Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Resumen fin de año Las tensiones internas del socialismo español, especialmente las existentes entre el PSOE y la UGT, además de las rivalidades políticas y diferencias de estrategia entre UGT y CC 0 0 d e t e r m i n a b a n en 1987 el fracaso de un proceso de concertación social que el Gobierno había definido como conveniente y que la patronal había c o n s i d e r a d o como aceptable, bien que con la observación de que respecto al AES, la CEOE había concluido la totalidad de los compromisos a que se sometió, mientras que por parte del Gobierno quedaban pendientes de cumplimiento cuestiones tan graves como la suficiente flexibilización de la normativa laboral y la reducción de las cuotas empresariales a la Seguridad Social. En estas condiciones, no ha sido posible que prosperase la concertación social conforme los patrones disponibles del AES; es decir, con la naturaleza tripartita de los compromisos y el alcance global de éstos. Los desacuerdos se venían a formalizar finalmente en la propia disconformidad ugetista con los Presupuestos para 1987, y previamente, en un choque histórico, ante las cámaras de televisión, entre Nicolás Redondo, secretario general de la Unión General de Trabajadores y Carlos Solchaga, ministro de Economía y Hacienda. El punto de distanciamiento de UGT respecto de las posiciones del Gobierno llegó a permitir en un determinado momento que el sindicato socialista pactara, aunque puntualmente, la unidad de acción con Comisiones Obreras. El 22 de marzo, José María Cuevas Salvador fue reelegido presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales para un nuevo periodo de tres años. Cuevas, de cincuenta y un años, había llegado a la cúpula de la organización empresarial el 23 de mayo de 1984, si bien llevaba en la CEOE desde su fundación, en 1977, ocupándose de la Secretaría General. La CEOE es hoy una fuerte asociación, en la que están integradas 120 organizaciones sectoriales de empresarios y 51 territoriales 28 A B C Antonio Gutiérrez, que había sido ya designado delfín de Marcelino Camocho, accedía a la Secretaría General de Comisiones Obreras el 20 de noviembre. La elección de Gutiérrez supuso la victoria de una determinada línea dentro del sindicato, sobre la representada por Julián Ariza. Antonio Gutiérrez pertenece a la nueva generación de sindicalistas españoles; sus formas moderadas esconden, no o b s t a n t e un t a l a n t e negociador c a l i f i c a d o de duro. JUEVES 31- 12- 87