Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 junio 4988- Revistas Insola Número 497. Abril, 1988. 375 péselas En torno a La Celestina como Floresta de philosophos, de Peter Rusell, és el trabajo que abre el número de ínsula correspondiente a abril y que incluye otros trabajos de Críti- ca e Historia (Amor, verdad, geometría: el enigma de Laura, de Francisco Marios Marín; Espejo, de Jaume; fíoig, de Antonio Carré; Sobre la filosofía del amor en el Siglo de Oro, a propósito de un libro de A. A. Parker; de Cristóbal Cuevas, y El cuento semanal, literatura de gran difusión de Garios Serrano) en el apartado, de Creación y Critica se comentan las últimas novelas de Juan Goytisolo, Las virtudes del pájaro solitario, y de Mariano Antofín Rato, Mar desterrado, por Francisco Carrasquer y Santos Alonso. Sultana Wahnón critica el último premio. de la Crítica, Curso superior de ignorancia, de Miguel d Qrs. ABC ÁBC XV Museo de Sombras EL GENERAL LUIS FARAUDO DE SAINT GERMAEN M Lucanor Número 1. Mayo, 1988. 1.300 pesetas Nace Lucanor en Pamplona, como revista del cuento literario, bajo la dirección de José Luis González y José Luis Martín Nogales y un Consejo asesor prestigioso, dividida en apartados complementarios, de creaciones e investigación. Én este primer número inserta narraciones de Medardo Fraile Ojos, lenguas, espejos de Elena Santiago Penúltima realidad Fánny Buitrago Y sus derrioniós ¿cómo están? Iñaki Ezquerra, Algo de bruja y Paloma Díaz- Mas Me sé todos los cuentos Los trabajos del segundo apartado se titulan El estado actual de la teoría cuentista en lengua castéjlana dé Catharina V. de Vallejo; Breve historia del premio Alas de Esteban Padrós de Palacios; Los cuentos de Pabló Añtonána de José Luis Martín Nogales; Del cuento y sus desenlaces de Juan Paredes Nüñez, y El cuento en la revista Cuadernos dé Agora de José Luis González. República de las Letras Número 21. Abril, 1988 En su número de abril, República de las Letras revista que edita la Asociación Colegial de Escritores, recoge en un monográfico las últimas tendencias literarias de Portugal y España ert el juego dé sus relaciones. Aspectos en torno a Tras la revolución de los claveles y la muerte de Franco se abordan por. J. L. Rodríguez Puértolas, L. Francisco Rebéllo, U. Tavares Rodríguez, J. L. GiménezFrontin y R. Guerra Garrido. Sobre El compromiso político escriben Andrés Sorel, Baptista- Bastos, Joao de Meló y José Luis Sampedro. En torno a El peso de la sociedad rural discurren José Antonio Fortes, Jiménez Lozano y J. M. Caballero Bonald, entre otros. Capítulos importantes son los de Pessoa y la generación del 27 con trabajos de Pilar Vázquez Cuesta, A. Bessa- Luis y Carlos Bousoño, y Cultura ibérica y europea estudiada por Óscar López, José María Merino y Isaac Montero. comalbou y autor de la Bibliografía esE sorprendo a menudo evocando la figura, simpática y desconcerpanyola d ltalia tante, del general Luis Faraudo Sea como fuera, Faraudo sintió desde de Saint Germain, erudito singular y comuy joven un gran amor a la lengua y a leccionista de cerámica, de quien ocupé la antigua literatura de Cataluña; visitó su sillón en la Fteal Academia de Buenas museos y archivos nacionales y euroLetras de Barcejona, diecinueve años peos en la búsqueda de documentación después de su fallecimiento. Era elegany- hombre de gran simpatía y cordialite, alto y rubio. Localicé en el Museo de dad- se hizo amigo de eruditos y biblióLa Enrajolada, de MartoreH, y agracias a filos importantes. Con una gran capacila ayuda inestimable de Isidro Clopas, dad de trabajo y un estudio reflexivo y una de las raras; fotografías del general, profundo alcanzó la acumulación de una que ahora tengo enmarcada en mi desextensa cultura médiévalística, así como pacho, encima de la repisa de la biblioteuna valiosa y rara biblioteca. Desde 1906 ca. Su biografía resulta muy interesante y con el concurso de Ernesto Móliné y y curiosa Brasés e Ignacio de Janer publicó eí Evidentemente fue una personalidad Récull de textés caialans antics que extraordinariai tanto por su densidad hucontinuó después solo desde el volumen mana como por su cultura. Supo conciliar IX al XVIII, este último publicado en en todo lo que hizo y durante toda su 1912. Después, sucesivamente, dio a la vida el antagonismo clásico y famoso en- imprenta numerosos trabajos, de los cuatre las armas y las letras y habría podido les hay que señalar la transcripción y el escribir de las dos la moderna apología. comentario de Les lletres de batalla Para que así fuera no hubiera sido en canviades entre Lluis Comell y Galcerán vano, de un lado, la herencia. espiritual y efe Besora en 1472- 73 (1936) la edición libresca derivada de la línea paterna, que contaba, casi fabulosamente, con un. del Llibre de las medicines particulars versión catalana (s. XI) del texto árabe abuelo oficiaJ de la Marina Pontificia y de Ibn Wafid (1946) Llibre de totes macónsul de Su. Santidad en Barcelona; por neres de confits (tratado cuatrocentista otro lado, por. la línea materna, se podía del arte de la pastelería, 1947) Lapidaencontrar una tradición caballeresca y rio valenciano del siglo XV Tractat de militar, en la que apare un conde de les nuiles (1949) Llunari valencia cuaSaint Germain, teniente general y ministreceñtista (1950) y el Llibre de Sent tro de la Guerra de Luis XVI de Francia. Soví recetario interesantísimo de cociNacido en Barcelona el año 1867 y na catalana medieval que publicó con un con estos antecedentes familiares era estudio y unas notas eruditísimas en el natural que Faraudo de Saint Germain arte de la gastronomía el año 1962. sintiera la noble vocación de las armas e Destacó también Faraudo de Saint ingresara, ajos veinte años, en la AcaGermain cómo un extraordinario traducdemia Militar de Toledo. Su carrera, en el tor de Rabelais, circunstancia que detercomienzo, fue movida y muy novelesca, minó su elección como miembro de la ya que durante la guerra de Cuba y los Société des Études Rabelaisiennes de Estados Unidos, después de participar París. Destacó, asimismo, en el ensayo, arriesgadamente en las operaciones, singularmente interesante, de restauracumplió, por encargo del general Blanco, ción del texto perdido de la Disputado misiones muy comprometidas y misteriode l Ase de Anselm Turmeda; para esta sas en la, isla de Jamaica y en el Canahazaña Faraudo se valió de su impecadá, con situaciones que nos hacen penble buen gusto y de su extraordinario cosar en determinados personajes, aventunocimiento tanto del catalán antiguo reros y j u v e n i l e s de Pío Barója y como del francés de la época, así como también en la figura romántica del genede las traducciones que en esta última ral Ros de Olanó. Más tarde, durante la lengua había de la obra de Turmeda. gran guerra, formó parte de la misión miTambién tradujo Hoffman y Swift- utililitar española que visitó los frentes de zando muchas veces el seudónimo Luis batalla y redactó una valiosa Memoria Deztany- y colaboró en la Revue du para el Estado Mayor Central. Con el Seiziéme sicle 1 en Estudis universitaris grado de teniente coronel lo volvemos a catalans en Bibliografía catalana en encontrar el año 1924 en la Intendencia Correo de las Letras y las Artes y en General del Ministerio del Ejército, hasta el Boletín de la Real Academia de Bueque el año 1929 es destinado, con el nas Letras de Barcelona. grado de coronel, a las islas Canarias. Finalmente el año 1933 es ascendido a Sabemos, por una noticia que publica g e n e r a l Ramón Miquel y Planas, que Faraudo de Saint Germain tenía entre manos imporParalelamente a su carrera militar, Luis tantes trabajos lexicográficos que han Faraudo de Saint Germain fue también quedado inéditos. Valdría la pena investi- y por éste orden- un gran erudito, un gar si realmente existen y si es posible apasionado bibliófilo, un entendido colecsu publicación. Esto constituiría el mejor cionista de cerámica y un refinado gashomenaje de la memoria de un filósofo trónomo. Todas estás vocaciones y afique fue a un tiempo un lato y enamorado ciones revelan un carácter y una tradiartista de la lengua. ción, pero- quizá también la influencia de un gran amigo de la familia: de Eduardo Juan PERUCHO Toda, e l restaurador de Poblet y de Es-