Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 17- 1- 88- SOCIEDAD -iABC, póg. 97 Una reserva ecológica puede convertirse en el primer cementerio cinco estrellas Proyectan construirlo en un pueblo próximo a Barcelona Castellar del Valles (Barcelona) F. Miquel Sí vivir es caro, más puede llegar a serlo morirse. O si no que se lo pregunten a los promotores del primer cementerio privado que va a construirse en Cataluña. La pequeña población de Castellar del Valiés va a albergar, si la polémica desatada sobre este asunto no ío impide, un cementerio de lujo en el que ser enterrado va a costar setecientas mil pesetas. El lugar elegido para su instalación es una zona de interés ecológico. El camposanto, impulsado por la sociedad Memorial Park, estará situado en una zona boscosa de treinta y cinco hectáreas junto al parque natural de Sant Llorec de Munt. En su interior se instalarán cinco mil sepulturas- que podrán ser ampliadas al doble- parecidas a las existentes en los cementerios de lujo de Estados Unidos. Junto a las tumbas ajardinadas, que no podrán sobresalir más allá del nivel del suelo, se levantará una capilla velatoria habilitada para desarrollar en su interior oficios de diferentes religiones. Contará también con una zona de aparcamiento y otra de servicios. En la construcción del cementerio se invertirán trescientos cincuenta millones de pesetas y quince meses de trabajo. De la gestión del camposanto estará encargada una fundación formada por representantes de la promotora, el Ayuntamiento y aquelíos organismos de carácter público- privado que quieran integrarla. Dicha fundación, que se constituirá con un capital de partida próximo a los mil millones, será la encargada de velar por el buen mantenimiento del cementerio. Además, Memorial Park tiene previsto un presupuesto especial para velar por la seguridad en el recinto. Guardias jurados y cámaras de televisión, instaladas en la valla que envolverá a! camposanto, serán los encargados de la vigilancia. Queremos evitar las desagradables profanaciones de tumbas que se producen de forma frecuente en los cementerios públicos explica Josep Oriol Orteu, uno de los promotores del camposanto. El visto bueno dado al cementerio por el Ayuntamiento de Castellar del Valiés, gobernado por Convergencia i Unió, ha creado la oposición de socialistas y comunistas. La disputa ocasionada entre los grupos presentes en ei consistorio ría levantado gran revuelo entre los veinte mil habitantes de la localidad y la polémica ha hecho que aparezcan por las calles del pueblo pintadas y pancartas contrarias a la instalación del cementerio. Los planes de la promotora han suscitado contrariedad entre la oposición municipal, que teme que la instalación del camposanto convierta a Castellar def Valiés en un pueblo cementerio donde el número de muertos sería superior al de vivos. Los opositores, que han creado una Comisión anticementerio, creen que su realización en una zona calificada de interés ecológico y paisajístico conllevaría especulaciones urbanísticas. Por et contrario, el alcalde de Castellar, Albert Antonell, considera que la instalación del camposanto traerá beneficios económicos para la población y que no supondrá ninguna degradación del entorno. La sociedad promotora se ha comprometido a entregar al Ayuntamiento sesenta millones de pesetas en compensación por la instalación def cementerio y veinticinco mil por cada sepultura que se realice. Los promotores no acaban de entender los motivos de la oposición popular. Josep Oriol Orteu manifestó que el cementerio supondrá la transformación de un bosque abandonado en un parque cuidado y abierto al público y que, por tanto, no repercutirá negativamente S É V Cada ana de las sepultaras costará 700.000 pesetas en la naturaleza de la zona Además aseguran que los entierros en el nuevo cementerio serían más dignos que los actuales porque nunca se tendrán que retirar los restos depositados en la tumba. La realización del cementerio ha despertado el interés de las compañías de seguros, que ven en este proyecto la necesidad de ofrecer unos servicios mejores y más variados a sus asociados. Los promotores creen que la viabilidad del proyecto está asegurada dada la nula competencia que tendrán que padecer. El actual cementerio de Castellar del Valles está saturado y los entierros tienen que realizarse en nichos de varios pisos. El precio de cada uno de ellos gira en torno a las treinta mil pesetas en función a la altura en que estén situados.