Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 8- 2- 88 ABC ABC 41 hayan mostrado la reRAS tres años de crecimiento producción esperada, ni gresivo del PIB por la posible pujanza y con una tasa cercana excesiva de la demanal 5 por 100 el último da, sino también por el año, a la cabeza del lado de los costes y, mundo occidental, la sobre todo, porque el economía española ha Por José Emilio CANSECO déficit público constientrado plenamente en La reducción de los tipos de interés en España debe constituir algo más que una mera la fase alcista del ciclo. acción coyuntura! Debe ser una constante para consolidar el crecimiento, corregir las distorIncluso empiezan a no- siones y fomentar la inversión. Asi opina en este artículo el presidente de la Asociación Es- aquí es preciso sutarse los primeros tími- pañola de Ejecutivos de Finanzas y de Inverfinanzas. Señala que el mantenimiento de unos b rayar la profunda dos resultados sobre el tipos de interés tres o cuatro veces más altos que los que practican los países comunitarios preocupación de los empleo. Si a esto aña- es un elemento que va contra la competitividad de los productos y servicios españoles, responsables de las fidimos la reducción de nanzas empresariales, la inflación por debajo canalizada a través de del 5 por 100, la fortaleza de la balanza gloPero de ninguna manera podemos olvidar- a Asociación Española de Ejecutivos de Fibal de pagos y de las reservas exteriores y la nos de los peligros subyacentes La crisis nanzas por el temor de que se vuelva a repemejoría del clima empresarial, no podemos bursátil interna también afectará a la econo- tir la experiencia del pasado año, de brusca extrañarnos de los extraordinarios calificativos mía española. Informes oficiales estiman que, elevación de los tipos de interés, como medio utilizados incluso en el moderado lenguaje de en el peor de los casos, tal reinstrumental de cortar las prela OCDE quite impressive o del Financial percusión supondría una pérdida suntas tensiones inflacionistas. Times rosy forecast Sin embargo, cree de un punto en la tasa de creciContra la inflación mos que son precisas importantes matizaciomiento de la inversión y de dos nes. La reducción de los tipos de décimas en la del consumo priinterés debe ser una constante vado. A la vez, la atonía bursátil para consolidar el crecimiento y afectaría también negativamente La bolsa titubea corregir las distorsiones, debiena la inversión, tanto directamenEn contraposición, la Bolsa española, tras do considerarse como una medite, por las mayores dificultades el crack del pasado octubre, lleva una marda cuasiestructural, independienpara la captación de fondos procha titubeante: en más de tres meses apenas te de la política antiinflacionista. pios, como por las repercusiones ha recuperado el 10 por 100 de lo perdido en Pero es que, además, son bien sicológicas indirectas. Por tanto, unos días. Parece como si se hubieran inverconocidos los perjuicios de la suen ambos casos la principal tido los papeles anteriores. Tras varios años bida coyuntural de los tipos de afectada resulta la inversión. Y de Bolsa alcista y ciclo económico deprimido interés, que afecta a la inversión si, además, se tiene en cuenta la nos encontramos ahora con un ciclo alcista y más que al consumo, hace aualta propensión marginal al conuna Bolsa aletargada. ¿Significará esto una José Emilio Canseco mentar los costes, tiende a incresumo española, propia de países anticipación de un futuro deterioro del ciclo de la A. E. de aún en proceso de desarrollo Presidentede Finanzas y mentar la liquidez del sistema económico? Veamos. Ejecutivos por la atracción de capital espe (que demostró en la práctica la de Inverfinanzas Tanto uno como otro ciclo están afectados culativo extranjero y hasta hace improcedencia de la política de por factores internos y externos, pero de difemás oneroso el servicio de deuda pública. rente forma. La crisis bursátil internacional re- fomento del consumo aplicada en 1986) se La política antiinflacionista debe basarse en deduce la necesidad de que la inversión pripercutirá, sin duda, sobre las economías occilos factores ligados causalmente a la inflavada se convierta en una variable estratégica dentales. Además, en un año electoral será ción, principalmente en los campos de la polídifícil que se tomen decisiones tajantes sobre fundamental en el momento actual. tica de rentas, costes, racionalización y proPero es que, además, la política de fomenlos problemas de la economía americana, lo ductividad. Y sobre todo no olvidar que estos to de la inversión constituye también un factor que dificultará la necesaria coordinación de dos últimos conceptos son también de aplicaesencial para tratar de paliar otro de los prolas políticas económicas. Por ello, aunque ción al sector público, aspecto que no parece blemas subyacentes que comienza a ser prevalece la opinión de que será evitable una considerarse si observamos la exploración preocupante: el déficit comercial. depresión, se considera generalmente que del gasto público corriente e incluso la dupli 1988 será un año de débil crecimiento y atocación del ritmo de crecimiento del consumo nía bursátil en los países occidentales. Mantener la baja estatal en los dos últimos años, así como el Esta evolución ejercería efectos sobre la hecho de que ni la reducción de los precios Por todo esto no podemos menos que coneconomía y Bolsa españolas. La acción direcpetrolíferos ni el importante incremento de la gratularnos de la política de reducción de tita sobre la economía tendría lugar a través presión fiscal (2,3 por 100 en 1987) hayan pos de interés, que hasta ahora parece haber de las exportaciones. No obstante, algunos sido utilizados sustancialmente en la reducafectado principalmente a la intermediación fiestudios muestran que la prevista reducción ción del déficit público. nanciera sin notarse apreciablemente en el del comercio mundial no afectaría a las exportaciones españolas en más de medio pun- crédito bancario. Decíamos en un anterior artículo en estas mismas páginas que tras la to. crisis se hacía más necesaria aún la política Preocupación por el déficit Por el contrario, las Bolsas españolas están mostrando una desmesurada sensibilidad de reducción de tipos de interés. Sin embarNo es fie extrañar que el propio informe de hacia los factores internacionales, olvidándo- go, la reducción del tipo de interés en España se de la buena marcha de la economía. Su debe constituir algo más que una mera ac- la OCDE sobre España muestre su preocupaatonía parece obedecer más a esas razones ción coyuntural. El mantenimiento sostenido ción por los déficit estructurales que dificultan que a una valoración de los peligros econó- durante tanto tiempo de unos tipos básicos el desarrollo saneado y pueden llegar a esmicos subyacentes. No parece tampoco que dé interés que, incluso tras su recorte, más trangular el crecimiento. No se debe olvidar se tengan en cuenta las favorables posicio- que duplican la tasa de inflación y son tres o que en el futuro ya no se contará probablenes comparativas de la economía y Bolsas cuatro veces superiores a sus homólogos co- mente con las anteriores circunstancias interespañolas. La capacidad de tos mercados es- munitarios, los convierte en un elemento cua- nacionales favorables y ya no cabe más repañoles, la mejora de la competitividad y el siestructural, distorsionante de la economía curso que las medidas internas previsoras de esos peligros subyacentes. Sería lamentable potencial de crecimiento hacen que hasta la española, cuya corrección no puede quedar que por no haberse adoptado estas últimas propia OCDE en su último informe semestral al albur de las variaciones coyunturales. se desaprovechara el reconocido potencial de sitúe a España en el máximo nivel de persLas tensiones inflacionistas subyacentes la economía española para la tarea de lograr pectivas de crecimiento de la CEE, y, junto son otro peligro a tener en cuenta. No ¿ó o un crecimiento equilibrado y disminuir el paro. con Japón, de todos los países OCDE. porque algunos componentes del índice no T LA REDUCCIÓN DE LOS TIPOS DE INTERÉS, INDISPENSABLE PARA EL CRECIMIENTO