Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 A B C CIENCIA Y FUTURO MIÉRCOLES 30- 12- 87 Un hombre- mono ¿Es posible el hombre mono ¿Hay alguien, algún científico, que haya tratado de producir un humanoide? ¿Qué implicaciones científicas y éticas tiene un experimento de este tipo? En este reportaje se intenta responder a estas preguntas. Para ello, ABC ha entrevistado a tres importantes científicos: el profesor Chiarelli, de la Universidad de Florencia; el profesor Gadda, de la Universidad de Roma, y el profesor Caffarra, de la Universidad de Letrán. Chiarelli es el antropólogo que levantó Hace unos meses, las declaraciones del- profesor Bruhetto Chiarelli, catedrático de Antropología de la Universidad de Florencia, sobre experimentos de fecundación de una chimpancé con semen humano produjeron una fuerte polémica en Italia. El claustro de la Facultad de Ciencias Biológicas de Florencia declaró inaceptables sus manifestaciones, mientras que el director del Instituto de Antropología hizo público un documento manifestando desconcierto e indignación y disociándose de estas manifestaciones. Según el profesor Chiarelli, esta condena se realizó sin darle oportunidad para defenderse, sin haberse informado en profundidad de sus verdaderas afirmaciones. en Italia un gran escándalo con unas declaraciones en las que revelaba la existencia de intentos de fecundación de chimpancés hembra con semen humano. Gadda, un genetista de fama mundial, piensa que es científicamente imposible hacer una hibridación entre hombre y mono. Y que, incluso, en el caso hipotético que se lograse, el híbrido podría producir graves daños a la humanidad. Para Caffarra, un teólogo próximo al Papa, este experimentó supone una enorme pérdida para la civilización. Veinte científicos i ¿Confirma entonces que estos chimpancé. Según las declaracioexperimentos se. realizaron? nes del profesor Moor, esta chim- Se hicieron en un cierto lugar pancé abortó al cabo de un mes un de Estados Unidos. También se pla- feto de un centímetro de longitud. nificaron en otros sitios. Había un Moor no ha querido revelar el nomproyecto general. Yo critiqué este bre del científico que hizo el experimodo de afrontar las realidades de mento, afirmando que esta persona la relación biológica entre él hombre no ha publicado nunca este hecho y los primates, y dije que primero en revistas científicas, pero sí se lo había que preparar a la opinión pú- comunicó personalmente. Otros blica con estudios de tipo genético, veinte científicos están al corriente inmunológicó, etcétera, que reveia- del hecho. sen las estrechas relaciones biológicas entre la especie humana y las de los primates. En efecto, en los últimos años se ha estudiado este campo, y yo, por ejemplo, me he ocupado de cardiología comparada- l a comparación de los cromosomas- Otros se han ocupado de- E n los últimos años, ¿alguien ha intentado hacer una fecundación ¡n vitro de este mismo tipo? -Sí, pero yo espero a que hablen las personas interesadas. Sé que hay experimentos en curso no en Europa occidental, sino en la URSS, donde creo que están ha- Origen del escándalo -Profesor Chiarelli, ¿puede explicarnos el origen de este escándalo? -E l dieciséis de abril de esto año, la Oficina de Patentes del Departamento de Comercio de Estados Unidos, anunció que aceptará las peticiones de patentar nuevas formas de vida animar obtenidas artificialmente por medio de la ingeniería genética. Recibí una carta en la que se me informaba de este asunto, que me hizo reflexionar por las potencialidades que encierra. Porque mediante técnicas de ingeniería genética se están creando ya nuevas líneas animales, cerdos, por ejemplo, seleccionándolos, transformándolos por sus características especiales. Este tipo de intervenciones tienen normalmente una ventaja económica notable. Pero, el abuso de iniciativas puede ser desastroso si se experimenta sobre nuestra especie. Esto ha preocupado mucho y, -pensando en estas posibles consecuencias, hemos reaccionado de diversos modos. Algunos han puesto de relieve los problemas de factibilidad de estas técnicas, otros han subrayado el problema ético que se plantea a nivel de intervención por parte del hombre sobre las estructuras biológicas de base. Yo recordé entonces experimentos realizados en los años sesenta- que yo mismo critiqué- para la producción de híbridos entre hombre y chimpancé. La chimpancé abortó al cabo de un mes un feto de un centímetro de longitud. Experimentos similares se realizan en la Unión Soviética El antropólogo Chiarelli levantó la polémica, al anunciar la existencia de intentos de fecundación de chimpancés hembra con semen humano problemas inmunológicos o genéticos, de los grupos sanguíneos, por ejemplo. Yo simplemente puse de relieve la posibilidad de crear estos híbridos y que estos experimentos habían sido intentados en el pasado. El público ha reaccionado cor sorpresa, pero mis afirmaciones han sido confirmadas por el profesor Moor- Jankowski, de Nueva York. ciendo cosas de este tipo, pero hay que hacer una importante distinción entre investigación científica y aplicación práctica. La investigación es una promoción de conocimientos que nada tiene que ver con las aplicaciones tecnológicas. La investigación debe progresar, mientras que las aplicaciones deben sujetarse a un control ético por parte de los Gobiernos y los científicos. Pongamos, por ejemplo, el desarrollo de los coHubo un aborto nocimientos atómicos. En la década (El profesor Moor, en unas decla- de los cuarenta la escuela de Fermi raciones a un periódico italiano, y los demás físicos que colaboraron confirmó que un hombre mono en el proyecto comprendieron la esfue concebido en los años sesenta tructura más íntima de la materia, el en un laboratorio de California. El desarrollo que la energía de la maexperimento, se realizó por medio teria podía producir, y nadie puede de la fecundación in vitro con se- criticar la adquisición de estos conomen humano en una hembra de cimientos. Pero en mil novecientos cuarenta y cinco se produjo la hecatombe de Hiroshima y Nagasaki. Criticamos las aplicaciones, las decisiones tomadas por los políticos o tecnócratas, que pueden producir daño. La biología actual se encuentra de algún modo en las mismas fronteras de la Física de entonces. Y no queremos que se produzcan situaciones; como las de Hiroshima o Nagasaki. No hay barreras -Desde un punto de vista teórico, ¿piensa que se podría llegar a un híbrido de hombre y mono? -Ciertamente, no hay barreras. Y desde un punto de vista bioético? -Creo que no se debe hacer. A menos que exista una extrema necesidad de tipo cognoscitivo o práctico. Pero hay que justificarlo con claridad. -Por ejemplo, ¿se justificaría la producción de humanoides para trabajos repetitivos, mecánicos? -No, esto son tonterías. ¿Piensa que no se puede hacer o que no se debe hacer? -Que no se debe hacer. ¿Y en cambio, el ejemplo que se da a veces de crear híbridos como reserva de órganos para trasplantes? -El problema de los trasplantes es discutible. Hay un comercio de