Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J í is i mammammmiiH S T T é Ferreres: Casa Elena Soler (Valencia) Alejandro Soler y March: Casa Vial (Barcelona) Bellido: Iglesia de San Lorenzo (Gijón) Arquitectura Cuatro arquitectos, cuatro ciudades E la responsabilidad que el preferencia de los profesionales de leñas se encuentran: la Casa Cisarquitecto adquiere en la Arquitectura, es importante pue- neros, la Torre de los Lujanes y la cuanto que su obra supone da ser contemplado por todos. casa de al lado, o sea, todo el esque la ciudad tenga un aspecto exLuis Bellido y González (1869- cenográfico conjunto que forma el terno u otro es buena prueba re- 1955) nació en Logroño y estudió entorno de la Plaza de la Villa, alcordar alguna de las urbes más co- Arquitectura en Madrid, obteniendo rededor del Ayuntamiento. Algunas nocidas. No es necesario irse muy el título de arquitecto en 1894. Los de las construcciones de su invenlejos, en nuestro entorno más in- diez primeros años de su vida pro- ción en Madrid fueron: el matadero mediato podemos obtener la com- fesional transcurrieron en Gijón, en y mercado de ganados, el edificio probación: sin Gaudí, Barcelona donde realizó amplia labor cons- Dos Portugueses, en la calle Pelisería menos Barcelona; sin Juan tructiva, con cerca de cuarenta gros, la Escuela Municipal de Ceráde Villanueva y sin Antonio Pala- obras, sobre todo edificios de vi- mica, el convento de las Reparadocios, Madrid sería menos Madrid. Y viendas que dieron a la industriosa ras, en la carretera de Burgos, las sin Aníbal González, lo mejor de la ciudad asturiana su aspecto más casetas para los libreros de la Sevilla actual no sería. característico. Aunque en esta ex- Cuesta Moyano, y varias, TenenEstos mencionados son casos posición Luis Bellido ha sido vincu- cias de Alcaldía. Otras dos impormuy conocidos, pero es indudable lado a Gijón, no hay que olvidar tantes restauraciones fueron la del que existen otros que no son tan que durante muchos años posterio- Hospicio (hoy Museo Municipal) y del dominio público, o bien porque res fue arquitecto municipal de Ma- la del Teatro de la Comedia, al que se trata de ciudades menos divul- drid y que a él se deben obras muy devolvió todo su esplendor desgadas o porque sus arquitectos características, tanto en restaura- pués de un incendio. Por todo lo han pasado más inadvertidos y no ción de edificios antiguos como en cual, a Bellido lo mismo se le ha han trascendido del ámbito local. obras de nueva planta y peculiar vinculado a Gijón que se podría Por todo lo dicho consideramos e s t i l o p r o p i o Entre las hacerlo con Madrid. El murciano Pedro Cerdán muy oportuna la exposición que restauraciones- adaptaciones madri- D con el título Cuatro arquitectos, cuatro ciudades se acaba de inaugurar en las salas de las arquerías de los Nuevos Ministerios, organizada por el MOPU, y que permanecerá abierta al público hasta mediados de marzo. Los arquitectos y las ciudades de ahora son: Luis Bellido y Gijón, Pedro Cerdán y Murcia, Luis Farreres y Valencia, Alejandor Soler y Manresa, agrupados bajo el lema común de Arquitecturas para el inicio de un siglo, que, naturalmente, se refiere al actual siglo XX. No son frecuentes exposiciones retrospectivas de esta clase, y en ello estriba su principal interés: el ir acostumbrando al público que va a las salas de exposiciones a la presencia del quehacer arquitectónico, que aunque siempre será de la JUEVES 11- 2- 88 Cerdán: Pórtico del cementerio de Murcia (1862- 1947) también estudió su carrera en Madrid, obteniendo el título de arquitecto en 1889. También arquitecto municipal, en Murcia construyó gran número de grupos escolares en la región, y edificios de todo género, aunque su nombre queda íntimamente ligado al fabuloso Casino de Murcia capital y al edificio en donde hoy está instalado el Museo Modernista de Novelda (Alicante) ambos suma del eclecticismo y de la mezcla de esti- jg los más apasionante. El discreto arquitecto valenciano Luis Ferreres (1852- 1926) aunque estudió en Madrid y fue ayudante de Francisco Jareño en las obras de la Biblioteca Nacional, la totalidad de sus construcciones las realizó en la zona valenciana. Edificios de viviendas para la burguesía principalmente, que reflejan las modas de los estilos cambiantes imperantes en la época. Alejandro Soler y March (18731949) aunque su abundante obra se desarrolló entre su Barcelona natal y su Manresa adoptiva, con gran diversidad de soluciones, N nuestra preferencia personal se r centra en el haber sido autor del mercado central de Valencia, construido en 1910; seguramente el mercado más alegre, espectacular, original, de toda España, tan acorde con el exuberante carácter valenciano. Es de esperar que el MOPU continúe con este tipo de revisiones y que nos vaya mostrando obras de otros arquitectos ligados a otras ciudades, con semblanzas y catalogaciones que constituyen útiles monografías, como las ahora publicadas. Juan RAMÍREZ DE LUCAS ABC 1 1 3