Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pag. j 68 LA FIESTA NACIONAL MIÉRCOLES 6- 1- 88 En todo lo alto SIMÓN, EL ENTERRflQR El año comienza con un notición de campeonato. La Diputación de Valencia ha decidido tirar la toalla, dejar la gestión directa de la plaza de toros, y sacar el histórico coso de la calle de Játiva a concurso. El presidente, señor Asunción, habla con la amargura del fracaso. No se atreve a decir que han pegado un monumental petardo. La gente ya no cree en las utopías socialistas, y a la vista está que los dirigentes del partido tampoco. Se les muere el cine, van cuatro gatos al teatro, salvo la excepción de la también excepcional Lina Morgan; pierde dinero el Metro en cantidades ingentes, la reprivatización de Rumasa ha sido una mala locura, la gente se arruina en la Bolsa, los enfermos aguardan meses para poder ser intervenidos quirúrgicamente y hasta en esto de los toros, después de tanto hablar- mucho y mal- de la empresa privada, acaban por poner nada menos que la plaza de Valencia en manos de los mediocres empresarios de siempre, porque ellos no han sabido promocionar, potenciar y demostrar lo bien que se pueden hacer las cosas sin tener que pagar arrendamientos a la propiedad del recinto taurómaco. Y no sólo dejan la plaza al vaivén de un concurso, sino que se toman la ventaja de no sacarlo hasta pasadas las corridas falleras, festejos donde tienen aseguradas las ganancias o por lo menos no meterse en pérdidas. D La feria taurina de la Magdalena de Castellón, que se celebrará del día 6 al 13 del próximo mes de marzo, estará integrada por cinco corridas de toros, dos novilladas y un espectáculo cómico- taurino musical. La empresa Magdalena Toros, S. A. arrendataria del coso taurino castellonense, ha confirmado así las primeras noticias que fueron difundidas por la agencia Efe. Para las corridas de toros la empresa ha comprado reses de las siguientes ganaderías: Flaco servicio ha hecho a la fiesta la Diputación valenciana. Se ha afligido pronto ante las críticas de los que añoran el pésimo trabajo de los empresarios que le precedieron. Van a volver a poner el cebo a los vanidosos, a los rutinarios, a todos aquellos que han demostrado durante años falta de imaginación para llevar adelante un recinto que se encuentra en el mismísimo centro de la ciudad. Fracasaron todos: unos por pretender que la plaza de Valencia fuera una mala sucursal de las Ventas, y otros por pagar unos arrendamientos fabulosos, muy por encima de lo que daba de sí en aquellos momentos ia plaza. Tirar la toalla es un ridículo sin precedentes, una prueba contundente de incapacidad. Equivale a ponerse a los pies de los caballos. Da mucho que pensar eso de que los responsables de un ente autonómico no saben ganarle el dinero a un espectáculo de masas, a un edificio centriquísimo que puede tener una variopinta utilización a lo largo del año; pero todo lo que se les ocurrió como medida de salvación fue ponerlo en manos de los Lozano, para que estos hermanos toledanos, con la mejor voluntad y en calidad de empleados o subalternos de la Diputación, interpretaran a la vez los papeles del puntillero y el de Simón el enterraor ¡Qué pena! Vicente ZABALA Torrestrella (Alvaro Domecq) Jandilla, Los Guateles y las portuguesas Palha y Murteira Grave. En las novilladas, los toros serán de Bemardino Píriz y María del Carmen Camacho. De momento no se ha dicho nada con respecto a los toreros, pero se sabe que el presidente de la empresa, el ex matador de toros Diego Puerta, tiene muy avanzadas las gestiones con toreros de primera fila. Quinientas corridas se celebraron en México en los últimos meses México. Ricardo Colin Terminó 1987 y un periodista taurino de esta capital proclama ufano que en los últimos doce meses se celebraron en plazas mexicanas nada menos que quinientas corridas de toros, agregando el comentario de que ese número superó al de las que se lidiaron en España en el mismo período. Por lo que se refiere a los diestros mexicanos que sumaron un mayor número de actuaciones, terminó a la cabeza Curro Rivera, con sesenta y seis corridas, seguido por Jorge Gutiérrez, Mariano Ramos y Miguel Espinosa Armillita Chico Reaparecieron en 1987 Manolo Martínez y Eloy Cavazos. El primero, para hilvanar fracasos a cambio de muy contados éxitos, y el segundo, para ligar éxitos en cadena en forma impresionante. En la plaza de toros Monumental México, en los primeros meses del año, tras superar muchas pegas de las autoridades municipales, se celebraron siete corridas de toros y el gran triunfador fue el español Curro Duran, que acaparó todos los trofeos en disputa. Tras una amañada consulta popular, se promulgó un nuevo Reglamento Taurino del Distrito Federal que a nadie dejó satisfecho y que se ha aplicado caprichosamente. Con el máximo rigor en el coso monumental y saltándose alegremente a la torera muchos de sus artículos en el recientemente improvisado en el Palacio de los Deportes. En ese antitaurino escenario tuvo un rotundo fracaso económico una serie de siete festejos con el pretexto de celebrar Cien Años de Corridas en México. De los toreros que allí se presentaron triunfaron los españoles Pedro Moya Niño de la Capea los jóvenes Miguel Báez Litri y Rafi Camino, y destacaron los mexicanos Curro Rivera, Eloy Cavazos y Miguel Espinosa Armillita Chico El ganado poco colaboró para el éxito de los toreros, a pesar de proceder de las más prestigiosas ganaderías mexicanas, estando aún en el tapete de la discusión si su deficiente juego pudo atribuirse al hecho de que los encierros se lidiaron con luz artificial. de GALERÍAS