Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 3- 2- 88 CULTURA A B C 39 Un ensayo inédito de Aron sitúa a Ortega como maestro del pensamiento liberal El ensayista subraya la dimensión precursora del filósofo español París. Juan Pedro Quiñonero La revista Commentaire ha publicado un ensayo inédito de Raymond Aron analizando la obra de José Ortega y Gasset, al que sitúa como fundador del pensamiento español contemporáneo, uno de los grandes maestros del pensamiento liberal europeo, y uno de los patriarcas del proyecto histórico de la construcción europea, al que el gran ensayista francés considera injustamente desconocido en muchas capitales del viejo continente. Commentaire publica en su último número el texto inédito de la conferencia que debía pronunciar Raymond Aron el 6 de mayo de 1983 en el- Instituto Ortega y Gasset de Madrid. En una de las últimas entrevistas que concedió poco antes de morir, Aron me comentaba, melancólicamente, la injusta suerte de Ortega en el seno del pensamiento europeo de nuestro tiempo. Y recuerdo hasta qué punto me impresionó el mea culpa de Aron confesando su propia culpa en ese desconocimiento injusto. En su ensayo inédito hasta hoy, Aron insiste en ese aspecto crucial: el desconocimiento profundo de la obra de Ortega en Francia, Inglaterra y Alemania Federal, los países que Ortega consideraba como dominantes en la escena cultural europea. Aron recuerda, sin embargo, que su primer descubrimiento de Ortega data de los primeros años treinta, en Berlín, a través de una traducción alemana de uno de los ensayos mayores de Ortega. El pensador francés insiste en las dimensiones precursoras de Ortega en varios terrenos capitales: la dimensión estrictamente europea de su proyecto filosófico y moral, la inscripción de su obra en la estela de la revolución democrática (como Aron califica el proceso político parlamentario y los pilares liberales de las grandes democracias industriales avanzadas) y su dimensión continental como pensador de la modernidad española y europea. Raymond Aron subraya su propia mala conciencia a la hora de presentar, comentar y trabajar el legado de Ortega ante la opinión pública francesa e internacional. Aron sitúa a Ortega entre Croce y Pareto, con quienes los emparenta en la aventura espiritual y en la injusticia de una suerte postuma que, desde la óptica aroniana, no está a altura del legado orteguiano. Sin duda, para la tradición orteguiana española, Aron no hace revelaciones mayores: Bien al contrarió: Aron confirma las grandes líneas de las exégesis bien conocidas en España, desde hace años. Sin embargo, el texto inédito de Aron tiene una dimensión mayor. Aron reinicia su lectura juvenil de Ortega poco antes de morir, en el momento de su gloria máxima. Durante muchos años, Aron sufrió de un desconocimiento profundo de su obra, y de sus relaciones conflictivas con su compañero y amigo de la infancia, Jean- Paul Sartre. Poco antes de morir, Aron vuelve a Ortega para rendirle homenaje, para pagar una deuda juvenil. Raymond Aron fue un pensador mucho más influenciado por Max Weber y la gran escuela sociológica alemana, parcialmente alejada del discurso histórico y literario de Ortega. En ese terreno preciso, es difícil saber cómo hubiera evolucionado la obra de Ortega ante el cariz científico (cientifista, más bien) de buena parte de la sociología contemporánea, su oscilación entre el economismo y la tentación estadística. Aron es consciente de esa paradoja aparente, y subraya que, desde su propia óptica, no cabe duda que la tradición orteguiana es Desde la óptica de Raymond Aron, la suerte postuma de Ortega no está a la altura de su legado, decisivo para entender el pensamiento liberal de nuestro tiempo decisiva para entender ias raíces del pensamiento liberal de nuestro tiempo, y como matriz de una escuela de pensamiento indispensable para comprender la historia y el incierto destino de Europa. Que tales reflexiones se hagan desde Francia, intentando auscultar la suerte que aguarda a los pueblos europeos, no deja de dar a este ensayo una dimensión grave y particular. V on el Abono Transportes. Móntate en todo. Tren, Autobús, Metro. Cuando tú quieras y cuantas veces quieras. Más cómodo. Más barato. Y ahora además, el- Abono Transportes va a mantener su precio anterior durante todo el año, y se crean dos nuevos Abonos para ahorrar mucho más: El Abono Joven: Para menores de 18 años, un tercio más barato que el Abono Transportes Normal. Y el Abono Tercera edad: Por sólo 1.000 pts. al mes, para que viajen por todo Madrid las personas de 65 años o más. ¡Móntate en todo! El Consorcio de Transportes de Madrid te lo pone fácil, cómodo y ahora, más barato.