaza Picasso se levantan 43 plantas para oficinas, dos plantas técnicas, una comercial y un helipuerto en la azotea, lo que suma un total de 46 pisos. Todo ello cubre una superficie total de 122.223 metros cuadrados. La estructura del edificio es completamente metálica y el forjado se compone de una chapa ondulada también metálica con hormigón ligero. Esta chapa constituye una malla de canalizaciones El edificio, en cifras 150 metros de altura, 46 plantas, 5 sótanos y un helipuerto. e 122.223 metros cuadrados de superficie, así distribuidos: planta técnica de cubierta, 520 metros cuadrados; oficinas, 76.403; hall de entrada y zonas comerciales, 11.300, y aparcamientos y zonas de maquinaria, 34.000. e Plantas diáfanas con 1.500 metros cuadrados útiles como mínimo, con diseño modular interior de 1,5 por 1,5. 9.500 toneladas pesa la estructura metálica del edificio. La fachada, de 1,6 metros de ancho, cuenta con un total de 2.160 ventanas. Tres baterías de ascensores, con 6 unidades cada una. La primera (que cubre desde el piso bajo ál 18) alcanza una velocidad de 2,5 metros por segundo; la segunda (del 18 al 32) 4 metros por segundo, y la tercera (del 32 al 43) 6 metros por segundo. La capacidad por ascensor es de 22 personas. Seis millones de kilocalorías por hora serán necesarias para calentar el edificio; para enfriarlo, 5.250.000 frigorías. 4.000 líneas de teléfono. o 6.000 trabajadores y unas 3.000 visitas diarias a la torre. 835 plazas de garaje. Moimmentalidad Para encauzar, controlar y dirigir la construcción, comercialización y administración de la Torre Picasso se constituyó un órgano de gestión independiente en su operativa de Portland Valderrivas, S. A. PER, Gestora Inmobiliaria, S. L. una sociedad dirigida por el ingeniero Femando Cid y en donde el arqui-