Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ABC NACIONAL -La sentencia por el caso Nani JUEVES 8- 9- Fechas claves del proceso 17 de mayo de 1984: Soledad Montero denuncia ante el Juzgado de Guardia la desaparición de su marido tras ser detenido el 12 de noviembre de 1983. De este escrito se encarga, por reparto, el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Andrés Martínez Arrieta. 23 de mayo de 1984: Javier Fernández Álvarez, Victoriano Gutiérrez Lobo y Francisco Aguilar interponen una querella contra artículos periodísticos que les implican en la desaparición y muerte de el Nani. 9 de junio de 1984: El director general de la Policía, Rafael del Río, ordena la apertura de un expediente disciplinario a Fernández Álvarez, Gutiérrez Lobo y Aguilar González. 5 de julio de 1984: Comienzan las declaraciones judiciales de los policías implicados. Javier Fernández Álvarez reitera la versión de la fuga de el Nani y niega que se produjeran malos tratos con los detenidos. 11 de septiembre de 1984: La Policía solicita a Interpol la búsqueda de Corella en Francia. 20 de marzo de 1985: Javier Fernández Álvarez es ascendido a comisario. 16 de abril de 1985: La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid, integrada por los magistrados Sixto López López, José de Asís Garrote y Alvaro Núñez Maturana. dicta un auto denegando los procesamiento pedidos por Martínez Arrieta, ya que no aparece que, al ser valoradas todas las diligencias en su conjunto, se desprendan indicios racionales de criminalidad 30 de mayo de 1986: Ángel Manzano declara ante Martínez Arrieta. 20 de junio de 1986: El juez toma declaración al joyero Federico Venero. 30 de junio de 1986: Martínez Arrieta decreta la prisión incomunicada y sin fianza para Fernández Álvarez, Gutiérrez Lobo y Aguilar González. 9 de julio de 1986: La Guardia Civil emite un informe según el cual las firmas que con el nombre de Santiago Corella figuran en el atestado de la Policía son falsas. 23 de julio de 1986: Martínez Arrieta eleva un informe a la Audiencia Provincial en el que señala que la actuación policial pudiera ser constitutiva de delitos de homicidio, detención ilegal de el Nani, falsedad en documento oficial, detenciones ilegales de las hermanas Corella y torturas a Ángel Manzano. 9 de octubre de 1986: La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid, integrada por Salvador Domínguez, José Antonio Nodal y José Luis Duran, decreta el procesamiento de Javier Fernández Álvarez. Victoriano Gutiérrez Lobo. Francisco Aguilar. José María Pérez Gutiérrez, Gonzalo Alvarez, Felipe Pintado y Miguel Ángel Lebrón, y ratifica la prisión para los tres primeros. 17 de octubre de 1986: El Tribunal Supremo decide abstenerse de proceder contra el ministro del Interior, José Barrionuevo. 24 de noviembre de 1986: Escrito del abogado Emiiio Rodríguez Menéndez asegurando que el Nani está en México. 13 de abril de 1988: Se inicia la vista oral. 23 de junio de 1988: La Sala acuerda prorrogar la prisión de Fernández Álvarez, Gutiérrez Lobo y Aguilar. 30 de julio de 1988: El juicio queda visto para sentencia. Estoy muy orgulloso de mis veinte años en las brigadas de vanguardia Fernández Álvarez se derrumbó al conocer la sentencia Madrid El comisario Fernáiídez Álvarez ha mantenido un silencio absoluto, sólo roto al final del proceso para explicar las razones que le llevaban a declararse en huelga de hambre. En ningún momento quiso referirse, ni siquiera como posibilidad, a la consecuencia de una dura condena. Se ha cometido una injusticia conmigo y con mis compañeros- dijo a ABC mientras esperaba la sentencia- pero sigo creyendo en mi inocencia y en la Justicia. Poco antes del mediodía de ayer, la dirección de la prisión Provincial de Logroño comunicó a los tres policías condenados el alcance de la sentencia. Según fuentes de la prisión, la noticia fue recibida con incredulidad, primero, y luego se derrumbaron. A primeras horas de la mañana su ánimo era muy bueno. Pensaban, incluso, que hoy mismo iban a salir en libertad. Siempre han mantenido su confianza en que la sentencia sería favorable para ellos o que, en el peor de los casos, se les inhabilitaría por detención ilegal Las mismas fuentes comentaron que tanto el comisario Fernández Álvarez como Gutiérrez Lobo y Aguilar hacían ya régimen de vida normal en el centro si bien ayer no salieron prácticamente de sus celdas y no comieron casi nada. Fernández Álvarez en el transcurso de su huelga de hambre había manifestado repetidamente que estaba seguro de que el Tribunal iba a absolverles porque somos inocentes de las acusaciones Precisamente, el principal motivo invocado para abandonar su postura de protesta, al igual que el inspector Victoriano Gutiérrez Lobo, fue que no deseaban que se interpretara la huelga de hambre como un intento de presión para modificar la sentencia. No es mi deseo cambiar la sentencia- decía el comisario- puesto que sigo creyendo que soy inocente. Fernández Álvarez añadió entonces que se sentía muy orgulloso de mis veinte años de trabajo en las brigadas de primera línea, es decir, en aquellos grupos donde ha habido más peligro. Estoy orgulloso y creo que mis hijas también lo estarán No me arrepiento de nada- d i j o- Tal vez he aprendido algunas cosas nuevas de todo este proceso, pero en lo fundamental estoy muy tranquilo con mi trayectoria profesional. Me han quitado la placa, la libertad y la familia. Me quedan la vida y la dignidad. Reconozco que ésta también pueden quitármela, porque no soy nadie ante la Administración, pero mi vida será el baluarte que defienda mi dignidad y la de mi familia declaró Fernández Álvarez al explicar los motivos por los que iniciaba su huelga de hambre. En medios de la prisión de Logroño se señaló que los policías condenados no habían hecho comentarios sobre el recurso de casación ante el Tribunal Supremo- aunque es seguro que lo plantearán- y que esperaban hoy la visita de los abogados. El perfil de los condenados Fernández Álvarez Ingresó en el Cuerpo Superior de Policía en 1967 y cuenta con ciento noventa y ocho felicitaciones. Entre otras recompensas, Fernández Álvarez tiene la cruz del Mérito Policial con distintivo rojo, concedida el 4 de septiembre de 1978. Carece de sanciones y correctivos, y entre sus nombramientos destaca su paso por la Jefatura del Grupo de la Brigada Regional de la Policía Judicial, secretario segundo jefe de la Comisaría de Distrito y Jefatura de la Brigada Regional de la Policía Judicial. Gutiérrez Lobo Ingresó en el Cuerpo Superior de Policía en 1971 y cuenta con setenta y seis felicitaciones públicas, treinta y nueve de ellas con premio. El 12 de mayo de 1971 fue nombrado inspector de segunda, con destino en Madrid, y en 1977, inspector de primera. En 1983 fue nombrado jefe del Grupo de la Brigada Regional de la Policía Judicial de Madrid. Dos años más tarde fue destinado a la Brigada Central, causando baja como jefe del Grupo Operativo. Carece de sanciones y correctivos. Aguilar González Francisco Aguilar González ingresó en el Cuerpo Superior de Policía en 1973 y cuenta con 110 felicitaciones públicas, cuarenta y seis de ellas con premio. El 12 de mayo de 1974 fue nombrado subinspector de segunda con toma de posesión en Madrid. El 3 de febrero de 1978 fue nombrado inspector de segunda y estaba destinado en la Jefatura Grupo de la Brigada Regional de Policía Judicial. Su historial está totalmente limpio, ya que carece de sanciones y correctivos.