Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 14- 4- E ESPECTÁCULOS ABC 107 Crítica de teatro Pop- rock El realquilado revisión airada y Melodramática, enel Marquina Título: El realquilado Autor: Joe Orton. Versión: Pedro Ciyera. Escenografía: Amadeo Sáns. Dirección: Ángel García Moreno. Intérpretes: Julia Martínez, Miguel Ortiz, Luis Prendes, Pedro Civera. Teatro Marquina. Trece años después del estreno en el teatro Alfil del drama de Orton, El realquilado según unatraducción de Natividad Zaro, García Moreno, que dirigió aquel montaje, la propone de nuevo al olvidadizo público en una nueva versión firmada, ahora, por el actor Pedro Civera. El drama es, realmente, un melodrama, pero se apoya directísimamente en la dolorosa expresión de una realidad: la autobiográfica de Joe Orton, un hombre muy joven, que tras haber ejercido oficios humildes, haber penado en prisión innumerables robos, especialmente de libros, y convivir con un extraño amigo, también homosexual, Kennet Hallivell, había sido muerto a hachazos por éste en una gresca por celos que terminó con la muerte de los dos. Cesada la acción del drama de la dura cantera cíe lo real, de lo vivido, la concatenación de hechos miserables que puede parecer excesiva, suena a verdadera. Cuatro personajes- tres hombres y una mujer- consuman un muestrario de miseria moral, sombrío, falto de ejemplarizad por su propia singularidad. Kath es una débil mental y una ninfómana. Eddie, su hermano, un homosexual arhvista, sin escrúpulos. Sloane; el realquilado, un muchacho bisexual de instintos criminales, forjados en la fragua de la necesidad y la sorda codicia. Kemp, el padre de los dos hermanos, un viejo egoísta, rencoroso, cuyas connotaciones morbosas afloran al hablar de su patrón, asesinado por Sloane. Personajes de unos estratos pervertidos de la sociedad inglesa de los años sesenta, en los que estalla la ira teatral de los Osborne, los Pinter, el propio Orton, que con esta pieza escandalizó y admiró al propio tiempo. Hoy, los sucesos parecen truculentos. La evolución social ofrece con frecuencia en las páginas de sucesos de la Prensa acontecimientos parecidos y aún peores. Sin embargo, la atmósfera melodramática pesa sobre el desarrollo de la pieza. A veces la verdad mostrada en úri escenario parece menos verdad que la de la calle. Desde la primera escena Orton da la medida de Kath. Urge al dramaturgo mostrar desnudamente a sus personajes. Se retratan por sus actos diríase que con urgencia en un cuadro de viva eotidianeidad. Se expresan con leves circunloquios. Se entienden a medias palabras con rapidez porque son seres monstruosamente dominados por el sexo pervertido y por la codicia. El desenlace no lo es. Llegan los dos hermanos aun pacto sórdido, escandaloso, casi contra natura. Orton. sabía por sí mismo; hasta donde podía llevar y le había llevado a él la pasión hiperbolizada de; la sodomía. García Moreno, gran director de actores, Radio Futura comenzó la partida con juego e Alfil r Madrid. Julia Martínez, Pedro Civera y Luis Prendes ha ordenado el ritmo y el tono, a la conveniencia expresiva de Civera. Todo está enfriado, asordado, lavado de énfasis, horro de exclamación y de grito. El horror del suceso más que empalidecido aparece lívido, amoratado. Magnífica actriz Julia Martínez, recarga el acento en la bobéz desaprensiva de Kath, más que en sú libido desordenada. Su dificilísima entrada- segundo acto- desde la alcoba donde su padre yace asesinado, alcanza la medida justa libre del exceso del melodrama. Excelente el tipo creado por Prendes de un viejo arisco, peleón hirsuto y memorioso. Tipo vivo, auténtico. Civera compone con helado rigor el personaje. Lo adentra, lo concentra. El novel Manuel Ortiz ha sido muy ajustado y sin embargo no alcanza la dimensión de sugestivo encanto necesaria. Escenario realista, solo parcialmente utilizado por García Moreno, sin mayores notas. Acertada música prologal y ambiéntadora. El realquilado inicia la revisión de los jóvenes airados del teatro inglés. Una actitud crítica y protestataria que ha sido superada en la calle, no en la escena. Lorenzo LÓPEZ SANCHO Ayer se frísente a la Prensa la pelícuí Matar aíNani Matar al Nani la película realizada por Roberto Bódéifasí sobre los hechos que rodearon la. desaparición, hace cinco años, de Santiago Coréila, fue presentada ayer a la Prensa. Coinchdjó el primer vistazo oficial del filme de Bodegas con el comienzo, en Madrid, de la vista- oral sobre la desaparición de dicho personaje. La producción de Matar al Nani ha corrido a cargo de Blau Films; con guión de Vicenta Escrivá e interpretada entre otros actores por Federic Deban, Chema de Miguel, Eulalia Ramón y Alberto Vidal. (Toda España) ¿Quiere recuperar lo que es suyo? Telefonos (91) 233 23 06 y 07 Líamenos (horas oficina; Si algún problema puede tener Radio Futura es el de ser considerado como mejor. Es una agradable carga, pepo peligrosa. Sobre todo, en un país que carece del menor respeto hacia las figuras y en el cual éstas tienden a perder los bártulos (véase si no el reciente caso del Gran Colega y sus Noches au. tobómbicas por TVE) Es cierto que Radio. Futura parece tener más ajustado sentido de la medida y tal vez por ello haya decidido mostrarse de nuevo en Madrid cobijado en un teatro Alfil que parecía perdido y ahora se. ha recuperado para diferentes actividades, aunque, eso sí, a unos precios poco habituales para este tipo de conciertos. Así, el primer día de esta corta semana, durante la cual Radio Futura se muestra al completo con el recuperado Enrique Sierra en ese local, supuso una especie de reencuentro con algunos de sus más antiguos fanáticos, que al cabo de ocho años comienzan a peinar canas. Había mucho invitado, y el grupo, pensando en que esta especie no acaba de darle mucho al baile, decidió dejar las mesas y sillas que ahora ocupan al completo lo que antes fue patio de butacas. Moderado acierto porque al menos una parte de la asistencia se levantaba compulsivamente en cuanto aparecía una de las canciones más rítmicas del grupo, que son la mayoría. Sólo se agradeció el asiento cuando tocaron Annabel. Lee, una manía amorosa de Santiago Auserón que no parecen compartir ni sus más acérrimos partidarios, aunque se la perdonen. Tal y como está el grupo lo más interesante del concierto consistía en comprobar el funcionamiento del dúo de guitarras que, por una parte, liberan a Santiago de ún instrumento con el que lleva mucho tiempo peleándose y, por otro, implican una concepción algo diferente de la música. ¿Cuál es esta concepción? Por el concierto del martes no puede deducirse más qué algunos apuntes. En apariencia, la música sigue igual, con esos aires entre negroides y latinos que hallaron en el maxi de Semilla negra y luego han continuado en De un país en llamas y La canción de Juan Perro Toda posible evolución debe ser más intuida que razonada, aunque también la intuición se base en el conocimiento. Es así qué las dos guitarras, la de Montarte y ia de Sierra, tiran descaradamente hacia el blues algo más primitivo en el segundo caso y más pasado por la velocidad en el primero. Sobre esta tendencia implícita en su forma de tocar, unida a otras semejantes en él resto del grupo, tal vez acabe construyéndose algo parecido a un blues latino que, en buena medida, es capaz de practicar Pata Negra sin demasiados intelectualismcs, pero con una contundencia envidiable. En fin, todo esto son meras especulaciones, las que puede formularse quien, con el cronista, ha visto y. escuchado a Radio Futura desde que hace siete años encontraron a la Negra Flor en una esquina de la rambla. A un placer presenté se trata de añadir el futuro. José Manuel COSTA