Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Detalle de las cubiertas de cristal de la corrala de Cascorro. A la derecha, vista de la parte nueva desde los soportales de la antigua Arquitectura Rehabilitación de una córrala madrileña M ARIANO Bayón es el único arquitecto español que ya ha sido galardonado tres veces por la Asociación Internacional Europa Nostra, que cada año premia las mejores realizaciones europeas en materia de restauración, rehabilitación y salvación de monumentos, edificios históricoartísticos y parajes naturales de interés ecológico. Estos premios se tramitan en España por la Asociación Hispania Nostra, que forma parte de la federación europea que los concede. De las cinco medallas anuales, raro es el año que España no obtiene alguna, y de los diplomas, son varios los que le son concedidos cada convocatoria. del Rastro. En los dos últimos edificios nombrados intervino como aparejador José Ángel Azañedo. Este último galardón de Europa Nostra es interesante resaltarlo, puesto que lo que se ha recompensado no es un edificio artísticamente importante, sino una muestra peculiar de la arquitectura más modesta de Madrid: de las llamadas popularmente corralas bastantes de las cuales habían podido llegar hasta nuestros días, aunque en estado de conservación la mayor parte de las veces lamentable. El tipismo pintoresco de estas edificaciones estaba también signado por las condiciones de habitabilidad menos deseables, que en algunos casos Los premios a la obra restaura- rozaban lo infrahumano. Viviendas dora de Mariano Bayón comenza- sin los servicios higiénicos privados ron en 1980 con la medalla al Real individuales, sólo colectivos por Coliseo Carlos III de El Escorial, planta, carencia de agua caliente y obra que realizó en colaboración de calefacción, de baños, de ascon el arquitecto José Luis Martín censores y demás elementos conque permitió salvar un bellísimo fortables que hoy se consideran inteatro de Corte amenazado de de- dispensables. Ello, además, unido molición y que desde entonces fun- a estados de ruina en partes vitaciona normalmente. En 1986 vol- les de los edificios. Por fortuna, la vieron a premiar a Bayón, con di- campaña de salvación de estas p l o m a por la r e s t a u r a c i ó n y corralas -que recuerdan la tipoadaptación del edificio situado en logía de la Casa del Carbón granala madrileña plaza de las Cortes dina y de otros establecimiento hopara sede de los grupos parlamen- teleros hispanoárabes- se está lletarios del Congreso de los Diputa- vando a buen término, preservando dos, que se encuentra enfrente. Y para el futuro ejemplares que, sin en 1987, otro diploma vino a reco- ser de tipo monumental, constinocer el acierto de la rehabilitación tuyen elementos populares dentro y ampliación efectuada en el edifi- del recinto madrileño de indudable cio de viviendas humildes situado personalidad. Personalidad y popuen la plaza de Cascorro, número laridad a la que contribuyó, y no 11, al lado de la estatua del héroe poco, el haber sido el escenario de madrileño colocada en la cabecera muchos de los saínetes musicales 24 A B C conocidos con el nombre de el género chico La corrala rehabilitada por Mariano Bayón no es fácil de ver desde la calle, pues queda al fondo de un patio de manzanas al que hay que pasar por el portal de Cascorro, 11. La actuación del arquitecto ha sido doble en este caso: restaurar y consolidar la casa con facha- da a la calle, respetando todas sus características, y creación de una plaza interior con nuevas viviendas, a las que se llega a través del portal de la casa antigua. Las nuevas viviendas repiten la distribución en corredor típica de las corralas los dos bloques de casas tiene las misma altura, igual color gris verdoso e iguales corredores, a los que se abren las puertas de las viviendas formando bandas paralelas a lo largo de las fachadas. La diferencia esencial es que mientras en el edificio antiguo los pies derechos que sostienen los balconescorredores son de madera, en el edificio de nueva planta son metálicos, de tubo de acero pintado. Y mientras las barandillas del edificio viejo son macizas, de obra, en el nuevo han sido resueltas con barrotes metálicos. El punto de unión de los dos edificios se resuelve con un material neutro y diferente: barandillas de vidrio. En otros detalles se observa también la decisión del arquitecto de no querer realizar imitaciones de lo antiguo, sino la voluntad de resolver una obra actual con plena sinceridad de materiales, aunque bien imbuido del carácter que había que continuar en lo nuevo. El resultado: una obra hecha con el acierto de salvar y mejorar lo antiguo, enlazándolo con lo nuevo y logrando que cada parte se complemente y resalte en su carácter específico. En esta obra también ha intervenido el arquitecto José Ramos. Juan RAMÍREZ DE LUCAS JUEVES 26- 5- 88 La edificación rehabilitada ha conservado su carácter