Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 14- 8- 88 CULTURA ABC 41 El 5 de junio de 1708 el capitán inglés Con el valor del galeón hundido podría Wager cometió el error de su vida al depagarse una parte de la elevada deuda jar que se hundiera el San José externa de Colombia oro y esmeraldas a que sea rescatado de lo profundo de las aguas caribeñas. La historia de los galeones hundidos en lo profundo del mar Caribe, más de cincuenta entre 1504 y 1822, ha despertado la curiosidad y el interés de científicos, historiadores, buscadores de tesoros ambiciosos empresarios y de varios países por saber todo lo relacionado con este episodio y tener acceso, de alguna forma, a las toneladas de oro, esmeraldas, perlas y riquezas indígenas que hay en los cofres del San José En el siglo XVI los corsarios ingleses, los arrecifes de coral y las tempestades llevaron a lo profundo de las aguas marítimas americanas galeones españoles cargados de toneladas de oro. En 1504, él galeón capitaneado por Cristóbal García encalla en un arrecife, hundiéndose en las aguas que bañan a Puntacanoas, en las costas colombianas. El mismo año una tempestad hunde una flotilla de cuatro galeones, muriendo ciento setenta y cinco de los doscientos hombres que iban a bordo. En el fondo de las aguas cercanas a Cartagena de Indias se pien- sa, según los historiadores de este país, que reposan más de diez galeones cargados de oro y las más impresionantes, grandes y puras es- meraldas colombianas. Mauricio HERNÁNDEZ casa de huéspedes ilustres en Cartagena de Indias al presidente del Banco Sueco de Exportaciones, Harry Schein, con quien habría llegado a un acuerdo para la búsqueda del tesoro, ¿chein, aseguran portavoces del: Gobierno, recibiría, como, intermediario, casi el 30 por 100 del valor hallado en los cofres, que serían más o menos dos mil millones de dólares, de, acuerdo con lo cal- culado por la empresa norteamericana Sea Research Arm, que estima su valor en diez mil millones de dólares. Fuentes militares aseguraron a ABC que los restos del galeón y otros siete hundidos frente a Cartagena de Indias fueron localizados por la armada nacional hace veintidós años. zer Jaramillo Valencia dijo que es absurdo que una firma norteamericana exija el 50 por 100 de esa inmensa riqueza por la supuesta situación de la nave, cuando es evidente que ese trabajo, en el que yo estuve, fue realizado por la Armada Nacional de Colombia en 1966 La polémica en Colombia seguirá en los próximos días mientras el gaEl teniente de navio retirado Elea- león San José espera cargado de Naves de leyenda ocultas bajo el agua El 18 de enero de 1959 un buceador y arqueólogo siciliano, Pier Nicola Gargallo, descubría, bajo las aguas, un galeón del siglo XV frente a la costa cerca de Siracusa. Era el primer galeón español encontrado en buenas condiciones en aguas italianas. El 11 de mayo de 1965 el capitán Leonard Thompson y su hermano Roscoe, que se dedicaban a la búsqueda de tesoros, hallaron un galeón español del siglo XVI al norte de la isla de Abaco, del archipiélago de las Bahamas. Al parecer, se trataba del buque insignia de una flota que se dirigía desde Suramérica a España. El 4 de julio de 1965 un grupo de buscadores de tesoros localizó otro galeón hundido frente a la costa de Florida. El buque pertenecía a una flota española que se dirigía a España y que fue sorprendida por un huracán en 1715. Se recuperaron más de dos mil kilos de plata. El 17 de septiembre de 1968 el San José uno de los veintiún barcos destrozados por un huracán en 1733 y que formaba parte de la Flotilla Nueva España al mando del almirante Rodrigo de Torres, fue localizado por los buceadores Tom Gurr y Rudolph Palladino en las proximidades de Isla Morada, Florida. El 13 de agosto de 1969 saltaba a la luz la noticia de un grupo de piratas que se dedicaba a vender el cargamento de tres galeones españoles hundidos en el golfo de México, frente a las costas de Texas en 1553. Asimismo, el 5 de octubre de 1976 fueron detenidos un grupo de personas que saqueaban un galeón del siglo XVIII hundido frente a Veracruz. El 16 de junio de 1970 cinco galeones fueron hallados a siete millas de las playas de Cartagena por un equipo de dieciocho hombres que trabajaban a bordo del yate Júpiter Entre los galeones se encontraban el San Onofre que llevaba a bordo mil reales de plata y oro y que, al mando de Alejandro de la Peña, fue hundido por el pirata portugués José Agustín en 1708. El San Felipe que naufragó a consecuencia de una tormenta en septiembre de 1641 y el Santa Candelaria hundido en 1685 por filibusteros ingleses al mando de sir Francis Drake. El 10 de octubre de 1976 las autoridades de Veracruz informaron que frente a las isla de Sacrificios, en la costa del golfo de México, fueron descubiertos dos buques españoles del siglo XVI. El descubrimiento fue hecho por un pescador del puerto, uno a 300 metros de la costa y 15 de profundidad y el otro a tres kilómetros. El 24 de noviembre de 1976 era parte del fabuloso tesoro que la Escuadra de la Plata transportaba a España en 1702 el que fue localizado en la ensenada de Redondela, al fondo de la ría de Vigo. La causa del desastre fue el ataque de la flota angloholandesa. El 4 de enero de 1979 un joven explorador submarino de los Estados Unidos, Burt Webber, descubría los restos de un galeón hundido a unas ochenta y cinco millas de la costa de la República Dominicana. El 25 de julio de 1985 una de las grandes joyas de los naufragios, el Nuestra Señora de Atocha sumergido en las aguas del Caribe el 6 de septiembre de 1622, era localizado frente a Florida por el famoso buscador de tesoros Mel Fisher. Las joyas del Atocha fueron recientemente subastadas en Nueva York.