Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 A S C CAMPEÓN LUNES 31- 10- 88 José Manuel Egea: A los deportistas de élite no nos reconocen en España Ganó el oro en la categoría open del Mundial de karate- Madrid. Manuel Frías El reciente Campeonato del Mundo de Karate celebrado en El Cairo ha proporcionado a José Manuel Egea una de las mayores alegrías de su vida deportiva al ganar la medalla de oro de la categoría open la más complicada, pues compiten karatecas de todos los pesos, enfrentándose a hombres de superior peso. Entonces te das cuenta de que el sacrificio que has hecho en los últimos años ha servido para algo y merece la pena. José Manuel Egea piensa que, de no haberse dedicado a la práctica activa de este deporte, su vida hubiese sido muy distinta: Para comenzar, me ha marcado en la forma de ser. En contra de lo que pueda parecer en un principio, los que hacemos este deporte somos personas tranquilas, porque descargamos toda la energía y agresividad que llevamos dentro en los entrenamientos. Esto lo observo en las personas a las que doy ciases, que se van convirtíendo poco a poco en personas mucho más tranquilas conforme avanzamos el curso, y también lo compruebo en mí mismo, pues cuando estoy de vacaciones y no me entreno me encuentro bastante más nervioso. También vivo del- karate; no de él directamente, que no sólo no da dinero, sino que te cuesta a veces, sino de impartir clases en un gimnasio que tengo. Gracias a este deporte he conocido a muchos amigos y, lo que ha sido lo más importante para mí, a mi mujer. Acudimos a un Campeonato de Europa en Noruega y ella fue la guía del equipo español. Allí nos conocimos y luego mantuvimos nuestras relaciones cuando ella vino a España, hasta que nos casamos Pese a tener un palmares internacional impresionante y practicar un deporte en el que España es una potencia mundial, considera que tanto él como el resto de deportistas de primera línea no están reconocidos en la parcela administrativa: El karate me parece que es el deporte español que más medallas ha obtenido y, sin embargo, a los deportistas de élite no nos reconocen en España. Al principio compites porque te gusta, pero luego, para estar en un primer plano, ves que hay que dedicar muchas horas de entrenamiento y sacrificarte mucho. La Federación hace lo que puede, pero da para poco, pues sólo cobramos dietas cuando competimos. Como ejemplo puedo decir que yo no estoy ni becado. Cuando gané el Campeonato del Mundo recibí telegramas de Felipe González, Alfonso Guerra, Javier Solana y Javier Gómez Navarro. Es de agradecer, pero es la táctica de la palmadita en la espalda cuando ganas; si pierdes, nada. Y esto, con la falta de becas, desanima al principio a muchos chicos que podían llegar lejos El problema- -continúa- es. que están acostumbrados a que en karate ganemos medallas y no las valoran lo suficiente. Como muestra diré que en este último Mundial hubo más de cuarenta países y que para ganar una medalla hay que disputar entre siete y ocho combates. En otros deportes se puede alcanzar hasta una medalla olímpica sin haber ganado un combate. José Manuel Egea tuvo que competir contra karatecas de peso superior para ganar la medalla de oro open en el Mundial gente piensa, no es un deporte violento, pese a ser de lucha. Tiene sus reglas y, por ejemplo, no puedes dejar K. O. ál contrario ni utilizar técnicas peligrosas. Eso lo tienes que trabajar diariamente en los entrenamientos, para no pasarte luego en la competición El Campeonato del Mundo de El Cairo lo tendrá grabado siempre en su memoria. Comenzó compitiendo en la categoría semipesada, en la que perdió con un holandés- que luego fue el campeón- en el tercer combate disputado. Luego ganó la medalla de bronce. Esto tuvo una influencia decisiva después en la categoría open porque no quería irse de Egipto sin ganar una medalla de oro. Esta categoría es la más difícil, porque acuden los dos mejores de cada país, estando todos ellos entre los pesos semipesados y pesados, lo que a un karateca de peso semipesado, como es el caso de Egea, le supone un hándicap importante, al tener que combatir con pesos superiores. En esta categoría combates con pesos pesados que son mucho más fuertes que tú, pero sin dejar de ser tan flexibles. Entonces tienes que jugar tus armas y cuenta mucho más la astucia, aunque no por ello debes de dejar de lado la fuerza. Al final logró la medalla de oro después de seis combates, cinco de ios cuales fueron ante rivales de- peso superior. Cuando conseguí ía medalla de oro lo único que se me pasó por la cabeza fue que dos años de trabajo y sacrificio habían servido para algo y que todo había merecido la pena. Independientemente de la satisfacción personal que sentí, que fue muy grande Carácter latino Egea no está de acuerdo en que el karate esté considerado como un deporte minoritario, porque es el tercero en España en número de licencias justificando esta aceptación en que es un deporte que le va al carácter latino. Los asiáticos, que lo deberían dominar, se han quedado muy estancados porque no lo han entendido, como deporte, sino como una filosofía de vida Las características para hacer karate son las siguientes, según José Manuel Egea: Hay que tener un gran control de la agresividad, rapidez y flexibilidad. Antes, los karatecas eran más delgados y menos fuertes. Ahora se es más fuerte, manteniendo la misma agilidad y rapidez. Es muy importante también la psicología en cada combate, porque debes saber muchas cosas de tu rival sólo con la mirada. En contra de lo que la Veredicto implacable José Manuel Egea Cáceres tiene veinticuatro años, está casado y en breve será padre por primera vez. Comenzó a practicar el karate a los doce años de edad, con su hermano Francisco, que es menor que él. A los dieciséis empezó a competir y a los dieciocho debutó con el equipo nacional, alternando en esa primera época en las categorías júnior y sénior. Palmares: Ha sido once veces campeón de Europa (tres de ella? por clubes) cinco en categoría sénior y seis en júnior, siempre en los pesos de menos de 80 kilos (semipesado) y open ha sido el vencedor de dos copas del mundo (las dos únicas celebradas) en campeonatos del mundo ha ganado esta medalla de oro que nos ocupa, en la categoría open y cinco medallas de bronce; ha sido diez veces campeón de España; y en cuanto a torneos prestigiosos, destacan sus triunfos en el Open de Estados Unidos y el Internacional de Francia. Tiene un gimnasio propio, con el que se gana la vida, ya que el karate no le reporta beneficio económico alguno Al revés, te cuesta dinero Hombre polifacético, hizo una película el año anterior, titulada Veredicto implacable que no ha funcionado muy bien desde el punto de vista comercial. Él lo achaca a que en España no hay directores buenos para películas de acción, y además, contamos con escasos medios para el rodaje. De todas formas, fue una experiencia positiva y no me importaría volver a hacer otra Los entrenamientos que realiza son intensos. En época de mantenimiento suele hacer entrenamientos técnicos dos o tres horas al día durante tres días a la semana. Luego tiene dos o tres días más de preparación física. En época de competición se entrena cuatro o cinco horas, con más hincapié en la preparación técnica que en la física. La mayor alegría, independientemente de esta medalla de oro ganada en el Campeonato del Mundo de El Cairo, que le ha dado el karate fue cuando tenía dieciocho años, la primera temporada en que compitió ya en serio. Le prometí a mí padre que iba a ser campeón de Madrid, de España y de Europa, ese mismo año, y lo conseguí. Me tomaron en broma, pero yo sabía que lo podía lograr o Nunca ha pensado retirarse, porque con veinticuatro años es pronto. La edad media de retirada de un karateca está en torno a tos treinta años. Su objetivo es esperar a ver si el karate es olímpico en Barcelona 92.