Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 24- 10- 88 ESPECTÁCULOS A B C 95 Música Apoteosis del Donostiarra, la ONE y López 4 su Majestad u Rema Doña Sofía presenció la segunda Cobos enel segundo concierto del Auditorio Buena actuación musical de la barcelonesa coral Carmina Para la redonda inauguración del Auditorio Nacional de Música, después de la brillante sesión de apertura, le faltaban dos cosas: sentimentalmente, la presencia de S. M. la Reina Doña Sofía, testigo fiel de todo acontecimiento filarmónico y ya en su paico la segunda jornada, en compañía de su hermana, la princesa Irene de Grecia, de una parte; un programa para calibrar en diferentes pruebas, la acústica y posibilidades sonoras de la sala. Jesús López Cobos eligió tres obras ideales para estos fines: una obertura clásica, con formación de apenas cincuenta instrumentistas, una Misa con poco más del centenar de intérpretes entre solistas, coro y orquesta, y una cantata profana de nuestro siglo, a toda vela de elementos y plenitudes sonoras. Cabe decir, en seguida, que los resultados fueron óptimos en los matices más tenues y las más poderosas explosiones en los momentos puramente orquestales y aquellos en los que voces individualizadas o bloques corales se enlazan con la centuria instrumental. Sin olvidar la colaboración especial de los acatarrados. rt T iik i jomada inaugural el temible escollo de su última intención con una perfección natural y transparencia insuperables. El anunciado como bajo Stephen Roberts, que más parecía un barítono lírico en Mozart, restó el valor de este apoyo grave al cuarteto. Después cumplió mucho, mucho mejor, si se quiere muy bien, su parte en Orff, con sólo una reserva: la escasa gracia caricaturesca en la escena de la taberna. Con respecto a James Bowman, es un calificado contratenor, ideal para su página de Orff, pero sencillamente inadmisible- inaudible en momentos; ridículo en otros- para Mozart, que reclama una voz normal de tenor. Deberes informativos, tan respetables como los críticos, me impulsan a destacar que si los tres, con la Perelstein, fuero i aplaudidos ya en Mozart, después de los Carmina Burana se vieron especialmente premiados con ovaciones. exigente, dirigida, además, con un gesto vibrante no muy peculiar en el maestro. Con una notabilísima respuesta de la Orquesta Nacional, en solistas, familias y conjunto, con una cuerda muy brillante, esta vez es especial los violines y la colaboración feliz de los niños que dirige César Sánchez en la Escolanía del Recuerdo, la versión había de arrebatar a los oyentes cuando, además, aquí sí hubo una buena contribución de los solistas vocales. Creo, sinceramente, que el pie forzado que supuso emplear a tres de ellos- hagamos excepción de la notable mezzo Mabel Perelstein, muy acertada en Mozart- en obras Pero, una vez más, la opinión generalizada tan dispares. no disimuló, ni mucho meóos, el centraba el comentario de la salida en dos Vicente Martín Soler, para empezar. El es- peligro que sólo razones económicas explipalabras: ¡Qué Orfeón! Y en admirar el tour pañol contemporáneo de Mozart y con tanto can. de forcé que estos días realizan López Copredicamento en la Centroeuropa dieciochesSilvia Greenberg lució su pura calidad líri- bos y ONE. ca, representado por la obertura de su Árbol ca, una línea seria y correcta expresividad en de Diana, página breve, jugosa, de fluida y Antonio FERNÁNDEZ- CID la Misa y estuvo espléndida en Orff, al vencer transparente inspiración, sonó con tersura y preciso ajuste, subrayada con los primeros aplausos. fBlakeEdwardsN r TA A BruceWillis) V- M Éstos se convirtieron en ovaciones, sostenidas en tres o cuatro presencias de los artisASESINATO EN Blake Edwards tas en el estrado al concluir- l o que es mu Bruce Willis) BEVERLY HILLS cho en la relatividad de la tasación de nuesRompieron todas las reglas, tro gran público sinfónico para la inmarcesible amaron a todas las mujeres, tomaron todos los riesgos, herencia mpzartiana- como premio a una y resolvieron el asesinato versión correcta y equilibrada, sin el vuelo úlmás impactante de Beverly Hills. timo de la inspiración que sus pentagramas Y todo es verdadencierran, de la Misa de la Coronación. Para Pon o quita una mentira o dos. formación no especializada sonó bien la ONE, cuyo director, López Cobos, tanto quiere la obra del salzburgués, y muy bien, por musicalidad y hacer colectivo empastado y w- BLAKEEDWARDS sensible, antes que porque las voces sean de tipo excepcional, los cantores de la barceloBRUCE WILUS- JAMES GARNER nesa Coral Carmina, que dirige Josep Pons, reclamado en saludos. En conciertos así no detallo algún lapsus -pequeña cola- de episódica importancia, como no me detendré en reflejar algún concreto y también circunstancial error de letra de solista de madera en Orff. Hablaré después de los solistas vocales. Apoteosis, griterío entusiasta, sostenido, fervoroso, hecho lumbre, en honor especialísimo del Orfeón Donostiarra cuando López Cobos sacó a su director, Juan Antonio Sainz. Siempre- tiempos de Gorostidi, Ayestarán- ha hecho este conjunto predilecto de Madrid una verdadera creación de los Carmina Burana, de Cari Orff. Es obra que domina, matiza, cuida, desarrolla con elástica flexibilidad y con esa nobleza de voces característica: llena, redonda, empastada, equilibrada y capaz de una brillantez que arrastra. Jesús López Cobos hace una gran versión de esta original cantata profana, obra directa, superficial si se quiere, pero escrita con agudeza, picardía y dominio. Su versión es rica y TRl- STAR P 1 CTURES J M M T T O R I O C E C H I G O f l H U D S O N H A W K BLAKEEDWARDS BRUCE WILUS JAMES GARNER SUNSET MAR 1 EL HEM 1 NGWAY KATHLEEN QUINLAN JENNIFER EDWARDS, r ALCOLM McDOWELL Ifl HENRY MANCM ANTHONY B. RiCHMOND, B. S. C ROD AMATEU BLAKE EDWAROS T (WADAMS BLAKEEDWARDS U C O S I X L TORRE de MADRID PRÓXIMO MIÉRCOLES ESTRENO (V. O. SUBTITULADA)