Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE N primer lugar, lo que más llama la atención de Los ochenta son nuestros la obra de Ana Diosdado que se estrenó la otra noche en el Infanta Isabel, es el cartel: me E imagino que Lorenzo López Sancho recordará algún antecedente, pero un servidor no tiene memoria de una función en la que los ocho protagonistas sean ocho jóvenes actores. Entraba uno en el teatro al abrigo (de visón, por cierto) de Amparo Rivelles, y ésta me decía, bromeando: -E n t r e todos no tienen mi edad. Amparo comienza a ensayar el martes La Celestina junto a Jesús Puente, que ha dirigido precisamente la función que nos ocupa. Iñaki Miramón me contaba antes del estreno que tenía mucha fe en la obra, porque tiene el gran atractivo de la juventud, un aire fresco, ilusionado... ¿Y qué te parece como actriz tu compañera en la vida Lydia Bosch? -Creo que Lydia va a ser una actriz importante. Está empezando, está aprendiendo, pero se nota en. seguida en este oficio quién va a poder estar toda la vida en esto y quién no... Lydia va a ser una gran actriz. Creo sinceramente que lo hace muy bien. Siempre reconoce Lydia que tiene que aprender, así como que su físico y su sonrisa han sido muy importantes para darse a conocer. -Muchos espectadores vendrán al Infanta Isabel- me decía Lydia, hablando de la obra- por el morbo de la tele por ver a los personajes que han visto en Media naranja como Iñaki o Amparo Larrañaga, o a los de Sábado noche como Toni Cantó o yo... Es posible, por tanto, que venga a vernos gente los. Me decía Amparo, hablando que habitualmente no va al tea- de él: tro. Y eso siempre es bueno. -N u n c a he estado más a gusto en un escenario con nadie. Y Lydia apuntalaba: Flavia Zarzo tiene los mejores- Creo que su problema precigolpes humorísticos de la obra, los más aplaudidos. Lydia está samente es ser guapo, pero deenamorada de Juan Carlos mostrará que es algo más que Naya, y al final, Amparo Larra- una cara bonita. Los ocho de los ochenta nez, que también se va para allá en febrero; a Pepe Sancho, que va a hacer cine; a Ménica Randall, que sigue viviendo en Barcelona porque los pisos de Madrid están muy caros, según me dice; a Tony Leblanc, todavía con las muletas; a Paola Dominguín, aún sin antojos; a José Coronado, Emilio Laa guna, a Víctor Andrés Catena, a Antonio Giménez- Rico, a Ro- sario, a Mary Paz Pondal, a Juan José Alonso Millán, a Licia Calderón... Después de que la autora, la Diosdado, diera las gracias desde el escenario por esta noche entrañable de teatro el público salía haciendo un unánime comentario: ¡Qué bien están todos... AMILIBIA Pedro, y dos de los protagonistas, sus también hijos Amparo Larrañaga y Luis Merlo: -Estoy mucho más nervioso que si fuera a salir al escenario yo... Carlos tiene por delante una película, algo de televisión y luego proyecta formar compañía para volver a los escenarios; ñaga, que se pasa toda la funpero, eso sí, con su mujer, Ana ción preguntando cómica y trágiDiosdado, como primera actriz y camente a todo el mundo: Por Y si todos estaban muy ner- con una función que ha adaptafavor, ¿quieres hacer el amor viosos antes de que se levanta- do ella misma. Bueno, pues por conmigo? va y se queda con ra el telón, bien podríamos decir el Infanta Isabel vi a Antonio Toni Cantó, cuya presentación que el campeón de los nervios Gala, temiéndose lo peor de teatral había despertado mucho era un veterano que además no este año bisiesto; a Miguel morbo, como siempre sucede tenía que salir a escena: Carlos Bosé, que no cree para nada en con los guaperas a los que en Larrañaga. la mala fama de los años bisiesprincipio no se les atribuyen Es que se daba ia curiosa cir- tos y que se va a los Estados otros valores. Creo sinceramen- cunstancia de que la autora es Unidos a hacer promoción de su te que el Cantó demostró tener- su mujer; el productor, su hijo último elepé a María Jimé- LUNES 18- 1- 88 ABC 109