Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
114 ABC ESPECTÁCULOS -Los Veranos de la Villa- DOMINGO 3- 7- 88 La tribu urbana se acercó remisa a la primera noche de música africana Ritmos y danzas que, milagrosamente, no atrajeron la lluvia Madrid No acudió demasiada gente a contemplar las evoluciones de los participantes en la primera noche de música africana en el Parque de El Moro. Es normal, casi todos los grupos eran desconocidos entre nosotros (a saber, Kandia Koyate, Mbuye y Kintweni National) aunque con mayor propiedad debiera decirse que la música africana en general goza en España de las mayores simpatías pero de escasísimos elementos de juicio. Como en este país no tenemos minorías negras tan potentes como las que habitan en Francia o en Inglaterra, su música no cae en el abonado terreno que permite ver en las tiendas de discos parisinas o londinenses cajones y cajones repletos de la música negra tradicional o urbana, que se genera de Mauritania para abajo. O que eiepés de grupos comerciales, como Toure Kunda o King Sunny Adé, puedan vender decenas e incluso centenares de miles dé copias. Esto viene a cuento de que en ocasiones como esta bueno sería que el Ayuntamiento procurara una mínima hoja informativa a los asistentes, de modo que estos pudieran saber lo que están escuchando. No es una crítica, sólo una idea para seguir en el camino de perfección que han emprendido nuestros munícipes. Así las cosas, quienes se acercaron al Parque del Moro pudieron escuchar en primer lugar a Kandia Kouyate, una auténtica figura de la música mandinga, esto es: de esa zona que abarca desde Sierra Leona hasta Nigeria. Kandia Koyate viene de Malí y no hace falta mucho conocimiento para darse cuenta de que es una estrella en parecida medida a la que pueda serlo entre nosotros Rocío Jurado. Que su música, absolutamente basada en el ritmo nos pueda parecer más interesante que la de la Jurado sólo tiene que ver con el exotismo: las audiencias originarias de Kandia son tan populares cono las del monstruo de Chipiona. Estuvo muy bien, cantando a medias en africano, a medias en patois y se le entendía igual de poco. Lo que si resultaba notable es la semejanza que por momentos podía tener aquello con algunas músicas brasileñas y antillanas, pero solo ha de pensarse que éstas vienen de aquéllas con un árbol genealógico evidente. Total, que acabó Kandia y salieron á escena Mbuye, congoleños que practican danzas tribales del norte, de la región yoruba (estas se deben a Xabier Rekalde, una de las pocas personas que en este país tienen un conocimiento cabal de estas cosas) Se veía enseguida que aquello iba de religioso, los seis danzarines ataviados con harapos de diferentes materiales, un tocado de plumas de pollo y la cara pintada por completo, con dominancia de un amarillo especialmente chillón. Se veía también que nos contaron una historia, quizás un enfrentamiento guerrero o misático, pero entenderlo hubiera sido demasiado: Parecían un poco de Coros y Danzas. y de hecho ai era. Resultaba entretenido verles mover las caderas y escucharles (estupendo sonido ambiental) unas melopeas de aquellas que hemos visto en todas las películas de safaris. Pero eran raros, más que nada por evocar la intución de que en la profundidad de la ungía ecuatorial hay tribus donde este rito se practica en todo su contenido original. Había quienes esperaba que aquello no fuera una danza para atraer esa lluvia que, ¡milagro! ¡milagro! no había caído en toda la tarde. Los últimos eran zaireños. Kintweni National se llaman y vienen directamente de las barriadas de Kinshasha. Serian la réplica de Los Chungitos, si podemos seguir con los paralelismos. Es decir, música urbana con expresiones urbanas y sin las pretensiones ideológicas o musicales como las que podría representar Youson N Dour, por citar alguien escuchado aquí. José Manuel COSTA Musicales EL JARDÍN. HOTEL CASTELLANA INTERCONTINENTAL Paseo de la Castellana, 49. Teléfono 410 02 00 Cenas musicales. Del 1 al 10 de julio, actuación todos los días, de veintiuna a veintitrés horas, del Cuarteto Maite Pizarra, interpretando música de jazz y blues. A partir de las veintitrés horas, de la arpista Isabel Pazat de Lys. Doce- veinticuatro horas: bar y servicio de canapés durante el almuerzo. Veinte- veintitrés horas cena- buffet. Domingos: almuerzo- buffet. -R. CAFE CENTRAL Plaza del Ángel, número 10. Teléfono 4680844 Homenaje a DA VE THOMAS, Organizado con el taller de Músicos de Madrid. Del 27 de junio al 3 de julio, todas las noches, de 9 a 12 horas, 21 grupos de JAZZ, tres grupos diferentes cada día. Próxima semana: J. A. GALICIA. -R. JAYME MARQUES QUINTETO Ahora en SEGUNDO JAZZ Todas las noches, pases: 23,30 y 1 horas. Comandante Zorita, 8. Tel. 254 94 37. -R CDMC QUINTETO MEDITERRÁNEO Ciclo Música del siglo XX en el Reina Sofía Obras de Cano, Gqmbau, ügeti. Ángulo y Hindemith por Quinteto Mediterráneo. Domingo 3 de julio, 19,00 horas. Auditorio del Centro de Arte Reina Sofía. Santa Isabel, 52. Entrada libre. Aforo limitado. -R. CAFE- RESTAURANTE VIENA LUNES LÍRICOS Teléfono Z 481591. Luisa Fernanda, 23 Próximo lunes, día 4, en la sobremesa de la cena, actuación de PILAR ABARCA (soprano) y HÉCTOR MONTERO (tenor) acompañados al piano por el MANOLO GRACIA, y nuestro habitual fin de fiesta. -R. -vídeo De Gopenhage a Sevilla: Exposas vídeo ganador del concurso convocado por la Expo- 92 Madrid. Vicente Pineda El soporte electro- magnético, vídeo en término genérico y palmario, trasciende su noble función reproductora de películas para buscar su propia entidad expresiva, su peculiar lenguaje. Una serie de creadores demuestran en el mundo que es una materia susceptible de convertirse también en arte y en poesía. Y parece ser que ya en España, aunque con ciertas dificultades, van perfilándose personalidades creadoras y obras notables. Con cierta dificultad, insisto, ante la diferencia de instancias oficiales como el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, que en nada justifica la segunda parte de su enfático enunciado o la controversia política cultural en este dominio, de la Comunidad de Madrid, a través de la consejería de Educación, -que al menos, se ocupa del tema- van surgiendo estas citadas figuras creadoras. En Copenhage acaba de clausurarse el Festival de Cine y Vídeo, que se encuadra dentro del Año Europeo del Cine y la Televisión, y donde el vídeo ha sido la base de su programa. La participación de la vídeoinstalación del español Pedro Garhel, Dedicado a la memoria, ha supuesto uno de los puntos de interés. Una sucesión de pantallas dé distinta superficie proyectan imágenes repetidas en planos y ritmos de diferente cadencia y dimensión. El movimiento y la quietud. El vídeo se extiende por el espacio y salta a áreas de metacrilato en las que las imágenes intentan desprenderse de cualquier atadura. Ilusión que se proyecta en diversos niveles y movimientos. Le obsesiona a Garhel, en su universo esférico y filosófico, traspasar la ley de la gravedad, liberarse de su sujección para elevarse en funambulescos saltos. En et espacio vivencia! hay direcciones determinadas por la relación del hombre con el espacio, arriba abajo, delante atrás, derecha izquieda. Uno no mueve el espacio, sino que se mueve en el espacio matiza Garhel explicando sus constantes fundamentales. En el cuadro de actividades del Panorama del Vídeo Independiente, un espacio para la creación, que promueve la consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, por medio del llamado Proyecto Rompeolas, se ha presentado la realización de Javier Vadillo titulada: Exposas. Esta cinta ha sido la ganadora del concurso de vídeo- creación convocado por Ja Expo- 92 de Sevilla y que representará oficialmente a la misma en cuantas exposiciones, actos, y emisiones televisivas se celebren. Título que juega con los conceptos, Expoéspósas emblemáticas que aceptan las cadenas de integración amorosa del final. Es una interpretación coreográfica que se ajusta al ritmo digital del medio utilizado. De ficción videográfica califica Javier Vadillo a la obra. Realidad de los escenarios habituales, Barrio de Santa Cruz, La Giralda, la Torre del Oro, el Guadalquivir, Triana é irrealidad, dimensión mágica, del volátil discurrir de las personas, de las figuras envueltas en el sueño. Los esquemas tópicos no lo son, conservando su autenticidad, recogidos con ánimo desmitificador. Paisajes urbanos y paisajes humanos a través del lenguaje propio del vídeo. La Expo 92 tiene ya su vídeo.